ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Venko Kanev. Foto: Archivo de Juventud Rebelde

El hispanista Venko Kanev compartió con sus colegas en La Habana un libro y una carta: la edición búlgara de Cien horas con Fidel y la epístola que le remitió el líder de la Revolución Cubana.

«Este es el mejor regalo de mi vida», expresó el académico búlgaro. «Cuando ha­ce poco llegó a mis manos, por mediación de la Embajada de Cuba en Sofía, la carta, de puño y letra, escrita y firmada por Fidel Castro, supe que muchas de las tareas que he emprendido cobraban sentido».

Kanev viajó esta semana a Cuba para participar en el coloquio internacional Pen­samientos en La Habana a 50 años de Pa­radiso, que celebró el medio siglo de andadura de la monumental novela de José Lezama Lima.

Luego de recibir en el Museo de Artes Decorativas, junto a otros destacados estudiosos extranjeros y cubanos de la obra del fundador del grupo Orígenes, la moneda conmemorativa del centenario del autor, emitida por el Instituto Cubano del Libro, Kanev mostró un ejemplar de la traducción búlgara de  la extensa entrevista realizada por Ignacio Ramonet a Fidel y comentó cómo la obra resulta imprescindible para conocer el pensamiento fidelista y el proceso de formación de un carácter.

«Para mí fue una sorpresa —acotó— tener de vuelta un ejemplar del libro, sobre el que trabajé un lustro atrás en compañía de otros cinco traductores, firmado por Fidel. Y mucho más sorprendente fue leer las líneas que generosamente me remitió en una carta donde recuerda y saluda a los primeros búlgaros que aprendieron la lengua española y la cultura cubana aquí, en los años inmediatamente posteriores  al triunfo revolucionario. Es lo que yo califico como un entrañable gesto de sensibilidad».

Mientras alterna la cátedra universitaria entre Sofía, París y Rouen, Kanev se desempeña como editor de la versión búlgara de la revista Le Monde Diplomatique, traduce obras literarias latinoamericanas y escribe artículos y ensayos sobre escritores de nuestra región.

A Lezama Lima ha dedicado parte de sus estudios. Este viernes cerró el ciclo de conferencias del coloquio con una comunicación titulada Una lectura tardía, en la que opta por asumir Paradiso con los ojos del lector del siglo XXI en el contexto de un  mundo trastornado y turbulento, y disfrutarla al margen de la llamada literatura posmoderna.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

victor ramos dijo:

1

19 de noviembre de 2016

13:38:09


estremecedor, en momentos en que algunos buscan lo material.

Rigoberto Taboada dijo:

2

19 de noviembre de 2016

22:59:38


Como de costumbre, Pedro de la Hoz siempre nos regala un buen artículo conjugando el coloquio dedicado al gran Lezama con una arista de alto valor como es la impronta de Fidel Castro en la labor académica de un intelectual búlgaro de talla extra.