ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

La relación del Lyceum Mozartiano de La Habana con los Encuentros de Jóvenes Pianistas de la capital acaba de alcanzar una nueva cota mediante su contribución a la quinta edición del evento, que transcurre por estos días, y el testimonio en vivo que ofrecerá de ese vínculo cuando su orquesta sinfónica se presente este mes en Estados Unidos junto a Simone Dinnrestein, una de las más relevantes participantes en la historia de las citas.

Bajo la dirección de su titular José Antonio Méndez, la orquesta, que responde al programa docente del Instituto Superior de Arte, aportó la base de una jornada íntegramente dedicada a la pianística mozartiana, en la Basílica Menor de San Francisco.

La taipeiana Chi Ying Hung regaló el Concierto no. 23 en La mayor,  partitura donde se revela el genio del salzburgués para lograr una perfecta conjunción entre las líneas temáticas del solista y el ropaje instrumental.

Inessa Sinkevych, joven israelí de origen ucraniano, ejecutó el Concierto no. 24 en Do menor, tan atractivo o más que el ya mencionado; baste decir que Beethoven lo tuvo en cuenta al escribir sus primeros conciertos para el instrumento.

Aunque la orquesta del ISA cubre un amplio espectro interpretativo, en Mozart encuentra una de sus fortalezas. Tanto es así que la norteamericana Simone Dinnerstein decidió grabar un disco con la agrupación que incluye el Concierto no. 21 en Do mayor y el ya citado Concierto no. 23.

Lo registró en La Habana, comenzó a circular en Estados Unidos el pasado 21 de abril bajo el sello Sony Classical y recibirá un espaldarazo promocional el 13 de junio próximo en Nueva York, ocasión en la que la orquesta habanera  inaugurará, con la Dinnerstein, la temporada Conciertos Naumburg, que desde 1905 se han convertido en una plataforma ideal para la difusión popular de los clásicos, en el Central Park.

La Dinnerstein, nacida en 1972, se formó en la Manhattan School of Music con el profesor cubano Salomón Gadles Mikowsky, y en la Julliard School, bajo la tutela de María Curcio y Peter Serkin.

En el 2007 dio un salto espectacular al grabar las Variaciones Goldberg, de Juan Sebastian Bach y ocupar el número uno en la lista Billboard de álbumes de música de concierto.

Ella ha ofrecido conciertos por Estados Unidos para la Piatigorsky Foundation. En el 2009 fundó Neighborhood Classics, una serie de conciertos abiertos al público en las escuelas públicas de Nueva York. La fundación reúne fondos para los programas de educación musical de estas escuelas.

A lo largo de la actual  temporada, Dinnerstein comenzará una gira de presentación del nuevo concierto para piano y cuerdas escrito para ella por Philip Glass. Además, el próximo otoño llevará a cabo  una gira en colaboración con la coreógrafa Pam Tanowitz, titulada New Work for Goldberg Variations. Este trabajo Oque llega en el décimo aniversario de la aclamada grabación de DinnersteinO se trata de un espectáculo para piano y un sexteto de bailarinas.

Mikowsky la invitó en el 2013 para que lo acompañara en el primer Encuentro de Jóvenes Pianistas de La Habana, proyecto que desde entonces promueve el destacado pedagogo con la anuencia de la Oficina del Historiador de la Ciudad y su titular Eusebio Leal.

Mikowsky le contó a la pianista sobre su niñez en Cuba y las influencias musicales del país. Dinnerstein recuerda:

«Aprendí tantas cosas de Salomón… entre ellas, que la cultura musical no es algo con lo que naces, sino algo que tienes la posibilidad de elegir». Volvió al festival en el 2015, y se unió por primera vez a la Orquesta del Lyceum Mozartiano de La Habana. «Tocaban con gran sensibilidad y belleza, a pesar de que en algunos casos el material no era óptimo. Estaba claro que el sonido que producían venía desde su interior, no solo de los instrumentos».

En el 2016 en el Oratorio San Felipe Neri grabó Mozart in Havana, con la colaboración del laureado productor Adam Abeshouse; «Nunca olvidaré esas largas sesiones nocturnas. Durante el descanso, la orquesta se apiñaba en la cabina de producción para escuchar lo que habían grabado. Los músicos compartían los auriculares. El director, José Antonio Méndez, estaba entre ellos y escuchábamos con intensidad compartida. Querían que la grabación capturara la mejor versión y estaban dispuestos a trabajar el tiempo que fuera necesario para conseguirlo. Y eso, también me recordaba de cuando estudiaba con Salomón hace tantos años».

Las presentaciones conjuntas de la orquesta y Dinnerstein en Estados Unidos se extenderán al Clarice Smith Performing Arts Center en la Universidad de Maryland el 28 de junio en College Park, y al festival del National Orchestral Institute, entre el 25 y el 28.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Marli dijo:

1

6 de junio de 2017

09:57:17


Un buen trabajo para la cultura cubana.