ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

SANTIAGO DE CUBA.— El libro La noche más larga. Memorias del huracán Sandy, que refleja los conmovedores momentos vividos por la población santiaguera al paso de ese evento meteorológico, ocurrido en la madrugada del 25 de octubre del 2012, fue presentado en la Plaza de la Revolución Mayor General Antonio Ma­ceo, de esta ciudad.

Lázaro Expósito Canto, miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en la provincia, quien fuese el máximo impulsor de la idea, asistió al esperado momento junto a los 55 autores, mayormente corresponsales nacionales y periodistas del territorio, de los 45 trabajos recogidos en la obra.

Al decir del periodista, poeta e investigador Reinaldo Cedeño Pineda, quien tuvo a su cargo el prólogo y la selección de los textos, se trata de un regalo para los santiagueros, que ven en las 206 páginas con 68 conmovedoras imágenes de aquella inolvidable jornada, sus angustias, lecciones y esperanzas.

A cargo de Ediciones Santiago, y con impecable impresión de la Empresa de Artes Grá­ficas Federico Engels, de La Habana, queda así para la historia el doloroso rostro del mayor fenómeno natural que ha impactado a esta ciudad.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Odalis dijo:

1

1 de agosto de 2014

12:00:48


Aún no cuento con el libro, espero poder tenerlo en algún momento. Pero si dudas será un importante aporte a la memoria histórica de los desastres, en especial ciclones tropicales que nos han afectado y que en ocasiones como esta no queremos ni acordarnos de ellos debido a la destrucción e impacto ocasionado. Por lo menos en el municipio santiaguero donde resido por más de 20 años - Segundo Frente- , nunca había visto impacto y noche-madrugada tan largas, tensas como en esa ocasión - aún recuerdo el silbido de los vientos y las tejas de cinz de la cubierta de la tercera planta del edificio del Gobierno Local siendo arrancadas y callendo estruendosamente, así como una madre alrededor de las 2 de la madrugada y bajo los fuertes vientos con su hija pequeña en brazos, corriendo hacía la sede del Gobierno pidiendo auxilio.