ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Esta guerra económica nos ha sido impuesta, pero nos mantendremos en pie, dijo Hasan Rohani, presidente iraní. Foto: AP

En 40 años, la República Islámica de Irán ha resistido todo tipo de componenda por parte de Estados Unidos, en el afán imperial de destruir la Revolución.

Han sido cuatro décadas en las que se han logrado avances significativos como garantía de que su proyecto mira hacia el presente y futuro, desde lo económico, científico y de desarrollo nuclear con fines pacíficos, entre otros logros.

Aquel 11 de febrero de 1979,  el fundador de la República Islámica, el Imam Jomeini, quien había regresado al país persa luego de 15 años en el exilio en Irak, Turquía y Francia, se convirtió en el líder de su nación hasta su muerte en 1989.

Según el ayatolá Ahmad Yanatí, actual presidente de la Asamblea de Expertos, «Jomeini logró que el islam recuperase su dignidad y enseñó a la población a luchar contra la humillación de Occidente».

La historia recuerda que, en 1951, Irán consiguió establecer el primer gobierno electo de forma democrática y como líder ocupó el cargo de primer ministro, Mohamad Mosadeq, quien nacionalizó la industria petrolera del país.

Dos años más tarde, en 1953, los servicios de inteligencia de Estados Unidos y el británico, propiciaron un golpe de Estado y  acabaron con el gobierno popular de entonces y afianzaron en el poder a Mohamad Reza Pahlavi.

Hoy, el mismo enemigo de entonces –los gobiernos de Estados Unidos y su aliado Israel como punta de lanza– mantiene e incrementa las amenazas contra el país y aplica cada vez más sanciones económicas con el afán de rendir a la población.

Un hecho sin precedente y muy característico de la actual administración estadounidense de Donald Trump, fue el rompimiento unilateral con el Acuerdo Nuclear firmado por Irán y otras cinco potencias en 2015, considerado como uno de los mayores logros en las relaciones internacionales de las últimas décadas.

En esa codicia imperial que no tiene en cuenta para nada a los pueblos, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, aseguró el pasado año que Irán no llegaría a celebrar el aniversario 40 de su Revolución, en franca amenaza con revertir el proceso revolucionario de esa nación.

La República Islámica de Irán, cuyo proyecto en todos los órdenes tiene su visión en el desarrollo autónomo de los distintos frentes, incluyendo el militar, exhibió por estos días de celebración un misil de largo alcance con un radio de 1 350 kilómetros.

El Ministerio de Defensa iraní presentó el nuevo misil de crucero llamado Hoveize, fabricado localmente y probado con éxito, según la agencia de noticias ISNA. Las autoridades aseguran  que sus misiles solo tienen carácter defensivo y disuasivo.

De acuerdo con Hispantv,  con la victoria de la Revolución Islámica, Irán diseñó grandes objetivos como la independencia económica, la autosuficiencia, la creación de empleos y de una vida estándar para sus ciudadanos.

Entre sus logros se encuentra la reducción significativa de la pobreza en el país. En 1977, según el Banco Mundial, el 46 % de los iraníes vivía por debajo del umbral de la pobreza. Esta cifra disminuyó al 8 % en 2015, según un informe del Foro Económico Mundial.

Aunque Irán aparece clasificado entre los países en desarrollo, ha obtenido grandes avances en el sector aeroespacial, convirtiéndose en uno de los pioneros en esta materia. En 2009, lanzó el primer satélite de fabricación propia, nombrado Omid, con el que entró en el reducido club de los nueve países que cuentan con dicha capacidad.

Sus logros científicos se destacan también en la biotecnología. Los ingenieros en genética iniciaron en los últimos años importantes investigaciones, las cuales han dado como resultado la producción y exportación de decenas de biomedicinas.

Irán se encuentra entre los diez primeros países del mundo en el ámbito de la investigación y la tecnología de células madres. Ha registrado grandes éxitos en cuanto a clonación animal. Asimismo, se ha destacado en el trasplante de médula ósea, ocupando la segunda posición en el planeta, después de Italia, reportó Hispantv.

El país persa, sin lugar a dudas, ha hecho de la resistencia una razón mayor, primero para derrotar a sus enemigos y luego para desarrollar al pueblo y hacer la nación autosustentable.

Un ejemplo de estos días es la decisión de Irán y Rusia de usar sus monedas nacionales en el intercambio recíproco, lo que implica prescindir del dólar estadounidense.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.