ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Hipocondríaca es la persona que muestra preocupaciones excesivas y angustiosas con respecto a su salud, en la cual se exacerban las sensaciones corporales, y puede llegar a constituir un problema de salud mental, indica el Doctor en Ciencias Médicas Miguel Ángel Valdés Mier, presidente de la Sociedad Cubana de Psiquiatría y jefe del Grupo Nacional de Gerontología, Profesor Titular y Consultante del Hospital Clínico-Quirúrgico Hermanos Ameijeiras.

Doctor en Ciencias Médicas Miguel Ángel Valdés Mier. Foto del autor

El origen del término (del griego hipocondriakus: “bajo el cartílago”) hace referencia a una zona anatómica, el hipocondrio, situada en las regiones laterales superiores del abdomen, donde suelen presentarse la mayoría de los síntomas cardiovasculares y gastrointestinales.

—¿Cuáles son las características fundamentales que suelen presentar las personas con este trastorno?
—Ansiedad generalizada, depresión, preocupaciones por el cuerpo y miedo persistente de una presumible enfermedad.
—¿Podría afirmarse que la preocupación desmedida por la salud física puede presentar, al menos en ocasiones, algún sustento real? ¿O ronda sencillamente el mundo de lo imaginario?

—Es sabido que no hay enfermedades sino enfermos y en la infinita gama de variables hay algunos pacientes hipocondríacos que, concomitantemente, tienen trastornos orgánicos. Es por ello que resulta imprescindible, siguiendo el método clínico, examinar minuciosamente a nuestros pacientes para descartar la posibilidad de elementos orgánicos reales que coincidan con las quejas exageradas del hipocondríaco.

—¿Se conocen las causas que originan este trastorno? O, al menos, ¿qué hipótesis se plantean?
—Estos pacientes pueden tener hipersensibilidad para las funciones corporales, sensaciones dolorosas o de disconfort físico. Los psicoanalistas afirman que es una expresión narcisista con la que se demanda atención y afecto.

—¿Podría contribuir a su aparición el empleo de algún proceder o actitud en la crianza de los niños?
—Sin la menor duda las posturas de sobreprotección y vigilancia excesiva de los padres ante cualquier síntoma, por leve que este sea, contribuyen a que estas tendencias se evidencien en la niñez y la adolescencia.

—¿La hipocondría es un trastorno frecuente? ¿Hace alguna “distinción” entre los sexos?
—Tiene una prevalencia de un 10 % entre los pacientes que acuden al médico, pero no existe preponderancia por ninguno de los sexos, aunque las mujeres suelen visitar al médico con más frecuencia que los hombres.

—¿Hay personas más susceptibles, o, digamos, más propensas a este padecimiento?
—Evidentemente existen predisposiciones constitucionales favorables que facilitan la auto observación y la interpretación hipocondríaca neurótica.

—¿A qué edades suele presentar sus primeras manifestaciones? ¿En qué consisten?
—En niños y adolescentes pueden debutar las exageradas percepciones viscerales y las quejas referentes a dolores y cambios morfológicos en estructuras del cuerpo.

—¿Tienden a convertirse en crónicas?
—Sí, siempre que no sean tratadas precoz y oportunamente.

—¿Es posible establecer un diagnóstico de certeza? ¿Qué procederes se emplean?
—Cuando en un periodo de seis meses se producen reiteradas y frecuentes visitas a diferentes médicos, incluso a curanderos y charlatanes, buscando una segunda o tercera opinión, y a través de un empleo minucioso del método clínico se descarten procesos orgánicos, puede asegurarse que estamos en presencia de un síndrome hipocondríaco.

—¿Qué complicaciones puede acarrear?
—Un gasto excesivo e injustificado en análisis, pruebas diagnósticas, medicamentos, capaces de producir daño; y señalar que la expresión delirante de estos pacientes no es modificable por la demostración explicativa del facultativo de que no padece ninguna enfermedad, ni clínica ni quirúrgica.

—En general, ¿cuál es el pronóstico?
—Depende en gran medida de la atención precoz y calificada que someta a estos enfermos a psicoterapia y relajación. De no ser así el diagnóstico es desfavorable.

—¿A una persona hipocondríaca le resulta difícil “reconocerse” como tal?
—Al carecer de autocrítica para valorar objetivamente el criterio de los médicos, les resulta casi imposible aceptar que no están realmente enfermos.

—¿Algún comentario para estos “enfermos” y sus familiares?
—Que no persistan en la búsqueda inútil de curación de sus “dolencias”. Que confíen en un criterio profesional calificado y eviten caer en manos de charlatanes.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

RA dijo:

1

16 de marzo de 2014

22:15:31


exelente espocición del profesor vaidez Mier, se pudiera pensar que no es frecuente la hipocondriasis, pero hay que ver como se ponen los consultorios medicos, detrás hay mucha angustia e inseguridad del paciente por situaciones personales, familiares y sociales. gracias profe.

Gustavo Yumibanda dijo:

2

17 de marzo de 2014

15:41:25


Cual seria el tratamiento adecuado para este tipo de casos.

doctor dijo:

3

16 de junio de 2014

15:19:42


estas personas necesitan de buenops consejos para que se den cuenta de su verdadero problema

Borja Muñoz dijo:

4

11 de julio de 2014

16:22:47


Me encanto esta explicacion que se da de esta enfermedad, pues me analizo y pienso que yo la tengo, soy muy aprensiva en cuanto me siento algo y pienso que ya es algo malo y empiezo a sentir en mi cuerpo una serie de sintomas.Espero seguir resiviendo notificaciones respect a dicha enfermedad. gracias.

dayner dijo:

5

28 de mayo de 2015

16:03:13


es muy buena la consulta de hipocondria, pero yo me considero un hipocondriaco en su totalidad a punto que a veces no se ni que pensar pues creo que tengo de todo, jajaja, seria bueno si alguien sabe de un centro donde se pueda atender a estas personas al cual yo pudiera acudir me lo hicieran llegar por mi email, les agradeceria infinitamente que me avisaran de cualquier consulta o lugar donde se atiendan los casos de hipocondria, para ver si de verdad me alivio, porque no es facil, saludos y suerte