ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Cien años después de su muerte en Hamburgo el 15 de enero de 1917, la obra del compositor trinitario José Manuel Lico Jiménez cobra nuevos fulgores y se instala por derecho propio en un lugar destacado en la trama histórica de la música cubana.

Una prueba de ello se tuvo en la velada conmemorativa promovida por el Museo Nacional de la Danza, a la que asistió la prima ballerina assoluta Alicia Alonso.

En la presentación del homenaje, Pedro Simón, director de la institución, re­saltó cómo se han ido rescatando los valores de Lico a partir de la difusión de sus piezas vocales e instrumentales.

Un momento significativo de esa recuperación aconteció en el 2010 con el estreno del pas de deux La noche del eclipse.

A la hora de seleccionar la música que debía sustentar la coreografía evocadora del encuentro a fines del siglo XIX entre los jóvenes poetas y patriotas Juana Borrero y Carlos Pío Uhrbach, Alicia Alonso halló en el Estudio sinfónico, de Lico Jiménez, la banda sonora ideal.

La musicóloga Ana Casanova y el compositor Juan Piñera abordaron respectivamente la trayectoria y las contribuciones estéticas de un creador que, luego de formarse en Alemania y París se vio conminado a regresar a Europa ante el racismo imperante en la sociedad colonial como secuela de la esclavitud.

El pianista Ulises Hernández anunció la próxima circulación de un álbum, producido por él para el sello Colibrí, con música del compositor, interpretada por Ana Gabriela Fernández.

Al término de la velada, en la que se develó un retrato del compositor realizado por el pintor Jesús Lara, cinco canciones suyas, excelentemente interpretadas por la soprano Johana Simón, confirmaron la convicción conque Jiménez trabajó el lied a la altura de los más calificados autores románticos de su época.

En cuanto a sus obras para piano, dos de ellas escuchadas mediante muy atinadas ejecuciones de Fran Paredes, de­jaron entrever un discurso correspondiente a la fama cosechada por Jiménez como concertista.

El Museo Nacional de la Música aportó a la conmemoración un ejemplar de la edición príncipe del Vals caprice.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Raul de la Fe dijo:

1

17 de enero de 2017

12:31:06


Oye, quiten esa foto, que pertenece a Felo Bergaza. Aqui tgienen una fgoto de Lico http://www.cubarte.cult.cu/es/article/47841