ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La doctora y promotora cultural Mónica Álvarez Mesa, al centro, junto con la artista de la plástica Teresita Gómez Vallejo y el periodista Fernando Rodríguez Sosa. Foto: Jorge Luis González

A quienes frecuentan el mundo cultural habanero les resulta familiar la presencia en él de una mujer cuya profesión no es  precisamente el arte. Los que no la conocen pueden pensar, a juzgar por las personas con las que se codea, que se trata de una escritora o poeta, o de alguna funcionaria del Ministerio de Cu­l­tura; pero lo cierto es que la doctora Mónica Álvarez Mesa, profesora au­xiliar y consultante de la Fa­cultad de Ciencias Médicas Calixto García de La Habana, y jefa de los servicios de Dermatología de esa institución, no necesita para integrarse al gremio aquellos oficios.

Una fuerte vocación cultural cons­tituye uno de los resortes que mantienen en una fructífera actividad a esta personita que  se entrega con idéntica pasión a la Medicina y al arte y que resultó ser la invitada a la tertulia Palabras en La Caribeña, que conduce el periodista Fernando Rodríguez Sosa y tiene como anfitriona a la escritora y artista de la plástica Teresita Gómez Vallejo en la galería café de Obispo 408, en La Ha­bana Vieja.

El conductor la presentó como médico especialista de 1er. y 2do. gra­­dos en Dermatología, y como coordinadora desde 1994 del trabajo cultural comunitario de la Uneac y también de un proyecto cul­tural co­mu­nitario en el hospital universitario Ca­lixto García, para tocar puntualmente en un bre­ve tiempo las principales coordenadas  por las que va dejando su huella la entrañable ho­menajeada.

“Siempre quise ser periodista o desempeñarme en algo que tuviera que ver con el cine, pero mi ma­dre estaba obsesionada con que estudiara Me­di­cina”, explicó Mónica pa­­ra decirnos también que consiguió, siendo muy jovencita, escribir  un guion cinematográfico que le hi­zo llegar a Santiago Álvarez, quien hallándolo bueno preguntó por la persona que lo financiaría.  Mónica comprendió que lo mejor era cumplir con los sueños de su mamá.

Hacerse médico no la alejó de su primera vocación y de la mano de la reconocida promotora cultural Nisia Agüero, presente en la tertulia, llegó a frecuentar espacios íntimos organizados en su casa donde pudo la joven estudiante entablar amistad con artistas y participar de encuentros semanales que forjaron su universo cultural.

Entre sus preceptos favoritos Mó­nica defiende el que plantea que “el médico que solo sabe de medicina ni de medicina sabe”, motivo por el cual sigue ha­llando hoy espacio pa­ra organizar en la galería José Vi­dal Yebra, en la biblioteca del hospital donde trabaja, exposiciones individuales y colectivas de importantes artistas de la plástica, que ya rondan las 40, en su condición de  coordinadora del Proyecto que dirige en ese centro asistencial.

En un aparte recuerda su labor co­mo promotora asociada al Fes­tival Boleros de Oro y su trabajo co­mo asesora de documentales y de directora, junto con  Arístides Pu­mariega, del titulado El bolero en el cine. Pero hay una referencia insoslayable en la faena artística de Mó­nica, el premio Mariposa, que ella misma creó hace ya 30 años y que entrega anualmente, en materia de diploma y una placa de cerámica, diseñada por un artista de la plástica, a múltiples personalidades que se destacan en distintos ámbitos  so­ciales.

Entre esas personalidades que la han  acompañado en sus propósi­tos no puede dejar de mencionar a la poe­ta Nancy Morejón y a Abel Prie­to,  con quien comparte hace mu­chos años sueños y probada amis­tad. A la pregunta de la relación que pudiera guardar la dermatología con el arte responde: “Nin­guna, co­mo no sea que en sentido inverso algunos ven arte en las autoagresiones a la piel que estoy combatiendo en una enérgica cruzada”.

Casi al cerrar, Teresita le señala ese desvelo por agasajar a los otros, por hacer que la obra ajena al­cance el reconocimiento y la visibilidad, por proponerse que el arte llegue a la gente…

Mónica sonríe y habla  de su pa­sión por orga­nizar eventos, exposiciones, actividades en lo que se considera triunfadora. “Me hace feliz hacer estas co­­sas”. ¿Promotora que ejerce la medicina o al re­vés?, le preguntan: “Soy una médico que ama el arte. Así me parece mejor”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Fernanda dijo:

1

8 de junio de 2015

17:48:42


Eres una persona muy especial Me alegro´ mucho´el articulo Felicidades en nombre de la vieja guardia