ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Juvenal Balán

Durante los meses que contra Cuba se ha generado todo tipo de mentiras y artimañas sobre el tema de los supuestos incidentes contra diplomáticos norteamericanos en La Habana, el Departamento de Estado se ha empeñado, una y otra vez, en imputar y formular acusaciones sin basamento alguno.

La falta de legitimidad científica de las acusaciones, la negación a tratar el asunto sobre la base de la cooperación e identificar los posibles autores y motivaciones de esos supuestos actos deliberados contra sus diplomáticos, refuerzan la farsa que intentan imponer. Pero, ¿por qué quieren presentar a Cuba como un lugar inseguro?

En el año 2003, el actual asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, el afamado militarista de 69 años John Bolton, acusó a Cuba de tener un programa de armas de destrucción masiva que inmediatamente fue descartado y desmentido por figuras del propio Estados Unidos como James Carter.

Ese es el mismo personaje que a inicios de este año hizo un llamado a declarar la guerra a  la República Popular Democrática de Corea y a Irán, uno de los promotores del argumento de las armas de destrucción masiva durante la invasión a Irak.

Por otro lado, hace unos días se anunció el nombramiento de Mauricio Claver-Carone como nuevo director de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional; en otras palabras, bajo la subordinación directa de Bolton se coloca a un especialista en servir a las diferentes organizaciones y grupos de interés pagados por la minoría anticubana de Miami, que financian la política contra Cuba y que, por cierto, fue un enemigo del acercamiento con la Isla promovido por Obama.

Recordemos otro hecho más reciente: semanas atrás, durante su visita a Cuba, el secretario asistente del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri, realzó el tema de los supuestos «ataques» y habló de la «imposibilidad» de Cuba para detenerlos. Por cierto, Palmieri había sido designado en julio como embajador en Honduras y necesitaba la aprobación del Senado, incluyendo el visto bueno de personajes como Marco Rubio, Bob Menéndez y otros connotados anticubanos. Contradictoriamente, en mayo pasado el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, al referirse a estos hechos evitó utilizar el término «ataque» y empleó el de «incidentes».

Ahora resulta que el artículo del The New York Times, que recicla la teoría del microondas, y a quien se le olvida que Estados Unidos es el país con mayor récord y capacidad de acciones encubiertas en el mundo, abre las puertas a la supuesta y descabellada intervención de Rusia en estos hechos, en momentos en los que se alimenta una «fobia antirrusa» a lo interno de EE. UU., expresada de múltiples formas.

Estos elementos continúan restando fuerzas a las teorías de los supuestos «ataques» y generan otras interrogantes: ¿Qué se esconde realmente? ¿A quién quiere beneficiar el Departamento de Estado? ¿Quién busca qué?

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ernesto dijo:

1

5 de septiembre de 2018

10:27:07


¡Es que al imperio yanqui no le hace falta mucho esfuerzo para generar acusaciones contra alguien en este planeta! y ejemplos sobran. Es tal el nivel de impudicia, soberbia, preotencia y exclusividad que se autoinducen, que ya no les importa si lo que dicen es creible o no entre la opinión pública internacional. Y debemos estar preparados siempre para este tipo de relación con ellos y no dejarnos doblegar jamás. Dignidad y orgullo patrio le sobran a muchos cubanos para enfrentarlos.

Dania dijo:

2

5 de septiembre de 2018

11:53:27


De nuestros vecinos del Norte se puede esperar cualquier cosa, habladurias que se creen ellos nada mas,hablan por que quieren hablar y decir cosas , muchas cosas, para que los pueblos se sientan intimidados con sus amenazas, pero ellos no acaban de aprender y de conocer a CUBA, que no se parece a nadie. Ellos gastan su tiempo con nosotros acusandonos,diciendo esas mentiras sobre nosotros a sabienda de que el mundo entero sabe la verdad sobre Cuba y los Cubanos, eso les molesta , como somos reconocidos mundialmente por nuestra fraternidad, nuestra lucha constante por la igualdad de todos los seres humanos , por las muestras de hermandad que tenemos con otros pueblos hermanos en momentos dificilificiles. Al final yo diria a palabras necias oidos sordos. Vamos a seguir en muestra batalla diaria para sacar alante a nuestro pais .

Miriam Ruiz García dijo:

3

5 de septiembre de 2018

14:11:12


Por eso no debemos olvidar ni un segundo a nuestro Ché, cuando nos dijo que al imperialismo ni tantito así, sabias palabras.

Luis Rubiano dijo:

4

5 de septiembre de 2018

19:06:54


El problema esta que tambien se involucran diez diplomaticos canadienses. Canada siempre ha tenido excelentes relaciones con Cuba. Y ese Gno de izquierda los retiro. Ni a Cuba ni a USA le conviene este panorama. El medio millon de cubanos que visitan Cuba todos los anos benefician a partes iguales a ambos paises.