ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Las impredecibles lluvias vuelven a golpear al país sudamericano. Foto: Prensa Latina

Dieciocho fallecidos, miles de familias damnificadas, decenas de heridos y muchas viviendas destruidas son algunas huellas del mal tiempo que viene azotando a varios municipios de Bolivia hace una semana ya.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, reconoció que esas cifras pueden aumentar en los próximos días a causa de las precipitaciones y los deslizamientos de tierra que se originan por las mismas, pese a los esfuerzos de los actores públicos para combatir este fenómeno natural, que también ha afectado a casi 1 500 hectáreas en el oriente de la nación sudamericana.

Además, muchas localidades permanecen sin electricidad, con las clases suspendidas hasta nuevo aviso y con problemas de sanidad, indicó la Agencia Boliviana de Noticias (ABI).

Para apoyar en este sentido, brigadas médicas móviles se han trasladado a los municipios afectados. De acuerdo con declaraciones de Carlos Reyes, director del Servicio Departamental de Salud de Beni, en el municipio de San Borja, de la provincia de Ballivián, se brinda atención en los albergues instalados en la sede del Gran Consejo Tsimane en el coliseo. Precisó, además, que a diario se atienden cerca de 450 personas.

La brigada médica cubana presente en Rurrenabaque, otro de los municipios afectados, publicó un mensaje en Facebook en el que daba cuenta de la labor que realizan. Hemos estado «a la orden». «A pesar del nivel de los ríos y lo cenagoso de los caminos, hemos acompañado al pueblo y garantizado la asistencia médica que trae consigo este tipo de desastres lamentables, como accidentes masivos y epidemias».

Los médicos cubanos reafirmaron, además, que continuarían no solo brindando sus servicios, sino apoyando en la recuperación, un compromiso que se reforzó luego del mensaje de solidaridad del Presidente Miguel Díaz-Canel en Twitter.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.