ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Muy pocos programas en la televisión cubana que rompieron los moldes establecidos para promover contenidos alejados de la habitual dinámica del medio, han permanecido en el aire durante tantos años como Cuerda Viva. El espacio cumplió 15 años y a  su directora, Ana María Rabasa,  se le adjudica la hazaña de divulgar propuestas musicales que  desde el underground asomaban la cabeza con timidez en la televisión cubana,  desde el rock, el rap, pasando por la trova y la música electrónica.

No se puede contar la historia de Cuerda Viva sin remitirse a otros espacios que en su día aparecieron como una revelación, entre ellos el recordado Cáscara de mandarina, comandado por un esforzado Juan Manuel Camacho, que definió una etapa en la escena alternativa a pesar de tener una vida demasiado efímera en los difíciles años 90.

Pero, ya lo dijimos, Cuerda Viva ha sabido permanecer y cambió la experiencia de comprender los significados de la obra de grupos tal vez incómodos para algunos o incomprendidos en el ámbito local.

Con la fundación de este programa cambió también en  alguna  medida la visión hacia los artistas y las bandas que no contaban con un espacio para ejercer su derecho a mostrar su obra y a expresar, en toda regla, sus notorias búsquedas, sus inquietudes y los rasgos que lo identificaban como generación. Este programa-puente, surgido en un tiempo atravesado por variables y concepciones diferentes a las que priman entre las jerarquías televisivas del presente, permitió visibilizar a grupos que carecían de voz pública y les dio la posibilidad de ver de qué eran capaces, con un discurso en su momento nada convencional, que retrató el país  que late bajo sus pies.

Existen muchos ejemplos de grupos surgidos  en Cuerda Viva con una propuesta transgresora aunque después, valorando sus posibilidades de triunfo,  fueron cambiando su sonoridad y su proyección para conquistar la popularidad y las oportunidades que conlleva, como es el caso de Qva Libre, por solo mencionar un ejemplo.  Lo importante, en este sentido,  descansa en el hecho de la apertura, de las oportunidades que ofreció (y ofrece)  a grupos como los mencionados o a otros que han mantenido  a lo largo de estos 15 años sus principios fundacionales y, por lo tanto,  permanecen en el underground local.

El programa ha variado en los últimos tiempos y acogió en su núcleo propuestas como el reguetón, la bachata y otros géneros cultivados por algunos grupos jóvenes que han querido subirse a la marea de moda, una transición que ha provocado con razón críticas hacia el programa. Pero el espacio, para ser justos, mantiene su base con bastante coherencia y  sigue abrigando bandas y artistas que prácticamente no tienen otro lugar para defender su obra.  

Cuerda Viva, para decirlo con todas las letras, es uno de los espacios más valiosos de la televisión cubana, aunque la fecha  y la hora  de su transmisión han variado hasta confundir a sus espectadores habituales y provocar que una buena parte de ellos, debido a esta transición, se bajaran de la tribuna de los seguidores habituales del programa que buscan las tendencias más novedosas del rock, la trova, el jazz  o el rap  en Cuba.

Ana María Rabasa y su equipo no tienen, por fortuna para los grupos invisibilizados en los medios, la  intención de abandonar el programa. Este colectivo, como acaba de demostrar con las galas de celebración por sus 15 años, está dispuesto a mantener la promoción de la música nacida en el underground cubano y,  por qué no, de toda la buena música de la Isla.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Adrian Fuentes dijo:

1

17 de mayo de 2017

12:11:14


Quizás lo más acertado que tenga esta nota periodística sea su primera oración, hablando de una realidad que supera al propio espacio televisivo. “Cuerda Viva” hace mucho dejó de ser aquel espacio que proponía algo diferente. En otra televisora del mundo habría culminado su puesta al aire, estoy seguro de ello. Defender los valores para los que se gestó este proyecto hace 15 años no significa que debemos de defender lo mal hecho. “Cuerda Viva” irrumpió de manera grata en la vida cultural cubana hace 15 años (“Un programa chiquito así….”); hoy apuesta por más de lo mismo que poco aporta a un espacio televisivo del cual se espera mucho más de lo que nos muestra. (Siempre pasa lo mismo en nuestra Televisión, queremos preservar las cosas por lo que fueron y no las valoramos con objetividad por lo que son.) No es el espacio para debatir cuales son sus errores, esos se pueden valorar en cada emisión del programa y en sus galas con sonido grabado. Algunos de sus aciertos, de manera bondadosa, se pueden leer en la nota. En mi opinión deberíamos repensar todo el espacio o crear un nuevo espacio con los mismos objetivos pero que refresque los esquemas que llevan impuestos por más de una década. Por mucho interés que se tenga en promover la “música alternativa”, si no captas la atención del público de nada sirve amig@s. De cualquier manera felicito a su directora por los años felices del espacio, que motivó a muchos (en los cuales me incluyo) a encender los televisores.

Ramón Luis dijo:

2

17 de mayo de 2017

13:32:52


Lo que es una verguenza para la televisión y para los demas que tienen que ver con la musica que hace como 15 años desapareció "Mi salsa entre musicos" y nuestra musica popular se quedó sin un programa que la promosionara de esa indole, con esto no demerito el trabajo de cuerda viva, per no puede ser que otros generos tengan un espacio como este en un horario estelar y nuestras raices culturales se esten perdiendo en el clamor de las nuevas generaciones por carecer de vias para ponerla en el lugar que le corresponde y nadie le presta atención a esto, exepto el Gran Paulo FG con su "Sonando en Cuba".

Adrian Fuentes dijo:

3

18 de mayo de 2017

12:27:45


Ha muerto un amigo de Cuba; una de las más grande voces de todos los tiempos del Rock… muy lamentable. Espero pronto leer algo sobre él en Granma y que algún bicitaxi de esta ciudad rinda homenaje.

Jonas dijo:

4

24 de mayo de 2017

09:29:52


El programa en sus inicios me gustaba, pues era más selectivo, ahora realmente me atormentan las letras de canciones, que en ocasiones no tienen sentido ni cultivan nada, es una lástima, a Cuerda Viva…le falta un toque poético, que solo los trovadores pueden dar, no pierdan la esencia, cultiven más la trova, esos jóvenes que hoy están por todas las provincias defendiendo el legado de Sindo,Silvio y Pabro, revisen e inviten a estos muchachos de Guantánamo, Holguín y La Tunas… son trovadores noveles con potencialidades, tuve la oportunidad de verlos en la Canción al padre en la provincia de Granma, junto a Tony Ávila,,,, son espectaculares… Que Vivan las cuerdas, pero que continúen VIVAS..