ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: del autor

Dominica.-Desde la dársena, uno ve la mancha gris que se va haciendo más grande por minuto. En un rato son 106 metros de barco de la Marina de Guerra Revolucionaria. En lugar de armas, transporta 300 toneladas de ayuda humanitaria para Dominica, que el pasado 18 de septiembre fue devastada por el huracán María. Vienen también dos brigadas de linieros, trabajadores forestales y un grupo de jóvenes diplomáticos.

Uno sabe lo que trae el barco y no hace tanto que se fue de Cuba, removida por Irma. Y uno piensa un montón de cosas:
Que las 300 toneladas de ayuda vendrían bien en Isabela de Sagua, Caibarién o San Lázaro, es verdad.
Que los linieros nunca sobran en Cuba, puede ser.

Que no vamos sobrados de barcos, también.

Pero uno lleva ya dos semanas en esta isla del Caribe. Vio cientos de kilómetros de antiguos bosques sin una sola hoja verde. Vio barrios enteros sumergidos en el fango. Vio la destrucción del viento a 250 kilómetros por hora que lanzó peces hasta las montañas y movió casas enteras. El 95 % de los edificios quedaron destruidos. La gente se acostó esa noche con un país y se levantó en una ruina.

Y uno camina por las calles que comienzan a ser transitables e intenta comprender el inglés cortado y a ráfagas del Caribe. De pronto alguien habla español: estudió en Moa, estudió en Pinar del Río, estudió en La Habana. «Cuba es grande», piensa uno. Pero «Cuba es pobre», vuelve a pensar. «¿Cuánto podrían hacer los que tienen?».

Los que tienen vienen, tampoco se puede negar. Están unos días, ponen una venda en su conciencia y luego se van. Cuba se queda.

Formar un solo ingeniero o médico quizá sea tan caro como las 300 toneladas de ayuda. Hay decenas de miles de barcos ayudando gente por el mundo que salieron de puertos cubanos. Sí, lo pagamos nosotros, los cubanos. Es ropa, comida, petróleo o cualquier otra cosa que no tenemos.

Pero, coño, eso que se siente cuando uno ve el barco en el horizonte y ve la bandera, no tiene precio.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

ananays dijo:

1

25 de octubre de 2017

08:02:02


Hola Sergito , muy triste y conmovedor tu comentario respecto a Dominica es triste ver estos pequeños paises que por cuenta de la naturaleza se hayan destruido asi, Cuba siempre esta y estara presente en las ayudas humanitarias que pudiera ofrecer a cualquier pais del mundo , nosotros estamos preparados para eso ojala pudieramos dar mucho más , pero ciertamente cuando uno ve nuestra bandera cubana en otros puertos o paises es algo indescriptible, solo te puedo decir es CUBA

Nelba Díaz Pelegrin dijo:

2

25 de octubre de 2017

15:56:02


Esa debe ser siempre nuestra posición, siempre se le tiende la mano al necesitado, siempre se ayuda al amigo. Mi hijo querido esta en esa tropa,estoy orgullosa de él, le deseo bendiciones a todos y que sean fuertes, que se cuiden y que pongan en alto el nombre de nuestra bella, humilde, grande y revolucionaria Cuba.

Luz dijo:

3

26 de octubre de 2017

12:58:50


Colega, lloré con el texto. Calaste duro en la sensibilidad de lestores como yo. Muchas gracias por tu trabajo en Dominica. Desde Radio Ciudad del Mar, en Cienfuegos.

Magalys dijo:

4

26 de octubre de 2017

13:32:26


Lo que sobra lo ofrece cualquiera, compartir lo que se tiene, esa es la verdadera ayuda o caridad. Excelente y necesario comentario, abrazo desde Cienfuegos

Javier López dijo:

5

26 de octubre de 2017

14:29:35


Tus palabras conmovedoras y llenas de amor por dominica nos hace sentirnos Orgullosos de ser cubanos, nofue en vano la semilla que Fidel sembró en nuestro pueblo que jamas olvidará aquellos que le necesiten, hazdicho bien cuba es pobre pero le sobra corazón y nopor gusto predica la solidaridad aplica con el ejemplo. Los cubano siempre estaremos listos para aquellos pueblo del mundo que clama por ayuda. Gracias