ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Rose Mary Almanza tendrá una prueba bien complicada en la final de los 800 metros, en la cual aspira a demostrar que su progresión esta temporada no es obra de la casualidad. Foto: runningnetwork.com

NORTH YORK, Toronto.— Después de 11 jornadas de competencias en los XVII Juegos Panamericanos, finalmente arrancaron este martes las pruebas de campo y pista en el rey de los deportes, que desde el fin de semana corrió la maratón femenina y la marcha en ambos sexos.

Cuba tuvo uno de los arranques más lentos que podamos recordar, pues durante la fecha inicial su mejor resultado fue el cuarto lugar de Yudileyvis Castillo en la extenuante carrera de 5 000 metros, en la cual registró crono de 15:59.44 minutos, marca personal. Fuera de eso, lo más notable por la comitiva antillana fue la clasificación de Rose Mary Almanza y Yunior Díaz a las finales de 800 y salto largo, respectivamente.

La joven agramontina (23 años) lideró su heat semifinal en la doble vuelta al óvalo sin esforzarse demasiado, con discreto tiempo de 2:04.39, aunque tras la carrera precisó a Granma que su objetivo era mantener la punta y lograr el pase a la discusión del cetro, donde las exigencias serán mucho mayores.

“Hay contrarias de calidad, sin dudas será una carrera difícil con las norteamericanas, las canadienses, la brasileña Flavia de Lima, pero creo que estoy cerca del oro. Ahora intenté no desgastarme, porque necesitó reservar fuerzas para el momento decisivo”, comentó en zona mixta Almanza, quien añadió que la ausencia de su compatriota Sayli Diago en la final no afectará su rendimiento.

“La estrategia es la misma, ponerle ganas a la prueba y darlo todo en la pista, el único camino para imponerme. Lamento que Sayli no esté, porque tiene calidad y podía ser un impulso adicional, pero igual saldré a buscar el oro”, precisó la camagüeyana sobre Diago, quien quedó muy por debajo de las expectativas al concluir última de su cotejo semifinal.

Otro que tampoco despegó demasiado fue el saltador Yunior Díaz, bien alejado de los brincos ganadores en el salto largo al clavar los pinchos en 7.76 metros, aunque el estirón le vale para entrar como séptimo preclasificado en la final de hoy.

El resto de los cubanos pasaron sin penas ni glorias por el Estadio Panamericano de la Universidad de York, una hermosa instalación situada en el corazón del gigantesco centro de estudios. Por ejemplo, Yulemnis Aguiar culminó sexta en la jabalina —prueba disputada con un incómodo viento en contra— con disparo de 57.87, por debajo de su mejor registro personal (59.18).

Tampoco superaron sus marcas de inscripción las duplas de Dailenys Alcántara-Liadagmis Povea y Yirisleydi Ford-Ariannis Vichy, quintas y sextas por ese orden en el triple y el martillo, respectivamente, mientras en la pértiga Lázaro Borges por fin logró saltar algo más que 5.20 (5.40), pero no le alcanzó ni siquiera para acercarse a la élite del continente, a la cual en el algún momento perteneció.

El reverso de la moneda fueron los canadienses, que demostraron sus intenciones de dar la clarinada en el óvalo, pues conquistaron cuatro coronas y ya suman cinco contando el oro de Evan Dunfee en la marcha varonil, cifra muy superior al solitario título de Guadalajara 2011.

Elizabeth Gleadle (jabalina-62.83 metros), Shawnacy Barber (pértiga- record panamericano de 5.80 m), Matt Hughes (3000m Steeplechase-8:32.18 minutos) y Mohammed Ahmed (10 000m-28:49.96) fueron los triunfadores por Canadá, situada como líder provisional del deporte rey.

En el resto de las finales cantaron el alirón la brasileña Juliana Dos Santos (5 000m-15:45.97), la venezolana Rosa Rodríguez (martillo-71.61), y con primacías continentales el jamaicano O`Dayne Richards (bala- 21.69), la colombiana Catherine Ibarguen (triple-15.08 m) y la estadounidense Queen Harrison (100m con vallas-12.52 segundos).

Cuba buscará enderezar un poco el rumbo este miércoles, sobre todo con Almanza y Roberto Janet, entre los finalistas del martillo el que más lejos ha llegado esta temporada (78.02 metros), aunque el norteño Kitwe Jonson exhibe registro de 80.31 como mejor marca personal y se pinta como un oponente de consideración, lo mismo que el canadiense James Steacy (79.13), inspirado por el hecho de competir frente a su público.

Menores son las opciones de Zurian Hechavarría en los 400 con vallas y Yunior Díaz en el salto largo, quienes tendrán que superar obligatoriamente sus registros para aspirar a ubicarse entre los seis de avanzada. La misma fórmula se aplica para los velocistas Arialis Gandulla y Reinier Mena, forzados a prender las turbinas si desean incluirse en la final de la prueba reina, los 100 metros planos en cada sexo.

En la bala, Saily Viart y Yaniuvis López nunca han sobrepasado los 19 metros, por lo que sus opciones se reducen ante rivales que incluso se han ido por encima de los 20, como la estadounidense Jilian Camarena-Williams (20.18).

Además, comenzarán su contienda los decatlonistas Leonel Suárez y Yordani García.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

nestor dijo:

11

22 de julio de 2015

20:27:52


se recuerdan del famoso "Maracanazo"....?bueno si yo fuera periodista escribiria un articulo titulado "El Torontonazo"".....desgraciadamente me duele decirlo ,pero a las puertas de las Olimpiadas,estamos muy mal

Ruben dijo:

12

23 de julio de 2015

00:25:23


Estos malos resultados eran de esperar, mas bajo no podemos caer hasta el cuarto lugar costara trabajo mantener y el tercero lo veo muy dificil con los precarios resultados, el voleibol que tantas glorias dio a discutir del 5 al 8 ambos equipos una verguenza sino cambia el INDER su mentalidad el fracaso sera cada vez peor. Saludos.

Henry dijo:

13

24 de julio de 2015

13:10:47


Fue sin duda una gran participación por parte de las atletas y lo más destacables es la gran distancia que alcanzan pese a estar con el viento en contra en algunas ocasiones.