ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Como parte del programa estratégico se trabaja en los trasvases para abastecer de agua a la población y la agricultura. En la imagen, construcción del canal que llevará el agua desde la presa Zaza hasta la provincia de Ciego de Ávila. Foto: Alfonso Sosa, Oscar

Casi tan intenso como la escasez de precipitaciones que viene afectando al país en los últimos dos años, ha sido el plan del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) para reducir las pérdidas de agua.

El amplio proyecto inversionista de 2015 fue de más de 340 millones de pesos. De esta cifra 266 millones se destinaron a construcción y montaje, 67 millones a equipos, 40 millones a la preparación de las obras de los años 2016 y 2017, y 14 millones a otros gastos.

Este plan de inversiones está dirigido a ir aumentando la eficiencia en los sistemas hidráulicos e ir reduciendo paulatinamente el 58% de pérdidas que teníamos cuando iniciamos el proceso en 2011, asegura Antonio Rodríguez Rodríguez, vicepresidente del INRH. Foto: Ismael Batista

“Fundamentalmente las inversiones están dirigidas a mejorar el abasto a la población, disminuir las pérdidas, la producción de alimentos, y la infraestructura relacionada con el turismo”, asegura Antonio Rodríguez Rodríguez, vicepresidente del INRH.

Hasta hace poco tiempo el 58% del agua que se bombeaba no llegaba a su destino final. A partir de la puesta en marcha de este programa en 2011, se ha ido incrementando paulatinamente la eficiencia en el uso de este recurso.

“Una de las direcciones en que estamos trabajando es medir el impacto de las inversiones. Estamos en el orden del 5% anual de reducción de pérdida. Este es un programa muy amplio en el que hay que invertir más de 11 000 millones de pesos”, refiere Rodríguez Rodríguez en conversación con este semanario.

La actual sequía ha sido más crítica en algunos territorios que en otros. De igual manera los trabajos para rehabilitar redes de acueducto también han estado concentrados en diferentes puntos de la geografía nacional.

En la actualidad se priorizan doce ciudades que forman parte del programa aprobado por la Comisión Económico-Financiera para la rehabilitación de las redes de acueducto.

Atendiendo a diferentes criterios, esta relación incluye grandes urbes como La Habana, Camagüey, Santiago de Cuba, Holguín, Bayamo y Manzanillo; sitios de elevada importancia para el turismo como Trinidad; la Isla de la Juventud; Guantánamo y Palma Soriano, con una difícil situación con la calidad del agua; y Pinar del Río y Consolación del Sur.

Se han rehabilitado conductoras, redes, así como estaciones de bombeo y plantas potabilizadoras de forma tal que se complete el ciclo desde donde se bombea el agua.

Hasta el cierre de octubre, según las estadísticas del INRH, se habían beneficiado con estas obras 475 461 habitantes por nuevas instalaciones o mejoras en el servicio de abasto y saneamiento. Para el 2016 se prevé intensificar las acciones.

“Nuestro plan el año próximo – asegura Rodríguez Rodríguez- va a ser superior en más de 70 millones al de 2015. Lo que quiere decir que al tema hidráulico la dirección del país le está poniendo todos los recursos necesarios.”

MANOS A LA OBRA

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos no solo realiza nuevas inversiones. Algunas están destinadas a devolver los parámetros técnicos a las instalaciones que ya existen y a materializar proyectos de alta prioridad.

Particular interés adquiere el sector agrícola cuando se habla de sequía pues, según comenta el especialista, las pérdidas de agua también se registran en los sistemas de riego. Esto implica que en un alimento como el arroz, todo lo que no se produzca en el país hay que importarlo.

Sobre las acciones realizadas en 2015 vinculadas con la producción de alimentos el Vicepresidente del INRH ofrece abundante información.

“A parte de las obras estamos trabajando en un programa estratégico que son los trasvases centro, en las provincias Sancti Spíritus – Ciego, y el este – oeste, en Holguín, para utilizar mejor el agua tanto para abastecer a la población como a la economía, fundamentalmente en los sistemas de riego que utiliza la agricultura.

“También se labora en los canales, porque el principal cliente es la agricultura y dentro de esta el arroz. Ahora se está trabajando en el canal magistral Zaza, el mayor de Cuba, donde se pierden alrededor de 90 millones de metros cúbicos de agua todos los años.”

SANTIAGO, GUANTÁNAMO Y EL TURISMO

Las provincias Santiago de Cuba y Guantánamo, ubicadas en la parte sur oriental de la Isla, muestran indicadores críticos en sus embalses. En la Ciudad Héroe, a modo de ilustración, el llenado de las presas no sobrepasa el 30% y las de abasto a la población no llegan al 18%.

Aunque solo las lluvias pueden revertir esta situación, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos ha realizado importantes acciones constructivas para llevar el agua a la ciudad.

En 2015 se terminó una conductora de más de nueve kilómetros y se hizo una estación de bombeo para extraer el líquido embalsado en la presa Gota Blanca, lo que permite aprovechar alrededor de 15 millones de litros. Igualmente se está construyendo una planta desalinizadora que debe ponerse en explotación en el primer semestre de 2016.

Por su parte, el territorio más al este enfrenta una situación de alta complejidad. En Guantánamo, recalca Antonio Rodríguez Rodríguez, la sequía fue muy intensa y se tuvo que hacer obras emergentes como una estación de bombeo para ampliar la entrada de agua a la ciudad y otras obras que han posibilitado estabilidad en el abasto.

Más allá de estas inversiones que tienen que ver directamente con la población, el INRH se concentra además en la instalación de la infraestructura que garantiza el desarrollo turístico.

En este particular sobresalen las obras de abasto y saneamiento de Varadero, Cayo Santa María, Cayo Coco, Cayo Cruz, Camagüey y la conductora que va a abastecer a Ramón de Antillas en Holguín, obra que debe comenzar en 2016. Para emprender esta empresa tan ambiciosa el país dispone de un presupuesto que supera los 220 millones de dólares.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Lizmay López dijo:

1

11 de enero de 2016

17:00:12


Soy estudiante de la carrera de Ingeniería Hidráulica en la Universidad de Ciego de Ávila y todo lo que refiere a mi carrera me interesa. Veo necesario estos programas que se tienen en cuenta realizar y seria lo mejor que podria ocurrir este año para nuestro país, puesto que está perdiendo, perdiendo en inversiones y derrochando este recurso, como bien se señalaba anteriormente perdíamos casi en un 59% el agua que se bombeaba a los usuarios, de seguir ocurriendo esto el país se verá en una crisis hídrica. Tras graduarme pienso presentar futuras estrategias para acabar con las pérdias y usar racionalmente este recurso.

Inés María Respondió:


29 de septiembre de 2016

13:39:19

Me alegra mucho conocer que tenemos jóvenes como tú que estan preocupados y ocupados en las soluciones para continuar trabajando en este tema tan importante para la economía del país. Es bueno intercambiar sobre esto. Dar continuidad a esta obra tan bella de la voluntad hidráulica y combatir el derroche. Saludos Lizmay.

Lilian dijo:

2

23 de febrero de 2017

11:28:18


Buenos días, considero un tema muy importante por la situación que estamos atravesando con el tema del agua, las estrategias muy buenas, pienso que tenemos que seguir trabajando con hacerle conciencia a la población para ahorrar el agua, no botar tanta agua, involucrar a las empresas para solucionar la situación de los salideros, no solo las que tienen que sellarlos, sino las entidades que aún derrochan agua con tantos salideros existentes; estamos construyendo viviendas en lugares donde existían árboles pero no hemos sido capaces de sembrar nuevos, recordar que sin ellos no respiramos con calidad y no llueve, por favor tomemos conciencia, sino ni con las alternativas tendremos agua, gracias por permitirme escribir, saludos lily