ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Profesora Josefa D. Miranda Tarragó. Foto: Ismael Batista

De acuerdo con datos estadísticos del año 2009, el 42 % de las personas en Cuba con cáncer bucal fueron detectadas en etapas tempranas, mientras que el 58 % restante concurrieron al especialista en estadios avanzados de la enfermedad, no obstante la accesibilidad existente a los servicios estomatológicos y la facilidad que ofrece la boca para practicar su examen.

La doctora Josefa D. Miranda Tarragó, estomatóloga, especialista de segundo grado en Oncología, Profesora Titular y Consultante, indica que el cáncer bucal, hasta hace poco, era casi exclusivo de las personas con alrededor de 60 años. Sin embargo, en la actualidad se ha comenzado a incrementar a partir de los 30 y con mayor incidencia entre los 55 y 74 años.

Esta enfermedad se manifiesta más frecuentemente en el sexo masculino con una relación superior de tres hombres por cada mujer. En el 2009 estuvo entre las localizaciones de mayor incidencia del cáncer, ocupando el quinto lugar con 825 nuevos casos y una tasa de 14,7 por 100 mil habitantes.

Dentro de la región bucal, ¿cuáles son sus localizaciones más frecuentes?

—Los labios, la lengua y el suelo de la boca. Aunque en los labios se detecta más tempranamente y la supervivencia es mayor, no sucede así con la lengua y el suelo o piso de la boca.

¿Hace alguna distinción entre las etnias?

—En Cuba son más afectadas las personas de piel blanca, pero aqueja a personas de cualquier color de piel.

¿Conoce  la ciencia las causas que lo originan?

—El cáncer es una enfermedad multifactorial y en ese concepto se agrupan varias enfermedades. Se ha avanzado mucho en las investigaciones, pero todavía la ciencia no ha podido desentrañar las causas que lo originan. Por eso se habla de factores de riesgo fuertemente relacionados con el cáncer bucal.

¿Cuáles son los que se alegan?

—Hay factores de riesgo propios del individuo como la herencia, hormonales, deficiencias inmunológicas y la edad; y otros que son externos como el tabaco, el alcohol, el descuido en la higiene bucal, la irritación crónica y los virus, entre otros.

¿Ciertamente el consumo de alcohol y el fumar tienen una alta responsabilidad en la aparición del cáncer bucal?

—Entre las personas que lo padecen, el 95 % son fumadoras y en muchas de ellas se añade el hábito de ingerir bebidas alcohólicas que propician que los elementos perjudiciales del tabaco penetren con más facilidad a través de la mucosa bucal.

—Por su importancia quisiera dedicar punto y aparte a los vínculos del virus del papiloma humano, uno de los causantes principales del cáncer cérvico-uterino, y el de la boca.

—Actualmente el virus del papiloma humano se ha reconocido como factor de riesgo en la aparición del cáncer bucal. Se plantea que esta infección se ha encontrado mayormente en hombres y que está relacionado sobre todo con la práctica del sexo oral desprotegido.

¿Cuáles son sus primeros signos de alerta y qué conducta seguir?

—Los signos de advertencia del cáncer bucal son úlceras que no sanan, formación de un bulto dentro de la boca o en el cuello, manchas rojas o blancas persistentes, sangramiento, dificultad para masticar o tragar o para abrir la boca.

¿Cómo se establece el diagnóstico de certeza?

—Una vez realizado el diagnóstico clínico se toma un fragmento del tejido sospechoso para realizar una biopsia.

¿En qué consiste la terapéutica?

— En el cáncer bucal, al igual que en los de otras localizaciones, se aplica tratamiento quirúrgico, radiaciones o medicamentos que interfieren en el crecimiento tumoral, o una combinación de ellos.

¿En general, cuál es la respuesta?

—En estos momentos la supervivencia a cinco años es de un poco más del 40 %, cifra que pudiera duplicarse realizando las acciones establecidas desde los años 80 del siglo pasado por el Programa de Detección del Cáncer Bucal.

¿En qué consiste el autoexamen?

—En examinarse la boca uno mismo. Uno debe pararse delante de un espejo y mirar y tocar cada una de las regiones, comenzando por la cara, los labios, todas las regiones dentro de la boca, y el cuello.

¿Cada qué tiempo resulta ideal que nos practiquemos el autoexamen bucal?

—Una vez al mes y la persona debe comenzar a conocer qué elementos son normales en su boca. Cuando tenga dudas debe acudir a su estomatólogo, que es la persona capacitada para aclararlas, diagnosticar cualquier alteración y enseñarla a hacer un correcto autoexamen.

¿Es posible prevenir el cáncer bucal?

—Es perfectamente posible ya que la boca es una región accesible para las personas y para el estomatólogo que en su práctica habitual debe realizar un examen minucioso y ordenado de la boca y las regiones que tienen relación con ella. Las personas también deben contribuir a su autocuidado y realizarse el autoexamen, no fumar, no ingerir bebidas alcohólicas, consumir una dieta saludable, mantener una buena higiene bucal y practicar sexo seguro.

¿Algún comentario final?

—Hay que echar a andar los mecanismos existentes para la prevención, y si es necesario añadir otros nuevos, crear conciencia, promover salud y educar para lograr disminuir la incidencia y la mortalidad de esta enfermedad. Están todos los elementos al alcance de la mano y sin costos adicionales.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez. dijo:

1

12 de mayo de 2014

15:03:28


Insistamos en la prevención y los sanos estilos de vida. Todos podemos preservar una sonrisa feliz. La entrevistada, destacada profesora, con la virtud del ejemplo, ha tallado la calidad de muchas sonrisas.

Canario. dijo:

2

12 de mayo de 2014

18:12:07


¡Excelentes, artículo e información sobre esa enfermedad! Muchas gracias.

sara Medel dijo:

3

15 de mayo de 2014

15:59:36


Yo tengo prótesis total superior y siempre se me enrojecen las encías, hago alergia al acrílico , Que debo de hacer