ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Filio y Silvio, abrazo de canciones. Foto: Soca, Iván

A Cojímar, en el litoral norte del este de La Habana, fue Silvio Rodríguez a ofrecer el concierto número 86 de su gira por los barrios del país, quien convidó para la ocasión al trovador mexicano Alejandro Filio.

Pocas semanas atrás, las bandas del huracán Irma se ensañaron contra esa comunidad costera. Casas destruidas, muros de contención derribados, bienes perdidos. Ninguna persona dañada. Para muchos fue como volver a empezar. Si la recuperación física y material avanza, no  es menos el clima espiritual que la acompaña.

La evidencia estuvo en la respuesta ante la convocatoria del trovador; frente al Torreón de la localidad. De unos cuantos a muchos a medida que se expandió el sonido, atentos y fervorosos a lo que iba aconteciendo.

Filio puso su manera de trovar por delante. Aun cuando su carrera autoral comenzó antes, en los años 90 afirmó su expresión, cercana al propio Silvio y con el oído puesto en interpretar los sentimientos populares sin concesiones a la tontería ni la banalidad.

Para comprobarlo están sus discos, producidos y puestos a consideración del público en circuitos alternativos, entre los que destacan Mujer que camina, Con tus ojos, Canto a los cuatro vientos, Buscando el alma  y Se trata de sentir.

En su bitácora personal no hace tanto escribió: «La vida de cantar, y llevar canciones lo más lejos que se pueda, regala muchas horas en el cielo».

Más cerca que lejos, y a sabiendas de que en este mundo el cielo se toma por asalto, los cojimenses acogieron la ofrenda lírica, de acentos peleadores y rotundos, de Filio, sobre todo por el tema Habrá que creer, por su implicación sentimental con los valores del pueblo cubano.

De Silvio se aprueba todo, los temas conocidos y por conocer, los de siempre y los que ahora mismo abren nuevas posibilidades de entendimiento.

Si El Mayor, El necio y La era está pariendo un corazón se siguen como himnos, las mentes descifran los códigos de las aventuras intelectuales que propone con Viene la cosa o En cuál de estos planetas.

Los músicos que integra al concierto responden con eficacia y calidez: el pianista Jorge Aragón, la flautista Niurka González, el baterista Oliver Valdés, el contrabajista Jorge Reyes y el tecladista y percusionista Emilio Vega.

Detrás, en la tribuna, una bandera cubana ondea. A pocos metros, la efigie de Ernest  Hemingway. A lo mejor alguien pensó, después de la  buena lluvia de canciones, en esta frase del escritor: «Cada día es un nuevo día. Es mejor tener suerte. Pero yo prefiero ser preciso. Luego, cuando venga la suerte, estaré dispuesto».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

cirilo dijo:

1

30 de octubre de 2017

16:11:53


Muchas felicidades Silvio siempre junto a los mas humildes del pueblo te deseo mucha salud y suerte.

Ricardo dijo:

2

30 de octubre de 2017

20:08:48


Silvio y Filio te esperamos pronto aca en Concepcion .Chile.

Ricardo dijo:

3

30 de octubre de 2017

20:09:38


Silvio y Filio te esperamos pronto aca en Concepcion. Chile

Cecilia dijo:

4

31 de octubre de 2017

22:25:41


Silvio Espero pronto vengas a Ecuador!! A La tierra del gran Guayasamin

Carolina Colín Contreras dijo:

5

1 de noviembre de 2017

05:33:38


Que admirable labor, la de usted Maestro Silvio Rodriguez, y verlo junto a mi querido Alejandro Filio, es doble regalo, para mi alma. Ojala los pudiera ver aquí, en mi México, Lindo y..."Herido"