ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Ismael Francisco

Desde el viernes 18, día en que aconteció el trágico suceso, a Cuba la envuelve y rodea una tristeza densa. La desgarradora noticia ha tenido a sus hijos sobrecogidos y abrumados por la gravedad del hecho. Sin embargo, es elocuente la certeza de que este pueblo de espíritu diferente tiene una conmovedora e irresistible fuerza: la abundancia de su corazón.

Granma reproduce, en una muy apretada síntesis, múltiples mensajes de consternación y apoyo que inundan las redes sociales.

Arianna Márquez: Sabían que saldrían, pero no sabían que no llegarían, y así son muchas cosas de la vida, uno sabe cómo empiezan, pero no cómo termina. Hoy Cuba sufre, llora, se hace fuerte para tomar decisiones y recuerda. Hoy nuestra bandera a media asta, los televisores y la radio encendidos desde temprano, los vendedores de prensa en la calle con mayor gestión de venta para que la gente se informe de lo ocurrido, la palabra FUERTE repetida por jóvenes, adultos y ancianos en varias expresiones de dolor y consuelo: «qué fuerte», «es muy fuerte», «hay que ser fuerte»...

Yeilén Delgado: Quizá nunca sabremos sus nombres, pero hubo personas que desatendieron el miedo, el peligro... y se adentraron de inmediato entre los restos del avión siguiendo los quejidos de los sobrevivientes, para intentar sacarlos. Esa gente es grande...

Ing. Yoanner: Sé que el dolor debe ser muy grande para ustedes. Imagínense para mí como ingeniero de vuelo con 17 años de experiencia, colega y amigo de los tripulantes del Boeing 737-200. Trece minutos antes de su caída, la tripulación de nuestro otro vuelo nacional de Cubana había despegado hacia la provincia de Santiago de Cuba. Nos comunicamos por la radio entre ambas naves mientras realizábamos nuestras operaciones habituales de carreteo (impulso) en la pista de despegue.

El dolor es muy inmenso y de eso uno no se recupera nunca, a pesar de estar entrenado para estas emergencias y a pesar de exponernos frecuentemente al riesgo de un simple vuelo en estos espectaculares, pero peligrosos aparatos.

En el día de hoy (18 de mayo) alrededor de las 11 de la mañana, coincidentemente, los miembros de las tripulación de ambas naves nos reunimos en el protocolo de la terminal aérea para almorzar y dialogar un rato antes de volar y, sin embargo, al parecer, un fallo técnico de la aeronave no permitirá jamás que esto vuelva a ocurrir entre nosotros.

Estamos aún en Santiago de Cuba y seguimos cada paso de lo ocurrido hasta el momento en la capital. Solo les pido; más que pretender criticar, cuestionar o distorsionar este lamentable suceso que, por favor, muestren el gran sentido de pertenencia y solidaridad que durante años ha caracterizado a nuestro pueblo cubano...

José Manuel Valido: Hace algunos años, mi esposa, mi Guajira, contribuyó con su gestión y esfuerzo personal a salvar la vida de un camilito holguinero llamado Carlitos, que padecía de una enfermedad cerebral muy, muy grave, por la que tuvo que ser operado en otro país gracias a la decisión y apoyo del Gobierno cubano y, para su posterior e imprescindible tratamiento en centros médicos de la capital, mi Guajira donó a Carlitos y a su familia la vivienda de una tía que había fallecido... Carlitos fue curado de aquella grave enfermedad... ayer en la noche (18 de mayo) su padre nos llamó para decirnos que Carlitos había fallecido junto con otra hermana en ese avión que cayó en La Habana... Dios mío, qué desgracia.

Reynaldo Cruz: Primero son las sirenas: ambulancias y carros de bomberos pasan a gran velocidad y con mucho ruido; muchos miran intrigados. Veinte minutos después, comienzan las llamadas telefónicas de gente desde Holguín: una, la cuelgas; dos, la cuelgas; tres, la cuelgas… pero te vas percatando de que hay algo que no anda bien. Entonces te enteras de que se cayó un avión y tu corazón se recoge como una pasa, y comprendes todo lo que ha sucedido.

«¡Fue al despegar!», te dicen, y entiendes que no hay oportunidad: un avión en despegue lleva el tanque lleno, y de un medio de transporte se transforma en un terrible aparato incendiario. Comienzas a llamar: «Estoy bien, ¿sabes algo?, ¿alguien que conozcamos?». (...)

Poco a poco, comienzan a aparecer los nombres y las caras de algunos en Facebook. A este lo conocías, del otro tenías referencias, a la otra la veías por las mañanas camino al trabajo, la otra y su bebé son la esposa e hija de alguien que conoces, pero igual, no importa, son más de cien los que han muerto, y a todos los sientes tuyos: son los padres, los hijos, los hermanos de alguien. #FuerzaCuba es la etiqueta que inunda a Facebook y a internet. El dolor es inmenso, por los que conocías y por los que no, porque todavía no sabes. En medio de todo, te olvidas de tu egoísmo natural, marcado por tu instinto de supervivencia, que se alegra de que tú y tus más cercanos estén vivos.

Aún tratas de explicarte las cosas, y te duelen tanto los que conocías como los que tal vez te habrían caído mal, o con quienes a lo mejor habrías tenido un problema en un futuro que ellos ya no tendrán. (...)

Te llaman de todos lados de Cuba y de fuera de Cuba. Recibes mensajes de personas con las que hacía rato no te comunicabas, solamente deseosas de que estés bien y de que los tuyos no hayan sufrido, pero aun así a ellos también les duele. Un silencio sepulcral inunda a La Habana y a Cuba, apenas puedes dormir… y te levantas por la mañana para ver la bandera al lado de José Martí ondeando a media asta. Entonces terminas de confirmarlo, no soñaste nada de eso. Es real, y te golpea en la cara, el estómago, la garganta, el alma... sientes dolor por aquellos que tomaron su último vuelo sin saberlo.

Te arde el corazón y te das cuenta de que todos estamos juntos en este barco: la vida es una ilusión que debemos aprovechar, y la muerte es certera para todos, solo que jode endemoniadamente que a algunos les llegue demasiado pronto.

Carlos Eduardo Maristany: Cuba de duelo nacional por el trágico accidente... Cuando aún no se me pasa la conmoción por vivirlo tan de cerca, no dejo de pensar en todas las víctimas, los que murieron de manera horrible, y en sus familiares (mi solidaridad para todos ellos; EPD todos los fallecidos), y en especial ese piloto que siendo mexicano protegió la vida de muchos cubanos en tierra al evitar de alguna manera caer sobre mi reparto.

En mi corta vida, viviendo tan cerca del aeropuerto, ya he vivido con este dos de estos megaccidentes. Por suerte este fue distinto al de hace casi 29 años (un 3 de septiembre de 1989), cuando otro avión, también acabado de despegar, se proyectó, esta vez sobre el reparto, arrastrando consigo viviendas y dentro de ellas personas de todas las edades que ni tuvieron tiempo de reaccionar. Tenía solo 5 años y solo recuerdo una gran montaña de fuego y a todos a mi alrededor corriendo para ayudar a asistir a las víctimas. (...)

Esta vez, con las nuevas tecnologías, ha sido impresionante ver a todo un país unido, junto a muchos amigos y gente de bien en el mundo, solidarizándose por lo ocurrido, y compartiendo la siempre necesaria información. Al vivirlo tan de cerca, los nervios me dieron por grabar todo lo que veía y publicar lo que se iba conociendo. Las líneas telefónicas colapsaban de tanta gente preocupada llamando a sus seres queridos de la zona, para saber si estaban bien, y conocer detalles de lo ocurrido. Creo que al menos con lo que publiqué ayudé a tranquilizarse a algunos...

Ojalá no vuelva a ver en mi vida otro de estos siniestros. No suelen ocurrir a menudo. De hecho, se dice que este transporte es mucho más seguro que el automóvil. ¿Cuántos accidentes de auto ocurren por cada uno de avión? Pero lo cierto es que cuando ocurren accidentes de avión, son enormemente traumáticos por su magnitud.

Pocas horas después del accidente de ayer (18 de mayo), una fuerte lluvia cayó sobre el lugar. Me cuentan que, curiosamente, lo mismo ocurrió en aquella ocasión de 1989. Coincidencia de la naturaleza que pareciera que llora junto a nosotros por lo sucedido.

Fuerza para todos, en especial a los familiares de las víctimas, para superar este lamentable accidente.

Andy Jorge Blanco: El dolor se multiplica, dijo un grande. Me duele el alma, me duele el pecho. Y hay otros, los más cercanos, que sienten algo que les abrasa el cuerpo, que los quema. Coño, #Cuba, porque te amo es que me parte el alma ver que tus hijos sufren, ver que tú, mi Isla bella, rompes en un llanto que no parece tener fin. #FuerzaCuba.

Dr. Ronald Hernández: Buenas tardes a las amigas y amigos que han expresado su sentimiento y apoyo en un momento difícil para nuestra patria, con la pérdida de tantas vidas en el trágico accidente de ayer, hecho que ha llenado de luto a todo el país y en especial a la provincia de Holguín, de donde procedían la mayoría de ellos.

Ha sido de verdad muy doloroso, si hay algo a lo que nunca nos acostumbraremos es a lidiar con la muerte y menos cuando de manera sorpresiva, sin esperarlo, perdemos tantas vidas.

El personal de la salud, que de manera reiterativa pasa por cosas así, debía ser el mejor preparado, pero para eso de veras no hay escuelas ni entrenamiento posible, como seres humanos que somos, igual que el resto de la población, sentimos dolor y la ausencia de las personas, gracias por su apoyo. #FuerzaCuba.

Eliane Táboas: La muerte duele, más allá de la vida. Y te sorprende cuando más inesperada. Por eso el dolor escapa por los poros y levita más allá de familiares y amigos. Esos que como yo sienten en carne propia las pérdidas, enjugan lágrimas al ver a una madre implorando por la vida de su hija y a la vez llenan las redes de mensajes, de informaciones para ayudar un tilín con la verdad que va saliendo con la ayuda de las autoriades y los especialistas.

Mis condolencias sinceras para todas las familias de las víctimas del accidente aéreo del 18 de mayo en Cuba. Fuerza, mucha fuerza y esperanza para las tres sobrevivientes.

Esther González: De las fuerzas que da el dolor... Nadie quería dar esa noticia... Ni la voz de quien decía por teléfono: corre, apúrate, trae la cámara, se escuchaba... Alguien decía: vamos a escribir, qué sabemos; vamos, prepara plantilla para telefónico desde el aeropuerto; ya se fue, está llegando; vamos, confirma, al aire, ÚLTIMO MINUTO... Ese que nunca quisimos decir, que la voz nos salió de adentro, que solo a fuerza de deber y profesionalidad lo pudimos decir, buscar, construir en colectivo...

Llegaban las imágenes de esa gente comprometida y responsable, que en muchos momentos dejaron su cámara para ayudar, pero que pudieron estar ahí, aunque nunca lo hubieran deseado... La rápida edición y un público que espera, la redacción conmocionada, pero todos ahí, trabajando, buscando, confirmando... Nos llaman de Holguín, ellos también están reportando... Se respira ese dolor inmenso, los periodistas llegan con los ojos aguados, pero con la certeza de que es información valiosa y esperada... Es nuestro deber y responsabilidad, pero nunca lo quisimos hacer... Fuerza Cuba.

Juan Pablo Carreras: Lamento defraudar a ciertos amigos y determinados colegas con mi cobertura relacionada con el #accidenteaéreo de #CubanadeAviación que cubría la ruta #LaHabana #Holguín en #Cuba. Para esos ciertos amigos y determinados colegas la respuesta es simple… El día en que mi ambición supere la compasión habré vendido mi alma al diablo. #FuerzaCuba.

Javier Ferreira Herrera: En los instantes que escribí este testimonio eran las 2:00 a.m. y en este momento de quietud, quiero compartir con ustedes estas vivencias.

Al filo de las 6:00 p.m. recibo las llamadas telefónicas de la compañera directora para La Habana, Odalys Rodríguez del Toro, de la compañera directora comercial, María Cáceres, y del director Territorial Norte, Hiram Cabrera, para transmitirme la orientación de implementar un punto de ventas emergente en la sede del Instituto de Medicina Legal, para brindar nuestros servicios personalizados a los familiares de las víctimas del accidente aéreo ocurrido este viernes.

Solo bastaron algunas llamadas y ya tenía a tres especialistas y una jefa de CMS listas para dar el paso al frente ante esta contingencia, y raudo partí para el MP de Boyeros y Cerro, pertenecientes al CMS Panorama, para recoger a la especialista Leidys y arribar al Instituto de Medicina Legal.

Cuando llegamos al lugar, sobre las 7:30 p.m., era indescriptible el mar de seres humanos con lágrimas en sus ojos, personas, familiares de las víctimas dando su testimonio para poder identificar a los fallecidos. Una funcionaria del Gobierno Provincial nos recibió y le explicamos nuestra misión y rápidamente nos dijo: «Gracias, Etecsa, no esperábamos menos de ustedes», allí se encontraban personas desesperadas que, de tanto comunicarse, no tenían casi saldo en sus celulares o tarjetas propias, pero antes de ubicarnos para comercializar nuestros servicios de manera emergente, llegó al Instituto la jefa, nuestra Mercedes, la primera secretaria del PCC en la capital, y vestida de dolor, lágrimas, modestia, solidaridad y ternura, compartió con los familiares de las víctimas, fue entonces que también llegaron nuestros directivos de la capital y recibí la orientación de la compañera Odalys, que nuestra presidenta ejecutiva, Mayra Arevich, orientaba que, en un momento así, el aporte de Etecsa era entregar nuestros recursos, libre de costo, para esas personas desconsoladas, también orientó que en las estaciones públicas del lugar fueran libre de costo las llamadas que se generaran.

Y así, de conjunto con la Directora de Psiquiatría de La Habana, fuimos persona a persona, entregándole un cupón de recarga GSM, los ojos enrojecidos por el llanto de aquellos familiares se levantaban con un brillo de luz llenos de agradecimiento y en cada mano que extendíamos, para entregar un cupón, tratábamos de dejar el calor de nuestra solidaridad. Momento grandioso viví, cuando nuestra Primera Secretaria del PCC Provincial me dio un beso, tomó mis manos y me dijo: «Qué buena idea, cuánta falta le hace eso a ellos», y continuó su camino, ofreciendo su solidaridad a todos los necesitados.

Poco después nuestra Presidenta Ejecutiva también acudió al lugar y se interesó por el rol de Etecsa en un momento tan difícil y orientó también que esta misma acción se llevara a cabo en el hospital Calixto García y en el hotel Tulipán.

La especialista Leidys y yo partimos hacia el Calixto García…  y dirigiéndonos al compañero Dr. Carlos Martínez, director de la institución, al filo de la medianoche, le comunicábamos que las estaciones públicas del pabellón donde se atienden a los pacientes accidentados y las del Cuerpo de Guardia también estaban libres de costo para los usuarios. Con personal de la Salud, como apoyo, entregamos también cupones de recarga GSM a familiares de las víctimas, con un estrechón de manos, como agradecimiento, nos marchamos del hospital cuando el reloj marcaba la 1:00 a.m. Arribamos al hotel Tulipán, pues aquí se hospedan los familiares de los fallecidos... La presidente de Etecsa, Mayra Arevich, también estuvo aquí, junto con Hiram Cabrera, y vio cómo ya estaban una especialista y la jefa del CMS, Yamilet Rodríguez, para entregar también tarjetas de telefonía móvil sin costo para el cliente.

Una vez organizado todo, no dirigimos nuevamente hacia Medicina Legal, brindando servicios gratuitamente, la especialista permanecerá toda la madrugada y, al amanecer, será relevada por otras y así sucesivamente, hasta que sea necesario.

Hoy he sido testigo y protagonista de vivencias excepcionales, donde los valores Solidaridad, Altruismo, Profesionalidad, Cultura de Servicio y Sentido de Pertenencia se han puesto de manifiesto en modo superlativo.

Hoy Etecsa ha dado su granito de arena en este triste momento, hoy nuestra empresa, liderada por nuestros directivos, ha demostrado que somos para el pueblo y por el pueblo y aquí está su invaluable capital humano, dispuesto a cumplir la orden que nos sea encomendada. Gracias.

Yusuam Palacios: Día de dolor para todos, momento de mucha tristeza nos acompaña, pero la fuerza de espíritu, desde la sensibilidad humana, nos hace invencibles. Enviamos un mensaje de solidaridad a las familias de las víctimas del trágico accidente ocurrido el pasado viernes. Los jóvenes martianos sentimos en lo más hondo el dolor que se ha vertido sobre nuestro cielo. El alma se enciende de amor y la unidad deviene bandera. Un día como hoy  (19 de mayo) en que conmemoramos 123 años del ascenso a la inmortalidad de José Martí, tenemos que seguir adelante juntos hombres y mujeres de buena voluntad.

Arístides Vega: Aceptemos las pérdidas y apoyemos a todo el que tengamos cerca y esté implicado en una novedad que ha conmovido al país. Creo necesaria cierta privacidad a los familiares que hoy, de maneras muy distintas, expresan el dolor por quienes han perdido. No creo necesitemos más fotos, ni regodearnos en una tragedia que implica a tantas familias. Con nuestro recogimiento, silencio, tenemos también la posibilidad de expresar nuestro duelo y solidaridad.

Yasel Toledo Garnache: Un día muy triste para todos. Todos somos familia.

Danhiz Díaz: Una de las sobrevivientes al accidente del pasado 18 de mayo, Grettel Landrovell Font, es estudiante de la Cujae, 6to. año del curso por encuentro de la carrera de Ingeniería ­Industrial. Desde la tarde de hoy 19 de mayo los factores de la Universidad y la Facultad nos encontramos en el hospital Calixto García acompañando a sus familiares y amigos, así como los de las otras dos sobrevivientes. Hasta el lugar también llegaron algunos profesores y compañeros de grupo.

Es justo reconocer la profesionalidad con la que labora todo el personal del hospital, no solo médicos y enfermeras que lo hacen con amor y mucha entrega, todos los que tienen alguna labor que hacer dentro de la institución, así como los cuadros del Partido y el Gobierno que allí se encuentran.

Deseamos una pronta y satisfactoria recuperación para las tres guerreras que hoy luchan por sus vidas. #FuerzaCuba.

César Gómez: Nadie se recupera de la tragedia del avión. Alguien me comentó, y coincido, que por alguna razón esta vez el dolor ha sido mayor, la solidaridad de todo el pueblo mucho más compartida. La prensa ha sido ejemplo. ¡Arriba Cuba! Hay que seguir adelante.

Vicente Feliú: Aún medio en shock estamos todos en casa por el terrible accidente del avión de Cubana. Vayan a todos los familiares, personas allegadas de todos los fallecidos y dolientes en general (nosotros incluidos) nuestra solidaridad y apoyo.

Manuel Calviño: Es difícil encontrar palabras para acompañar a los familiares de las víctimas del accidente aéreo. La muerte es algo que siempre impacta con profundo dolor, tristeza, sensación de vacío. Más aún cuando no se le espera, cuando no está en el espacio cercano, percibido, de lo posible. Pero conozco muy de cerca el sufrimiento por la pérdida, por esa sensación de injusticia de la vida que nos arranca a destiempo a personas que queremos, que amamos, que necesitamos como parte de nuestra vida. Familiares, amigos, coterráneos que se van de nuestro espacio común sin otra razón que esos lamentables caprichos del vivir que son los accidentes.

Un gesto de apoyo, un abrazo, una mirada, un estar junto a los que han perdido un ser querido, suele ser mucho más alentador que cualquier frase. Quisiera yo estar cerca de todas y todos los que hoy sienten un dolor inconmensurable, que no cede, que no se quiere que ceda, porque el dolor parece ser el último modo de amar a los que se han ido.

Pero quiero acompañarlos con una certeza; poner en sus manos, en su corazón, en su pensamiento, una certeza: más allá, mucho más allá del dolor, se sigue amando. Se sigue amando en el recuerdo, en todo lo que se construyó y se sigue compartiendo como experiencia, como crecimiento personal; se sigue amando en la certeza de que fue una suerte, un privilegio, haber compartido tantas cosas con esas personas que no pasaron por nuestras vidas, sino que entraron y se quedarán para siempre.

En este difícil momento, a ellas y ellos, a los que sufren hoy una pérdida irreparable, a los familiares de las personas que perdieron su vida en el trágico accidente, les hago llegar mi mano amiga, mi mano compañera, para de alguna manera compartir el dolor, y compartir también el inevitable deber de seguir adelante.

Que sean estas palabras mi abrazo de afecto que no suple, pero acompaña.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ventura Carballido Pupo dijo:

1

21 de mayo de 2018

06:36:04


ESTE ES NUESTRO HOLGUIN, TRISTE, ABATIDO, ENLUTADO, SOLIDARIO Tomo del destacado periodista holguinero, German Veloz Placencia , Corresponsal del periodico Granama, este párrafo que lo dice todo: ‘’Al salir confirmé una ciudad que vivía asediada por la tristeza, lo que le imprimía una quietud poco común a la jornada dominical. El bullicio que siempre acompaña a la capital provincial había desaparecido desde el instante en que se conoció la tragedia. Pero en ese minuto era más evidente. Ya se conocían con exactitud los nombres de los 67 holguineros fallecidos’’. Ya el lo dijo Tenemos que sepultar 67 personas que estaban llena de vida. Y observo con la sanfre caiente y con la cabeza fria, que esta y otras redes sociales son usadas por algunos virulentos con maldad, odio, y quieren hacer de esta desgracia un motivo politico, ironicamente, para mostrar alegría por el tremendo dolor que estamos viviendo; ahora con mas intensidad en el sufrimiento, a la hora de enterrar a nuestroa muertos. En tal sentido escribo. LA CRUELDAD DE LOS ENEMIGOS ASALARIADOS Ante la solidaridad y el dolor que el pueblo cubano exibe y el sufrimiento de familiares de las victimas, existe refugiados en el pais del norte, y otros lugares, entre ellos, por desgrcia hasta dentro de nuestra Isla Mayor, que quieren hacer de esta tragedia una situacion politica, y denigrantemente hasta muestra satifación por la ocurrencia de este accidente fatal. Miren por los que apuestan por reinstalar el capitalismo salvaje aquí, que son felices con la tristeza del pueblo. Como virulentos asalariados responden a entidades contrarevolucionarias de la Florida; son personas mala y despreciable por el odio que irádian hasta desear la muerte, la destruccion, estimular la guerra, y en momentos tristes como el que hoy vivimos, lejos de la solidaridad ante el dolor compartido, es como que se siente felicies que se alla accidentado este avion con esa triste secuela de muertos de personas llenas de vida. Hemos visto con mucho desprecio que ante el dramatico llanto y sufrimiento de los familiares de las victimas, exiben un afán desmedido plenamente satisfecha por gozar del sufrimiento humano Animal invertebrado de cuerpo aplanado o cilíndrico, blando, alargado, contráctil y sin extremidades, que son enfermizos, mal intencinados, imaginativos, furiosos, que no desaprovechan las oportunidades para en redes sociales como facebook, freneticamente denigrar de nuestra sociedad y ofender a los hombres y mujeres que exponiendo sus vidas en reiterados escenarios , regalaron al explotado pueblo cubano, la aurora de la libertad, un primero de enero de 1959, y otros que dan continuidad a esta maravillo obra. A ellos hay que decirle ¡!!lárgate, vil gusano,!!! aquí no queremos provocadores, y en consecuencia, el consejo, la estrategia, la regla, la receta, para los comprometidos, es no en todos los casos, enfrentarlos, cada vez que exponen sus infundadas viles maniobras, colmadas de imaginacion y mentira. A ellos les convinen que los ayudémos a organizar el espectáculo, el el ‘’show’’ ya que por ello la Usai, y los señores del mal que apuestan por el Capitalismo en nuestra bella Cuba, los renumerarían aun mas. De lo que se trata es no hacerles el juego.

Una cubana más dijo:

2

21 de mayo de 2018

09:50:47


Sobre las 12 del viernes en la calle se oía "se cayó un avión" . Mi grupo sanguíneo (A-) es raro y lo primero que se me ocurrió fue correr para el Calixto. Llegué a las 12.42 y ya había un montón de gente que pensó lo mismo que yo. La tristeza grande, la de verdad, la que derrumba, fue cuando una trabajadora jovencita, llorando, me dijo: "Deja tu número de teléfono aquí y te llamamos" Ahí supe que mi sangre no hacía falta. La desgracia era mucho, mucho mayor que lo que pude imaginar.

Maritza Herrera Torres dijo:

3

21 de mayo de 2018

12:27:51


Respeto,consideración y apoyo incondicional de cada cubano por cuyas venas corra sangre criolla, a los familiares que hoy lloran y lloraran por siempre en sus corazones a sus seres querido. Cuba ama a sus hijos perdidos en un dolor compartido y único.

Faustino Leonard dijo:

4

21 de mayo de 2018

13:17:51


En estas horas de inmenso dolor para nuestro pueblo y en especial para los familiares de las víctimas, llegue a todos ellos nuestras más sinceras muestras de apoyo, solidaridad y amor por las sensibles pérdidas. A las guerreras que aún luchan contra la muerte, el deseo divino de que puedad resistir y vivir como ejemplo perenne de un trágico día. Adelante Cuba, adelante compatriotas.

Clara Rosa Padilla Santana dijo:

5

21 de mayo de 2018

13:28:24


Mi mas grande y sentido pesame para todos los familiares de las victimas. Toda cuba esta con ustedes.