ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Daniel Pinilla (izquierda) junto a Jesús David Curbelo durante la presentación en La Cabaña. Foto: Cortesía del entrevistado

Conocimos a Daniel Pinilla mientras presentaba en La Cabaña, durante la 26 Feria Internacional del Libro de La Habana, la última edición de Diario de un poeta recién cazado, novela taimada, escrita por Jesús David Curbelo.

Diario…, junto a medio centenar de títulos (narrativa, poesía, ensayo, teatro, ciencia ficción y humor), forma parte del catálogo de una editorial que, por primera vez, se exhibía en una Feria del Libro en la Isla.

Pinilla, escritor, periodista y editor español, es la cabeza de este proyecto que, bajo el nombre de Guantanamera, tiene a bien publicar —exclusivamente— a autores cubanos.

Sobre lo sugestivo de esta casa editorial radicada en España, conversamos con él…

—¿Cómo surgió el proyecto de crear una editorial para publicar autores cubanos?

—Enrique Parrilla, director de la Casa Editora sevillana Lantia, llevaba años queriendo abrir una línea editorial para autores cubanos. Él había percibido que la calidad literaria que venía de la Isla era extraordinaria, pero sin contactos aquí era prácticamente imposible echar a andar el proyecto. El destino quiso que su empresa publicase uno de mis primeros libros y nos conocimos.

«Mi percepción del nivel literario cubano durante el viaje corroboró absolutamente la impresión de Enrique. El entusiasmo se propagó dentro de la Casa y, aunque yo sea la cabeza visible, todos lo han hecho suyo».

—¿A qué debe su nombre la editorial? ¿Por qué Guantanamera?

—Es un homenaje a José Martí y a The Sandpipers, un trío norteamericano que popularizó esta canción, en la década de los 60, utilizando los Versos Sencillos.

«Nos encontramos ante un nuevo movimiento que pretende llevar la literatura cubana a todo el mundo, y creemos que el título de la canción que hizo universal a Cuba con las letras de su Apóstol deja claro desde el principio quiénes somos y cuál es nuestra esencia».

—¿Cuáles son los objetivos del proyecto y su línea editorial?

—Aportar luz a esa generación de autores cubanos que, quizá, ha permanecido invisible para el gran público internacional durante los últimos años y que, sin embargo, escribe maravillosamente.

—¿Cómo es el proceso de selección de los autores?

—Al principio en persona y uno a uno. Afortunadamente, tras nuestra puesta de largo en la Feria del Libro de La Habana del pasado febrero, nos llegaron disímiles propuestas sin necesidad de ser proactivos en la búsqueda.

«Ya se sabe que el cubano es solidario por definición, y el «boca a boca» se ha instalado en la comunidad autora en relación con la ventana que tratamos de abrir.»

—¿Cómo se estableció el vínculo de trabajo con las instituciones literarias de la Isla? ¿Existe un trabajo bilateral?

—Muchos de los autores que publican con nosotros pertenecen a esas instituciones e incluso ocupan puestos dirigentes, así que la permeabilidad es constante. Al final, a todos nos interesa promover la buena literatura.

—¿Cuántos libros y autores integran su catálogo hasta la fecha?

—Estamos en torno al medio centenar de obras producidas, otro medio centenar en producción y unas 25 en estudio de valoración.

—¿En qué espacios los lectores cubanos pueden adquirir estos textos y en qué otros países se comercializan?

—De momento estamos exportando los libros en diferentes canales de comercialización, de forma que se puedan adquirir bajo demanda y en formato electrónico. Nuestro siguiente objetivo es generar demanda para el catálogo que estamos conformando; por este motivo vamos a acudir a las ferias más interesantes del sector para que todo el que tenga algo que decir en este mundillo sepa que en Guantanamera puede encontrar lo que se está escribiendo en Cuba, en todos los géneros y estilos.

«Nuestro músculo debe ser asociar la marca de Cuba con libros editados con esmero y cariño. Están siendo introducidos en todos los canales comerciales españoles, europeos y americanos. Desde Amazon hasta librerías independientes, poco a poco el catálogo está ganando visibilidad».

—Su visión general de la literatura cubana

—Mucho nivel. Cuba es un caso aparte para tantas cuestiones, que no iba a serlo menos para la literatura. Partimos de la base de que solo los lectores son capaces de apreciar los libros y mutar a escritores. Pues bien, en Cuba no existen (por ahora) como en otros países tantas distracciones con dispositivos móviles enganchados a internet las 24 horas y se da el hecho de que los libros son asequibles por estar subvencionados.

«Esto produce una gran cantera de lectores-autores que han aprendido a contar lo que quieren de una forma muy personal, sin apetencia monetaria o comercial. Es una especie de desahogo espiritual que merece ser conocido en el resto del mundo. En eso estamos».

—A nivel mundial, ¿cree que los índices de lectura han disminuido?, ¿a qué causas lo atribuye?

—Lo políticamente correcto es decir que el público siempre tiene razón, pero lo cierto es que hemos llegado a un punto donde casi se presume del propio desconocimiento e incultura.

«El actual sistema no premia a los que más aportan a la sociedad y desgraciadamente mucha gente funciona al plazo corto, sin medir lo que le suma y hace crecer como persona. Se va al ruido y no al fondo. Traducción: los índices de lectura globalmente son para llorar. Vamos a ver si Guantanamera ayuda a revertir algo la situación. Cuba tiene gancho... ¿por qué no?».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

rogerdv dijo:

1

21 de abril de 2017

11:50:45


En efecto, el trabajo de edición es muy bueno y los libros tienen una calidad excelente. Ojalá los que se hacen en Cuba pudieran alcanzar ese nivel.

Alejandro Huerta Sánchez dijo:

2

23 de abril de 2017

17:53:43


Gracias Daniel por hacer de Guantanamera el cielo de nuestros sueños. Gracias por valorar y aceptar mi libro. Hoy, gracias a ustedes un autor de 18 años puede ver su sueño hecho realidad. Y como dicen en España sois unos bestiales tío.