ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Tomada de Internet

Cuba volvió a rechazar categóricamente el uso del término «ataque», sin que exista evidencia alguna que lo sustente, durante el reciente encuentro entre expertos científicos de Estados Unidos y la Isla, para intercambiar sobre los síntomas de salud reportados por diplomáticos estadounidenses acreditados en La Habana.

Como es conocido, durante los meses en que se ha desarrollado el proceso de investigación, no se ha permitido a los científicos y especialistas cubanos el acceso a la información clínica y a los médicos que evaluaron al personal diplomático que reportó síntomas de salud.

Como resultado de este último intercambio, se ratificaron las razones científicas que desmienten la ocurrencia de los supuestos incidentes contra diplomáticos estadounidenses en La Habana.

La información brindada no permite sustentar las hipótesis de ataques de salud y daño cerebral sugeridas hasta ahora por el Departamento de Estado como explicación de los síntomas que, según el propio Departamento, refirieron sus diplomáticos.

Con la información intercambiada no es posible demostrar la existencia de un nuevo síndrome médico neurológico de lesión cerebral.

No se puede afirmar que se haya podido producir un daño cerebral originado por golpes a la cabeza sin que se haya producido trauma craneal alguno.

Las evidencias médicas presentadas tienen serias limitaciones.

La mayoría de los casos descritos presentan síntomas de enfermedades comunes como la hipertensión, el estrés y muchas otras de alta prevalencia en Estados Unidos y en el mundo.

Los reportes pueden ser inexactos debido al intervalo promedio de tiempo de 203 días que medió entre los alegados incidentes y las investigaciones médicas reportadas.

Las pruebas neurosicológicas, consideradas más objetivas, fueron evaluadas con criterios inusuales que, aplicados a un grupo de sujetos sanos, calificaría a casi todos como enfermos.

Solo se encontraron tres individuos con pérdidas auditivas ligeras o moderadas, cada uno con audiogramas que se corresponden con enfermedades distintas y probablemente preexistentes.

No se reportaron hallazgos que indicaran daño cerebral en las neuro-imágenes. En dos individuos se reportaron signos leves y, en otro, moderados: estos no son específicos y pueden aparecer en múltiples enfermedades o en procesos que ocurrieron antes de que estas personas viajaran a Cuba. Los expertos cubanos no han podido acceder a estas imágenes.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Cubaneo dijo:

1

16 de septiembre de 2018

23:30:25


Da pena todas las noticias q salen de usa q no saben q inventar para justificar el romper lo q viso obama han y siguen quedando ante el mundo lo q so. Unos mentiroso y q crean falsedades para atacar paises dende jamas han podidi ganar ni una guerra. Solo matar seres humano destruir paises y mandar a morir y matar a sus m ismo pueblo y soldado a quien van comberse solo a los lambia botas y el presidente de usa con sus payasada esta haciendo el asme reir del mundo

Miguel Angel dijo:

2

17 de septiembre de 2018

05:20:50


Algunos pensarán que se trata de un tema muy reiterativo en los medios de comunicación, es un craso error. Cuba tiene la obligación, además la asiste el derecho de negar rotundamente, a través del apego a la verdad, a la más elevada moral, ética y métodos científicos, de que no tiene responsabilidad alguna en los hechos que pretenden imputarnos, por tanto, hay que repetir una y otra vez los argumentos necesarios para rebatirlo. Es un tema muy sensible, que puede ser utilizado como pretexto para la toma de medidas contra nuestro país, lo que es un método habitual empleado imperio yanqui para cometer sus fechorías. Acaso la historia del perverso y miserable imperio no lo demuestra?. Seríamos muy ingenuos si no lo comprendemos así.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

3

17 de septiembre de 2018

05:27:51


Los médicos sabemos que los ruidos muy altos pueden dañar las estructuras del oído interno, causando pérdida de audición, temporal o permanentemente, de uno o ambos oídos. Y, al mismo tiempo comprendemos que son manipuladores los que intentan, con la maldad en el estribo, y usando yunque y martillo, destruir la integridad moral de Cuba. El prestigio de nuestra Isla se percibe y escucha muy bien en los ojos y oídos del mundo. Tan sucia jugada no dañará el nervio auditivo de los pueblos, cuya “cóclea” permite escuchar con claridad la verdad de un pueblo dado a la virtud y el decoro. Hasta los “estereocilios” vibran indignados ante las pretensiones imperiales, transformando el nítido sonido de la realidad en sanos impulsos para denunciar y esclarecer. Invitamos a los colegas norteamericanos a intercambiar normalmente (a 60 decibeles), sin el tráfico pesado de las artimañas (más de 85 decibeles) ni el máximo volumen de indecorosos reproductores (105 decibeles) o los cantos de sirenas del imperio (120 decibeles). No queremos más petardos ni el ruido de sus peligrosas armas de fuego (150 decibeles). Los “fono-receptores” del planeta escuchan con atención las voces autorizadas sobre este tema.

Juan Reus dijo:

4

17 de septiembre de 2018

08:06:02


El gobierno de usa es capaz de experimentar, enfermar, torturar y hasta matar a sus propios funcionarios con tal de echar culpas a otros. Lo han hecho antes.

Rafael Nuñez dijo:

5

17 de septiembre de 2018

08:24:03


Mi humilde opinion sobre el tema de los presuntos ataques sonidos a diplomáticos de EEUU y Canada en Cuba y a diplomáticos estadounidenses en China es que debe ser abordada como una investigación conjunta y eliminar de dicha investigación cualquiera tonalidad política. Los científicos cubanos y de EEUU deben trabajar conjuntamente para llegar a un diagnostico clínico y determinar las causas. No contribuye en nada la afirmación de las autoridades de EEUU en afirmar rotundamente que fue un ataque sonido sin demostrarlo fehacientemente e irrevocablemente. Tampoco contribuye en nada la afirmación cubana de que esto no fue un ataque sonido, Cuba ha expuesto dos teorías para su afirmación; primero, ruidos producidos por saltamontes o grillos, segunda el stress bajo el cual trabajan los diplomáticos en Cuba. Ambos países deben compartir la información necesaria para esclarecer este asunto, solamente debe ocultarse información que comprometa la seguridad de ambos países, pero lo que debe quedar claro es que las retóricas de micrófonos sobre este asunto no conducen ni conducirán a esclarecer tan sensitivo asunto que de por si ya ha involucrado a cinco países, y Cuba esta en medio de una polémica entre con cuatro países de magnitud continental. Yo, una persona neofita en estos asuntos tan complejos solo puedo aportar una pregunta historia. Cuando sucede algo que es difícil de descubrir quien es el responsable, lo primero es preguntarse, quien se favorece con estos ataques. Esta pregunta puede replantearse de dos formas. A quien fuera de Cuba le favorece esta crisis entre EEUU? y Cuba. A quien le favorece esta crisis entre EEUU y Cuba dentro de Cuba? La respuesta para la primera pregunta, a mi entender es la geopolítica. La respuesta a la segunda pregunta es, inconformidad con el acercamiento entre las dos naciones e inconformidad con los incipientes cambios dentro de Cuba, incluyendo los cambios de mandos y puestos politicos.

juanfaf Respondió:


17 de septiembre de 2018

17:06:21

Estoy de acuerdo en la mayoría de lo que dices exepto a que no hubo un cambio de mando en cuba sino una continuidad del prosceso revolucionario y esto es lo que más les molesta a los del norte y a toda su camarilla y hacen lo posible y lo imposible por continuar torpedeando nuestra revolución pero se estrellan contra el blindaje moral que tenemos.