ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Varios de los presentes coincidieron en que se deben adoptar medidas mucho más efectivas, dirigidas a fomentar una actitud diferente ante el trabajo. Foto: Del autor

HOLGUÍN.—Seguirán llevándose fiascos quienes consideran que es un hecho formal la convocatoria a discutir públicamente la conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista, así como el Plan Nacional de desarrollo económico y so­cial hasta el 2030: propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos.

Uno de los hechos recientes que confirman el fracaso de esos incrédulos  es el encuentro de líderes religiosos y aso­ciaciones fraternales de las provincias de Hol­guín, Las Tunas y Gran­ma, quienes desde la diversidad de sus credos protagonizaron aquí un lúcido ejercicio de de­mo­cracia al apoyar o sugerir correcciones a esos documentos me­dulares para nuestro fu­turo.

Numerosas fueron las intervenciones, y la mayoría de ellas reconoció que las formula­ciones en consulta pretenden elevar el bienestar social, lo que conduce a consolidar la unidad de la nación. De ahí, por ejemplo, la re­flexión del pastor Walvis Leyva, de la Iglesia Fe Apostólica, acerca de enfrentar todo lo que afecta la motivación para trabajar y ser eficientes, o es causa de indisciplinas sociales y actitudes que laceran a la sociedad. Por eso fue concluyente al aseverar que está a favor de todo lo que ayude a levantar más al país.

Lo mismo manifestó Cila González Leyva, de la comunidad SUBUD, quien agregó que lo logrado socialmente no es poco. Y le resultó inevitable ilustrarlo con el ejemplo de familias que conoce, compuestas por varios hijos, to­dos universitarios, sin tener que pagar un centavo. Son cosas, precisó, para agradecer a la Re­volución y a Fidel, como siempre le inculcaron los padres.

Un rato después la secundó María Yi Rey­na, pastora de la Iglesia Los Amigos (cuáqueros). En su opinión no siempre se mencio­nan como ben­diciones los beneficios recibidos cotidia­namente en Cuba, pero imposibles de ignorar por quienes se instalan en el extranjero, porque les sirven para salir adelante. Igualmente, en la parte que define de próspero al desarrollo a alcanzar, sugirió emplear el término pleno, porque el primero, a su juicio, acentúa lo individual.

Entre quienes hablaron antes o después de ella estuvieron un sacerdote ortodoxo, un ma­són, un representante de una pequeña comunidad islámica, un espiritista y un representante de las religiones cubanas de origen africano. Se adentraron en asuntos vinculados con la formación de valores éticos y morales, natalidad, atención al adulto mayor, producción y disponibilidad de alimentos y muchas otras cosas de las contenidas en los sustanciales documentos.

Al principio y al final del encuentro hubo ora­ciones. La primera, a favor de la transparencia y el respeto a las opiniones.

La segunda, destinada a reconocer a quienes confiaron en darles participación en tan crucial consulta. Y ambas fueron sinceras e inclusivas.

OPINIONES DESDE EL CENTRO DE LA ISLA

Representantes de denominaciones religiosas y asociaciones fraternales de las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey coincidieron en es­ta ciudad para compartir sus criterios, como parte misma de la sociedad cubana, sobre dos de los principales documentos del 7mo. Con­greso del Partido.

Al encuentro con las personalidades religiosas asistieron Caridad Diego Bello, jefa de la Ofi­cina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido, y Jorge Luis Tapia Fonseca, su primer secretario en la provincia de Camagüey, además de autoridades del Go­bierno en el territorio.

Alexis Aguilera, de la Sociedad Espirita en Guáimaro, agradeció al Partido por haberlos tomado en cuenta y consultarlos sobre tan im­portantes documentos, en un ejercicio de­mo­crático donde libremente pueden expresar sus opiniones y comprometer su participación para construir, entre todos, una Cuba mejor.

“Todas mis expectativas están plasmadas en estos documentos”, aseguró José Antonio Morales Oropesa, diácono de la iglesia católi­ca en Najasa, quien comentó que en su materialización se está jugando la prosperidad del país y en ello están implicados todos los cu­banos.

Significó también la necesidad de continuar mejorando la atención a las comunidades agrícolas y propuso se evaluara a las instancias co­rrespondientes, el término del Ser­vicio Mi­litar Activo en el caso de los hijos de los campesinos ante el creciente déficit de fuerza laboral en el campo.

Varios de los presentes en el intercambio coincidieron en que se deben adoptar medidas mucho más efectivas, no solo a través de la persuasión, dirigidas a formar una mayor conciencia y una actitud diferente ante el trabajo, como principal fuente de desarrollo, calidad de vida y realización personal.

Ernesto Figueredo, de la iglesia católica, sos­tuvo que en la actividad económica se de­ben combinar armónicamente los intereses personales y colectivos, buscar ideales comunes y motivaciones, y compartir los propósitos estratégicos de la organización, como única ma­nera de lograr cosas mejores.

En ello entra a jugar también, como definiera Maritza Rojas, de la Sociedad Budista, el sentido de pertenencia, desde el dirigente hasta el más simple trabajador, a la hora de administrar los bienes, exigir por su cuidado y empleo racional, y obtener resultados superiores sobre la base de la eficiencia y la calidad.

Idelio Durán, pastor de la iglesia bautista, expresó, por su parte, la preocupación sobre la manera en que el Estado, como se expresa en los documentos del 7mo. Congreso del Par­ti­do, controlará o regulará (hasta qué límites) que no exista concentración de la propiedad y de la riqueza.

Otras sugerencias y modificaciones estuvieron relacionadas con el funcionamiento de las cooperativas no estatales, el programa de atención a los ancianos y el papel del maestro como ente activo y decisivo en el proceso de transformaciones en marcha para actualizar el modelo económico y social cubano. (Mi­guel Febles Hernández)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

25 de junio de 2016

05:48:01


Excelente trabajo del Lic germán Velos Placencia, muy bien argumentado, coherente, explícito, con ejemplos muy ilustrativos de la participación democrática y participativa de diversos sectores de la sociedad. Todo en función de escuchar la opinión de los participante, enriquecer el documento con lo aportes de la sabiduría popular, sus puntos de vista y establecer un sentido de pertenencia colectivo.

Ventura Carballido dijo:

2

25 de junio de 2016

06:18:53


Objetivo y atinado trabajo. FElicitaciones A Germán Veloz Placencia; junto con el analisis de los materiales, deben aparecr acciones, identificación de los problemas, impulsar la productividad

Miguel Angel B dijo:

3

25 de junio de 2016

12:23:48


Es muy satisfactorio y llena de mucha alegria,ver como Cuba ha cambiado a una democracia más parcitipativa,tanto en gestión y proyectos económicos como sociales educativos etc,es digno de admirar,como la participación social en esta discusión sin importar,credo u opinion,se está llevando a efecto,por primera vez,en mi opinión personal,hay muestras de un camino mejor orientado,solo pido a Dios que ayude en este empeño,el pueblo de Cuba lo merece,por eso lucharon los mambises,por eso surgió la Revolucion,Felicitaciones,el camino no es facil,pero se que de seguir así logrará. Mejores resultados,recordemos que tanto dirigentes como funcionarios estatales,son empleados del pueblo y al pueblo se deben por tanto deben rendir cuentas y dar la posibilidad de una participación social,plural tal cual la hacen en estos momentos,no crean que todos los del exilio quieren acabar con la revoluciin,precisamente muchos pero muchos,esa fue la Cuba que soñaron y por la que se esforzaron,claro eran épocas diferentes que gracias a Dios es agua pasada,vivan el presente ,es el momento de,trabajar para un futuro mejor,el pueblo de Cuba lo merece,suerte y que Dios los Benfiga,,gracias

leo dijo:

4

25 de junio de 2016

21:40:06


los cubanos que viven en el extranjero deben tambien participar por una cuba mejor

jorge Respondió:


28 de junio de 2016

21:01:43

No, eso solo le concierne a los cubanos que viven dentro, los que luchanytrabajan por hacerla mejor dentro de un socialismo sostenible.

marlon marin dijo:

5

25 de junio de 2016

22:35:57


no se si lo dijeron, pero deberian analizar las posibilidad de dar frecuencias a emisoras cristianas, o televisores, en cuba en el periodo especial, se dio una gran crisis de valores principalmente entre los jovenes, me refiero al respeto, a la educación (no instrucción), a la excesiva liberalidad sexual, al aborto, son cosas que una educación cristiana o consejos de este tipo podrian colaborar en los esfuerzos que hace el país, por mejorar esto aspectos , sinceramente este es constructivo