ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Eusebio Leal (a la izquierda) y Francisco Rey Alfonso intervinieron en la presentación del libro, en acto al que asistió Alicia Alonso. Foto: Alexis Rodríguez

«Ella es el más importante acontecimiento que ha ocurrido aquí; todo otro nombre queda eclipsado», ex­presó Eusebio Leal al presentar el li­bro Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso: trayectoria de un edificio, del ensayista e investigador Fran­cisco Rey Al­fonso, en la sede de la institución, y saludar la presencia en el acto de quien es una leyenda de la danza mundial y figura imprescindible de la cultura cubana.

El volumen, coeditado por el Fon­do Cu­bano de Bienes Culturales y el Consejo Na­cional de las Artes Escé­nicas con el apoyo de la agencia suiza Cosudey de Selvi Editores, constituye el más fiel y acucioso reflejo de los avatares de un teatro que rivaliza en belleza y jerarquía con coliseos similares en otras latitudes.

Sometido a un riguroso proceso de restauración que resaltó su esplendor original, actualizó sus requerimientos técnicos y restructuró funcionalmente sus espacios, al ser reinaugurado el primer día del año en curso e incorporar a su nombre el de Alicia Alonso, dio testimonio de la prioridad que el Es­tado socialista concede a la cultura y de la altísima consideración ha­cia el arte y el compromiso con su pueblo de la fundadora de la Es­cuela Cu­bana de Ballet.

Las páginas del libro, sostenidas sobre la  base de una minuciosa documentación y el aliento de la pasión de su escritura, recorren los momentos que antecedieron a la apertura del teatro Tacón en 1838, las sucesivas reformas a las que fue sometido durante el siglo XIX, los negocios en torno a su propiedad, su remodelación e inserción dentro del palacio del Centro Gallego, la reapertura de 1915, su decadencia en la última etapa de la república neocolonial, y su relanzamiento como institución cultural de primer orden tras el triunfo revolucionario.

Rey Alfonso recordó cómo la propia Alicia y Pedro Simón, director del Museo Nacional de la Danza, le en­cargaron hace tres décadas la misión de investigar la historia del edificio, cuyo primer fruto fue una cronología mínima publicada en 1988.

Residente en Jaruco, el investigador recibió numerosas llamadas de consulta por par­te del equipo encargado de la más reciente restauración, hasta que un día dijo: «Mu­chas de las cosas que preguntan están en un libro inédito que terminé tiempo atrás». Fue entonces que surgió la idea de editarlo.

«Pero esta es solo la historia del edificio, apenas una tercera parte de la investigación», precisó. «Ahora falta ponerle vida al arte que por aquí ha pasado».

El escritor ha completado la historia de los acontecimientos políticos, sociales y cul­turales acaecidos en el teatro, una mo­nografía acerca de la actividad cinematográfica en la institución y un estudio aproximativo sobre la presencia del arte lírico mu­sical, materiales que esperan por su pu­blicación.

La presentación del libro, a la que asistió Miguel Barnet, presidente de la Uneac, fue coronada por las contribuciones artísticas de la soprano Milagros de los Ángeles, un conjunto de cámara dirigido por el maestro Giovanni Duarte y la bailarina Irene Ro­drí­guez acompañada por jóvenes talentos de su compañía.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Andrachi dijo:

1

30 de septiembre de 2016

12:35:07


El evento se mereció el honor de contar con las dos grandes figuras de la cultura cubana hoy, nuestra gran Alicia Alonso y el brillante Eusebio Leal. Un gran libro cuya publicación todos agradecemos.

Maria Teresa Vera dijo:

2

4 de octubre de 2016

16:07:00


No tengo el gusto de conocer al autor del libro, pero me gustaría poder comprar y leer esta obra de Francisco Rey Alfonso quien poco a poco, pero con mucha constancia y rigor, ha llegado a establecerse como uno de los más serios investigadores de la historia cultural cubana de los últimos cincuenta años. Me han comentado tiene terminado una soberbia investigación sobre Pávolva en Cuba, ojalá publicaran pronto este libro que debe ser otro tesoro salido de sus manos. ¡Felicidades señor Rey!