ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Con profunda pena hemos venido observando que la enseña nacional, la gloriosa bandera de la estrella solitaria que no ha sido jamás mercenaria, está a la venta entre otros productos de la artesanía como si se tratara de una de ellas o de un objeto común.

Ante esto debemos meditar: ¿Qué sentido tiene la bandera de una nación? Asociada al Himno, a los actos cívicos, a la representación de todo un pueblo en conmemoraciones, festividades patrias o a media asta en ceremonias de duelo; protagonista cuando nuestros deportistas alcanzan la gloria olímpica y observan en silencio cómo asciende a lo alto del mástil; cuando se encuentran los jefes de Estado o cuando ondea simbolizando a la patria al lado de otros pabellones. ¡Cuánta sangre y sacrificios, cuántos murieron abrazados a ella, cuántos la soñaron en tierra extraña!

Fue creada en los Estados Unidos por el exgeneral al servicio de España Narciso López, nacido en Venezuela, cuya estrábica carrera política no puede opacar el mérito de haberla imaginado en compañía de Miguel Teurbe Tolón y de su esposa y prima hermana Emilia, quien fue la primera en bordarla, y de su secretario, el novelista cubano Cirilo Villaverde, autor de Ce­cilia Valdés y testigo presencial de los hechos.

Se dice que en 1849 —año previo a la confección de la bandera—, en un día estival, en el cielo de un atardecer de Nueva York, López  vio los colores de la enseña nacional, así como aquel triángulo equilátero, símbolo de la fraternidad masónica. Esos elementos encarnaban los pensamientos más puros de la revolución que recorría el mundo: libertad, igualdad y fraternidad; cinco franjas, y en el centro del triángulo, como un rayo de luz en el cielo que se abría, la estrella marcaba el porvenir de Cuba. Triángulo que debía ser rojo y no azul, aunque desafiara las leyes de la heráldica.

Ostentaba los colores republicanos de Norteamérica inspirados en los de la Revolución Francesa de 1789; colores que hoy son también los de otras naciones del mundo. Al unísono con la enseña de los cubanos surgiría la de Puerto Rico, cuyas aspiraciones independentistas quedaron frustradas hasta hoy.

Enarbolada en años difíciles, cuando aún las supremas aspiraciones de las vanguardias políticas del pueblo cubano no habían alcanzado su plenitud y no pocos se inclinaban porque la estrella solitaria fuese una más en la constelación americana, resultaría necesario recorrer un árido sendero y derramar la sangre de los precursores que se anticiparon al acto magnífico del 10 de octubre de 1868 en La Demajagua o a la solemne celebración de la Asamblea Constituyente de Guáimaro en abril de 1869.

También surgió de esos anhelos libertarios el escudo sostenido en la unión de bastos donde reposa el gorro frigio con idéntica estrella solitaria. No era otro que el tocado que llevaban los cargadores en los barrios periféricos de París y Marsella, la palma real y la isla de Cuba representada entre los peñones del cabo de San Antonio y la península de Yucatán y la llave como símbolo de la libertad prometida y tras ella el sol naciente. A su alrededor hojas de laurel y acanto en ramas símbolos de la gloria combativa y del mérito alcanzado en el campo de batalla.

¡Cuántos cadalsos, cuántas lágrimas, cuántos exilios, cuánta tristeza! para que ahora la estampen en un delantal para la cocina, en una ridícula camiseta y en otras incalificables y vulgares formas.

En nombre de todo ello hago un patriótico y ardoroso llamamiento a nuestros conciudadanos y al menos aquí en el Centro Histórico de La Habana, Patrimonio Mundial, se apeguen las costumbres públicas a las leyes vigentes y no se pisotee ni se ponga precio.

Recordad las emotivas palabras del insigne poeta que al regresar a la patria evoca el valor de la bandera cuando aún podían verse a la entrada del puerto las canteras y la vieja cárcel y el pedazo de pared donde fueron ejecutados los estudiantes de 1871:

“Si deshecha en menudos pedazos
llega a ser mi bandera algún día...
¡nuestros muertos alzando los brazos
la sabrán defender todavía!”


*Historiador de la Ciudad de La Habana

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ballestilla dijo:

1

8 de septiembre de 2016

22:45:22


Excelente. Gracias Don Eusebio, gracias compañero, gracias cubano.

Ballestilla dijo:

2

8 de septiembre de 2016

23:44:02


Mi Bandera Al volver de distante ribera, con el alma enlutada, y sombría afanoso busqué mi bandera ¡y otra he visto además de la mía! ¿Dónde está mi bandera cubana, la bandera más bella que existe? ¡Desde el buque la vi esta mañana, y no be visto una casa más triste!... Con la fe de las almas austeras hoy sostengo con honda energía que no deben flotar dos banderas donde basta con una: ¡la mía! En los campos que hoy son un osario vio a los bravos batiéndose juntos, y ella ha sido el honroso sudario de los pobres guerreros difuntos. Orgullosa lució en la pelea, sin pueril y romántico alarde: ¡al cubano que en ella no crea se le debe azotar por cobarde! En el fondo de obscuras prisiones no escuchó ni la queja más leve, y sus huellas en otras regiones son letreros de luz en la nieve... ¿No la veis? Mi bandera es aquélla que no ha sido jamás mercenaria, y en la cual resplandece una estrella con más luz, cuanto más solitaria. Del destierro en el alma la traje entre tantos recuerdos dispersos y he sabido rendirle homenaje al hacerla flotar en mis versos. Aunque lánguida y triste tremola, mi ambición es que el sol con su lumbre la ilumine a ella sola - ¡a ella sola! - en el llano, en el mar y en la cumbre. Si deshecha en menudos pedazos llega a ser mi bandera algún día... ¡nuestros muertos alzando los brazos la sabrán defender todavía...

Miranda Respondió:


13 de septiembre de 2016

07:52:44

Ballestilla, copie los versos de Bonifacio Birne que pusiste en tu comentario,pues solo me sabia de memoria los últimos versos pronunciados por Camilo en su histórico discurso de pueblo. En el mes de agosto fui a Canada a ver a mi nieto de 6 años que sin ser su voluntad fue a vivir a ese país por decisión de sus padres, vi con emción que en su cuarto, con sus juguetes, colgada en la pared... había una bandera cubana.

Hermes Burgos Sola dijo:

3

9 de septiembre de 2016

04:53:15


Es totalmente valedero todos lo expresado por el Historiador de la Ciudad, y además, debe ser tomado como punta de lanza para la reconquista de tantos y muchos valores perdidos en estos años transcurridos.

Francisco dijo:

4

9 de septiembre de 2016

07:37:01


Cuando se discutían los lineamientos en mi centro de trabajo propuse que Cuba debía institucionar un Dia específico para honrar la Bandera Cubana, como sucede en muchos países del mundo, independientemente que se honre diariamente en los centros de trabajo y escuelas, ese dia en muchos países todos los que aman y disponen de la bandera nacional la colocan en sus casas,visible y con mucho fervor patriótico.

GASPAR Respondió:


9 de septiembre de 2016

10:15:13

Totalmente conforme con la idea de este CUBANO lo que debe primar en todos es no olvidar, quien olvida sus raises crese y cae porque sus raises no lo sostienen con fuerza conozco que se trabaja en una nueva ley de uso de los simbolos, ojala no copiemos lo que no debemos calcar, deacuerdo con el Dr Eusebio Leal, pero quiero preguntar, todos estaremos seguros que la bandera no es para decorar un delantal. eso lo veremos cuando la ley nueva sea dada a conocer. creo que el dia de la bandera debe ser el dia que ondeo por vez primera en cuba, en homenaje a la nacion y no a un general X, con esto digo que no debemos enjuiciar, si homenajear, a la patria y con que mejor que venerando lo mas sublime la bandera. gracias

Joel Ortiz Avilés dijo:

5

9 de septiembre de 2016

08:26:04


….Todos los que seguimos de cerca sus palabras y pensamientos; nos unimos al reclamo que hace, para que se respete uno de los símbolos mas sagrados que tenemos los Cubanos. ….Si no entendemos lo que usted a planteado y continuamos con la ¨ingenuidad¨ que nos está comiendo desde los pies y que pretende llegar hasta la cabeza y dejamos que esas debilidades; que tienen un trasfondo político e ideológico;…...no hará falta que desembarquen Fuerzas Especiales, ni Marines u otros. Será la hora final de nuestra obra mayor…..!!!!La Revolución Socialista que hemos logrado en las nerices de los EEUU!!!!. Hay mas de una generación que vive hoy en Cuba; que conocen, vivieron y tienen la experiencia de lo que ocurrió en la antigua Unión Soviética; que aunque es algo traumático hoy para el mundo, nos tiene que servir de experiencia de los que violan esos principios sagrados….!!!!no sobreviven al error!!!!. !!!!No se puede permitir bajo ningún concepto, cosas como estas y tienen que ser resuelta de inmediato!!!!!. …..En las instituciones del estado cubano que se han permitido semejantes ultrages, tienen que tomarse medidas políticas y administrativas con los violadores de los que está establecido y a la ves analizarlo profundamente con sus colectivos de trabajadores, por su falta de combatividad revolucionaria. La Batalla de Idea que nos enseñó a ganar nuestro invicto Comandante en Jefe….!!!!no ha terminado….tal ves empieza ahora!!!!!, ¿por qué?…..por los escenarios complejos que vivimos, en un momento donde se trabaja por lograr relaciones normales con los EEUU; ….pero sus objetivos de destruir a la revolución siguen en pie y los sufrimos todos los días, al cabo de un año y mas. !!!!Al Combate Corred, todos los cubanos dignos...que la patria os contempla orgullosa!!!!. !!!!Que no sean nuestros muertos alzandos sus brazos…..sino los hijos de Martí y Fidel de hoy ….los que sabrán defenderla siempre!!!!!. !!!!!!Venceremos!!!!!