ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Este sábado en concierto presentará en el Mella el disco Cubafonía. Foto: Juvenal Balán

Entre lo más notable de la actual escena musical cubana, un nombre se destaca, Daymé Arocena. Este sábado 16, a las 8:30 p.m., la joven vocalista –cuenta solamente con 25 años de edad- asumirá en el teatro Mella su concierto más retador: allí interpretará los temas de un registro discográfico que la ha catapultado a escala internacional, y a la vez, tendrá que validar ante el público que más le interesa, el de su país, las credenciales de una temprana jerarquía artística que merece ser reconocida.

Ser consecuente con una tradición y aportar, sin alardes ni artificios, elementos para su renovación, no es poca cosa en medio de un panorama en el que aparentes novedades maquillan actitudes miméticas que responden más a urgencias comerciales que a arraigadas convicciones estéticas.

Daymé desde el entorno del jazz y la canción y Danay Suárez desde el hip hop han visibilizado en este 2017 las dos más ciertas y promisorias posibilidades de actualización de los códigos de la música popular cubana de proyección vocal. Una con el disco Cubafonía; la otra, mediante Palabras manuales. Ambas producciones fueron respaldadas por sellos extranjeros, lo cual debe llamar la atención de las casas cubanas en cuanto a activar mecanismos capaces de atraer a esos talentos.

La Arocena compuso todos los temas de Cubafonía y pactó alianza con músicos como el contrabajista Gastón Joya, autor de la mayoría de las orquestaciones, y un grupo de excelentes intérpretes jóvenes, ubicados en la vanguardia, que la acompañarán también en el Mella: el pianista Jorge Luis Lagarza, el bajista Rafael Aldama, el baterista Ruly Herrera, el percusionista Yaroldi Abreu, los saxofonistas Yuniet Lombida y Emir Santa Cruz, el trompetista Mayquel González, el trombonista Heikel Trimiño y el guitarrista Rober Luis. Si cito la nómina es porque entre ellos y Daymé se logran afinidades decisivas.

En el disco, y sobre el escenario, el auditorio observará un toma y daca enriquecedor entre el jazz afrocubano, sus fuentes primigenias folclóricas y otras especies cubanas que van desde la rumba hasta el changüí, sin obviar el mambo –donde lo retomaron Chico O’Farrill y Mario Bauzá después de Pérez Prado- y el bolero en sus vertientes filinescas.

Para Daymé, el encuentro con el productor y pinchadiscos británico de origen francés Gilles Peterson, fue providencial en la consolidación de una proyección artística, pero ella, por sí misma, poseía –y posee- todos los ingredientes para ser lo que es: formación académica en el sistema de la enseñanza musical de la Isla –dirección coral-, el sonido del barrio incorporado a su sensibilidad –Lawton, los cantos de la calle y la familia-, poder de asimilación –contactos e intercambios tanto con veteranos como con jóvenes maestros del jazz-, y una ductilidad vocal envidiable, en su breve y macizo cuerpo, la hermosa negrura reluciente de su piel y la sonrisa que nunca pierde.

Ya eso se veía venir con su primer disco, Nueva Era, lanzado en el 2015.

Cubafonía superó la altura de la órbita inicial. Y para no ser menos, su voz está en Oddara, el álbum de la saxofonista canadiense Jacve Bunnet, que con el grupo de muchachas cubanas Maqueque acaba de obtener una nominación a la 60 edición de los Grammy.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dieudome dijo:

1

17 de diciembre de 2017

13:31:45


Muy bien.Lo malo es que las casas discogràficas cubanas estàn "Lost in translation". Ahora no quieren ni difundir la mùsica cubana, que es lo que nos identifica mientras otros en el mundo viven de èsta. Ahora estàn interesados en el difundir Rock, Reggaeton o cualquier otra manifestaciòn en la que Cuba està a la cola del mundo y si alguna vez se deciden por difudir mùsica autòctona lo hacen con grupos que hacen mùsica que ni es bailable, ni popular, ni entendible. Eso es lamentable.

Abel Sánchez dijo:

2

18 de diciembre de 2017

10:28:35


Entre aplausos, sus canciones, con tan solo 25 años de edad, Dayme Arocena es una cantante, compositor, arreglista, etc… Artista de gran talento y con una voz excepcional con mucho carisma y sandunga como bien ella suele decir, su gracia Afrocubana, le da su distinción y la ponen a la altura de Merceditas Valdez, La Lupe, Mayra Caridad Valdés entre otras grandes de la canción afrocubana y del jazz como la cantante afroamericana Nina Simone o la caboverdiana Cesária Évora. Toda una revelación de la música genuinamente cubana. Realmente impresionante, tan pequeña, tan joven y tan grande… Éxito para Dayme Arocena

bcp dijo:

3

19 de diciembre de 2017

09:14:54


No tuve la oportunidad de ir a su concierto. Quisiera leer una crítica especializada sobre como fue el desarrollo del concierto de Daymé Arocena. Simpatizo mucho con ella. Es muy carismática y sencilla. Con unas condiciones vocales excelentes. Me encanta el trabajo que hace acompañada de su banda. Todos muy jóvenes pero muy talentosos. El pianista lo he visto en otros proyectos como acompañando a Silvio Rodríguez, Ivette Cepeda, etc. Seguro fue un éxito rotundo. ¡MUCHAS FELICIDADES!