ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Tal vez a algunos miembros de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular les pareció dura la afirmación hecha en días pasados por la diputada santiaguera Pilar Heredia Castillo: «Pagar lo que no se ha producido significa robarle al Estado».

Tiene, sin embargo, toda la razón. ¿De dónde salieron los 13,8 millones de pesos con los cuales 61 entidades cubanas pagaron salario en el primer trimestre, sin respaldo en producción; o sea, sin crear ni aportar riqueza?

El fenómeno no es nuevo. Si bien está delineando un descenso, su nocivo impacto sobre la economía cubana data de años.

En el 2010, por ejemplo, la cifra de empresas que deterioraban el gasto de salario por peso de valor agregado ascendía, nada más y nada menos que a 1 072, con un saldo de 717,6 millones de pesos desgarrados a las arcas del país (pueblo).

A gardeo y latigazo se ha logrado avanzar algo. Al cierre del 2016 había 99 entidades fichadas por ese problema, en el cual hoy continúa marcando negativo paso la agricultura, seguida por los consejos de la administración del Poder Popular y por los ministerios de la industria alimentaria y de industrias.

¿Dónde están las causas?: en lugares y asuntos donde nunca debieron estar.

Fiscalizaciones realizadas por diputados develaron falta de análisis por parte de consejos de dirección que fundamenten ese pago.

Pueden incidir otras razones asociadas a inestabilidad de cuadros, problemas organizativos, desempeño de los aparatos económicos, deficiencias en el aseguramiento de materias primas, falta de supervisión por parte del organismo superior…

Pero la base, como opina René Hernández Castellanos, viceministro de Economía y Planificación, está en la mala planificación, punto de vista que comparte el director general de economía y desarrollo en el Ministerio de la Agricultura.

La evidencia de que así ocurre está en la propia rama agrícola, donde el apretón reciente de clavijas, tocar cada caso con la mano, planificar más cuidadosamente y discutir en directo con aparatos económicos y con los trabajadores, ha empezado a revertir el panorama, a pesar de mantenerse la misma sequía que ha devenido pretexto o «motivo» de los malos resultados hasta ahora.

De todo ha habido en las viñas del señor y, aun así, la fiscalización tuvo dificultades para encontrar penalizaciones por incumplimiento de indicadores directivos.

La práctica ha mostrado que tan malo como no pagarles a los trabajadores, es hacerlo sin el correspondiente respaldo en producción. Ello deforma y enferma la conciencia.

No cesa de alertarlo Gladys Bejerano, Contralora General de la República de Cuba, testigo de cómo algunos directivos sugieren cautela para poner las cosas en su lugar, porque, según ellos, podría crearse un problema político cuando en realidad el problema lo crearon ellos mismos al pagar mal, en detrimento de la economía.

El pago sin respaldo genera inflación y conduce a desequilibrios tan lamentables como peligrosos en el terreno de las finanzas.

Ninguna empresa, por tanto, debiera incurrir en esa deformación. E incluso, cuando no haya una sola, habrá que seguir alertas para que no rebrote esa modalidad de robo al Estado, que no puede encontrar respaldo en las justificaciones de quienes la propician.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

danilo santiesteban mayor dijo:

6

28 de julio de 2017

15:57:34


buenas tardes está de moda ahora hablar de los salarios sin respaldo productivo y lo negativo que resulta. esto pasa cuando se usan resoluciones y no la economía para determinar esas cuantías. si perjudicial es pagar de más, a mi entender, más perjudicial es no pagarle al trabajador lo que se merece, empezando porque no podrá satisfacer sus necesidades básica mínimas ni las de su familia, (comida, vestido, etc, etc) además de todo lo otro, que también es negativo y que esto provoca o se provoca por esto( robo, corrupción y más etc.). es una vergüenza que haya miles de trabajadores desayunando, almorzando comiendo en paladares y sabe dios haciendo qué más pagados por el estado, mientras la mayoría no pueden satisfacer sus necesidades básica mínimas ni las de sus familias porque sus salarios o pensiones dan ganas de llorar. por otro lado hasta cuando la CTC va a permitir que las empleadoras le esquilmen los salarios a los trabajadores que contratan servicios con empresas extrajeras, a eso sí se le puede llamar robo. No se puede medir al obrero con una vara y al estado con otra. Las empleadoras tienen que desaparecer, si los trabajadores son capaces de ir a la guerra incluso por otros países, como no van a ser capaces de establecer contratos directamente con empresarios extranjeros sin que les roben su salario, o es que los trabajadores cubanos son retrasados mentales, algo que dudo. La CTC tiene que defender al obrero y velar por sus intereses. Esa es su principal tarea. No puede ni debe sentarse en la misma mesa que el empleador, sea estatal o privado, por lo menos no del mismo lado. Son demasiadas injusticias y no veo a ningún líder sindical de la talla de Lázaro Pena o Jesús Menéndez y no es que no hagan falta, al contrario. Los trabajadores junto a sus familiares son el país y quién no vela por los trabajadores no vela por el país.

Jose dijo:

7

29 de julio de 2017

10:38:27


Siempre que nuestros peridistas e incluso economistas hablan del tema productividad y salario lo hacen sin darse cuenta que están en una retórica que no tiene fín. Tengo 53 años y en mi sacrificada vida no he dejado de leer,escuchar y sufrir tal falacia. El trabajador en Cuba no puede ser eficiente y no lo será nunca si no se destierra el concepto de que el Cubano trabajador no tiene derecho a tener dinero, a cobrar un salario digno. Hay que crear las condiciones para que el obrero pueda en su puesto de tarbajo explotar sus capacidad, y que su esfuerzo le de el derecho a cobrar lo que pueda ganar, sin importar cuanto. Hoy, no hay una empresa estatal en Cuba donde el trabajador este totalmente satisfecho con su salario.Pastor Batista no lo está, seguro no le alcanza ni para el desayuno. De que vive? Pienso que para un periodista debe ser muy duro pues el papel no se puede comer ni cocinado. Los trabajadores en Cuba , casi todos, viven de lo que se llevan de su puesto de trabajo, de lo que malversan, del tráfico de influencias y otros vícios incompatibles con nuestro socialismo pero sin los cuales por eso esta situació ha durado tanto en el tiempo y durará. Cuando nuestros obreros vean que su salario es la solución de sus necesidades y que la fábrica es un lugar a donde corremos a diario para aportar y no para SACAR entonces comenzaremos a avanzar. Imaginense ustedes el ejemplo de un avicultor, que se pare frente a sus gallinas y les diga, bien gallinas, esperamos de ustedes una producción semanal de 5 huevos/cada una de ustedes; cuando lo logren, yo les sirvo la comida.

Jose dijo:

8

29 de julio de 2017

10:46:10


Jolubaro, yo me he tomado la atribución de darle más forma a la teoría de la gallina pues no te quedó del todo clara. Si publican MI COMENTARIO, seguro lo veras clarito, no hay que ser avicultor como yo. Muy bien tu comentario. Estas por ahí mismitico como decimos los guajiros. Mis saludos

sergio dijo:

9

29 de julio de 2017

11:30:27


SON COSAS QUE SOLO SE VEN EN CUBA EN MATERIA DE ECONOMIA Y EN OTRAS ESFERAS,COMO ES POSIBLE QUE 61 ENTIDADES CUBANAS HAYAN PAGADO MILES DE PESOS SIN RESPALDO PRODUCTIVO,QUE MEDIDAS SE TOMARON CON LOS DIRECTIVOS Y CON EL PPC Y EL CAP DE ESAS PROVINCIAS,ES INCONCEBIBLE QUE A ESTAS ALTURAS CON LA SITUACION CRITICA QUE ATRAVIESA EL PAIS SE PERMITAN ESTAS COSAS,ESO NO ES MAS QUE BLANDENGUERIA DEL ESTADO CON LA QUE NO VAMOS A AVANZAR NUNCA,AÑO TRAS AÑO ES LO MISMO EL PAIS NO AVANZA,LA ECONOMIA ES UN DESASTRE EN TODO.ES COMO EMPRESAS QUE CHAPEAN LAS CARRETERAS DE CUBA DONDE LOS TRABAJADORES TRABAJAN 1 HORA DIARIA Y COBRAN 8 ADEMAS DEL ESTIMULO,ASI NUNCA HABRÁ UN SOCIALISMO PROSPERO Y MUCHO MENOS SUSTENTABLE.LO OTRO ES LA MENTIRA DE SIEMPRE.

Jesus dijo:

10

29 de julio de 2017

11:32:39


La realidad es que los trabajadores Cubanos seguiremos a merced de la dualidad cambiaria que tanto daño no has hecho; es triste ver como independientemente del esfuerzo que se aplique la realidad es que no se ve ese esfuerzo en remuneración y por ende capacidad de superación; pareciera que nadie en la alta cúpula padece lo que padece por tanta ineficiencia que se ha visto en este aspecto por parte del ejecutivo nacional