ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Entre las múltiples tareas que los escritores y artistas agrupados en la Uneac han asumido a partir de su compromiso ético y cívico, la lucha contra el racismo y la discriminación racial ocupa un lugar debidamente jerarquizado por la importancia de un tema vinculado a la irrenunciable aspiración de lograr una sociedad más justa y plena.

Si bien la Revolución triunfante en 1959 quebró las bases institucionales del racismo —ideología cultivada y enraizada como parte de la hegemonía capitalista precedente, desde los tiempos de la esclavitud en la etapa colonial hasta los de la república mu­tilada de las primeras seis décadas del siglo XX—, en determinadas prácticas y percepciones cotidianas persisten y hasta se reproducen actitudes, prejuicios y valoraciones discriminatorias que deben ser superados.

A ello se refirió Fidel en un fecundo diálogo sostenido con los creadores durante el VI Congreso de la Uneac en 1998, en el cual hizo énfasis en la necesidad de trabajar tanto por la erradicación de las bases objetivas de tales manifestaciones —las desventajas históricamente padecidas por los negros y mestizos— co­mo por cultivar una subjetividad li­bre de atavismos.

En el VII Congreso de la organización de los escritores y artistas en el 2008, el ensayista Fer­nan­do Mar­tí­nez Heredia expresó: “El racismo hoy, con todo y sus antiguas raíces, es­tá li­ga­do a los efectos que ha tenido la crisis reciente sobre los grupos me­nos fa­vorecidos de nuestra sociedad; pe­ro también a las necesidades ideológicas de los que aspiran a un regreso mediato al capitalismo, porque el ra­cismo es una naturalización de la desigualdad entre las personas al or­den social. La lucha por la profundización del socialismo en Cuba está obligada a ser an­tirracista.”

Justo como una contribución a esa lucha, desde hace un lustro que­dó instalada de manera permanente en el seno de la Uneac y por iniciativa personal de su presidente, el poeta y etnólogo Miguel Barnet, la Comisión José Antonio Aponte, la cual promueve desde una perspectiva integral acciones sistémicas, diferenciadas y participativas, que to­man en cuenta los diversos aspectos económicos, po­líticos, culturales, so­ciales, educacionales, jurídicos y me­diáticos que inciden en la complejidad del problema. Desde su primer momento la Comisión quedó integrada por historiadores, investigadores, escritores, sociólogos, psicólogos, antropólogos, poe­­tas, periodistas, ci­neastas, artistas y otros activistas.

El presidente de la comisión es el escritor He­riberto Feraudy, con experiencia diplomática y au­tor de títulos relacionados con las huellas africanas en la cultura nacional.

“Nuestra labor —explica— se co­rresponde con los preceptos de uno de los objetivos aprobados por la Pri­mera Conferencia Nacional del Par­tido, que puntualiza el enfrentamiento a los prejuicios y conductas discriminatorias que atentan contra la unidad nacional y limitan el ejercicio de los derechos de las personas. Lo ha­cemos desde una vocación propositiva y coordinada con otras instituciones estatales, académicas, culturales y de la sociedad civil, de la cual formamos parte”.

Entre los resultados de la gestión de la comisión destacan acciones con­juntas con los Ministerios de Edu­cación y Educación Superior pa­ra que en los programas curriculares y extracurriculares de las escuelas y uni­­ver­sidades cubanas se aborden el origen y los nefastos efectos de la discriminación y los prejuicios, se visibilicen los aportes de los esclavos africanos y sus descendientes a la forja y desa­rrollo de la nación, y se valoren en su real dimensión los elementos constitutivos de la identidad cultural.

“Por nuestra parte —precisó Fe­rau­dy— hemos prestado especial aten­­ción a conmemoraciones históricas, como lo fueron el bicentenario del asesinato de José Antonio Apon­te, asesinado en 1812 por el poder co­lonial que quiso escarmentar a un hombre que luchó tempranamente por la emancipación nacional y la abolición de la esclavitud, y el centenario de la masacre de negros y mestizos acaecida a raíz del alzamiento de los Inde­pen­dientes de Color en 1912. Es­peramos contar más temprano que tarde con un memorial que recuerde a Aponte”.

“Todos los años —añadió— auspiciamos entre julio y diciembre la Jornada Maceísta, que resalta el legado patriótico e intelectual del General An­tonio y el ejemplo formidable de Mariana Grajales. Ahora mismo es­tamos involucrados en la conmemoración del bicentenario del nacimiento de Ma­riana, paradigma de la mu­jer cubana. No se trata solamente de ofrecer una perspectiva histórica, si­no de subrayar la vigencia de ese legado. Pen­semos en lo que puede y debe significar la familia Maceo Gra­jales para los valores de la actual fa­milia cubana. Con idéntico propósito resaltamos públicamente la en­trega del general Quintín Bandera”.

Otra línea de trabajo de la comisión apunta hacia la sensibilización de los medios de comunicación:

“En días pasados —informó— sos­tuvimos un fructífero intercambio con directivos, realizadores, guio­nistas y comunicadores del ICRT y la Te­le­visión Cubana. La tónica del en­cuen­tro puede explicar cómo se proyecta la Comisión: hacer catarsis y exponer un rosario de quejas no se aviene con nuestra misión; avanzamos del diagnóstico a propuestas con­cretas desde una plataforma co­mún”.

“Esa concepción —afirmó— es la que animó nuestra presencia en la Co­­misión de Cultura, Edu­cación, Cien­cia y Tecnología de la Asamblea Na­cional del Poder Popular. Por primera vez en Cuba, después del triunfo re­volucionario, se ha tratado el te­ma en el Parlamento. En coordinación con la Asamblea Na­cional del Po­der Po­pular y con la participación de los más diversos sectores de la so­ciedad civil se han efectuado talleres debates en algunas provincias, pro­grama que completaremos en los pró­ximos me­ses. Cada una de nuestras acciones son motivos de análisis y reflexión por parte de la Presidencia de la Uneac. Mucho nos es­timula el seguimiento y apoyo que hemos recibido desde las máximas instancias de di­rección del Partido y el Go­bierno”.

¿Insatisfacciones? “Este es un camino largo y paciente, en el que la prisa, la improvisación y el dis­late no pueden tener cabida, máxime cuando ad­­versarios y mercenarios apuestan por manipular el tema, confundirnos y dividirnos. Nece­si­ta­mos remover obs­táculos y promover ideas”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

pacheco dijo:

1

31 de marzo de 2015

08:01:41


En este asunto del racismo hemos avanzado un mundo, pero nos falta otro mundo. Legalmente es impecable lo echo en nuestro país, con oportunidades iguales. Ahora se ven muchos médicos, ingenieros, científicos negros o negras que antes prácticamente no había ninguno. Es un ejemplo de su inserción en los niveles de la profesionalidad. Es verdad que en el deporte y la cultura prolifera más el color negro Nuestros principales dirigentes siempre se han ocupado de brindarle las mismas oportunidades a blancos y a negros, por ejemplo para el ingreso a escuelas vocacionales, existen directrices para lograr los porcientos de negros, de obreros, de blancos etc, igual que para cargos dirigentes y así para toda la sociedad. Pienso que el problema, que tiene raíces profundas e históricas, requerirá un tratamiento muy inteligente y prolongado en el tiempo. Está la cuestión sicológica, en las personas, que esa no se resuelve con leyes. Y es verdad que hay racismo en ambas direcciones. No ha visto usted un lugar de trabajo donde el jefe es negro o negra y los puestos más cercanos son ocupados por negros o negras, entonces eso es racismo, además sensible, porque es al revés. La negra o el negro que rechaza a un blanco o una blanca como novio, esposo, es un acto de racismo; estamos perdidos si además el negro se autodescrimina. En el tema caben varios siglos. Abajo el racismo,

Marcia dijo:

2

31 de marzo de 2015

09:19:43


Como bien dijo nuestro Poeta Nacional : "... en Cuba el que no tiene de congo tiene de carabalí..." Entonces, cubanas y cubanos, dejémonos de boberías. Somos un pueblo que desde 1 968 en que apostamos por la independencia y la abolición de la esclavitud hemos pasado toda clase de penurias, dificultades, heroicidades, alegrías como aquellas de fundar nuestra nacionalidad espontáneamente al escuchar las notas de nuestro himno nacional el 20 de octubre de 1 968 y lo hemos compartido todo y esa ha sido nuestra divisa la UNIDAD y la VOCACIÓN POR AYUDARNOS que hoy trasciende nuestras fronteras porque fuimos uno de los fundadores del ALBA, de la CELAC y de otras organizaciones y mecanismos de integración y HEMOS PUESTO A DISPOSICIÓN DE TODOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO SIN IMPORTAR RAZA, CREDO, NI POSICIÓN SOCIAL O ECONÓMICA NUESTRA AYUDA SOLIDARIA. Colorario: ¿Por qué discriminarnos entre nosotros mismos, compatriotas? Recordemos a nuestro Héroe Nacional: "Patria es Humanidad" y como dice un reconocido psicólogo (que me disculpe que no se escribir su nombre es algo así como Fuyerá) la vida es tan corta para hacerla tan pequeña y yo acoto: ¿por qué hacerla tan pequena con tanta mezquindad si la ciencia ha demostrado la unidad material del universo, entonces ¿quiénes somos para dividirlo?.

Ernesto Gainza Lezcano dijo:

3

31 de marzo de 2015

14:44:04


El problema del racismo se resolveria si cada persona leyera la Biblia, la palabra de Dios en el Nuevo Testamento, se deja bien claro que para Dios no hay griego, ni judio, el Apostol Pablo fue enviado a los gentiles a predicar el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, incluso en aquel entonces habian esclavos de distintas razas, los españoles fueron los que trajeron a los negros africanos a América porque los indios no podian realizar algunos trabajos, pero hay discriminación en Cuba de las personas de raza negra a los blancos, en ocasiones se refieren, mira ese blanquito, yo en lo personal si pienso que hay arraigado un racismo en el país no solo entre razas sino entre personas de distinta formación religiosa, intelectual y fundamentalmente en cuanto a las diferencias socioeconómica, en Cuba el que no tiene mucho dinero no lo tratan con mucha consideración, ya el provervista del Libro de provervios lo enunciaba, no me des pobresa ni riqueza mantén el pan necesario, para Dios todos somos iguales, el hombre es quien crea las diferencias, pero no todos somos iguales cada cual tiene una personalidad propia, Ernesto Gainza Lezcano.

Pilar dijo:

4

31 de marzo de 2015

15:27:20


Marcia, debes rectificar fechas historicas es 20 de octubre de 1868, cuando se entono nuestro himno

Sergio dijo:

5

1 de abril de 2015

11:52:47


Movimiento de Independiente de COLOR, excluidos de nuestros EDULCORADOS libros de historia, al menos los de mi epoca, sólo vine a saber de este hecho histórico hasta hace unos 10 años. Porque habrá sido?, así hay muchas cosas de ls historia de Cuba que "están bajo al alfombra", no se con cual objetivo, bueno sí, se cual es el objetivo. El rasicmo es algo vigente, y con mucha fuerza en la sociedad cubana actual, y por favor ELIMINEMOS de los informes OFICIALES, de "nuestros dirigentes", si hay tanto % de negro (tambie´n con el tema de la mujera) en la ASMABLE, en el CC, en cualquier cosa, esas cosas evidencia MAS la raíz del problema. Da lo mismo que sea blanco, rojo, azul, negro que amarillo, lo importante es que sea CAPAZ, ya sea un maestro, un deportista, un musico, un cientifico, un guaguero, un ministro o un PRESIDENTE. Acabmeos de una vez por todas esa FARSA de IMAGEN de seguir con los dichosos PORCENTAJES, para dar eso, sólo una IMAGEN. Saludos,,,