ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
John McCain, quien fuera candidato a la presidencia en el 2008, junto a su esposa Cindy. Foto: Lasexta.com

Fue a la guerra en Vietnam y lo hizo a gusto, convencido de que bombardeando a la población de ese país ayudaba a la grandeza de Estados Unidos, a la vez que asestaba golpes contra el comunismo, identificado entonces como la Unión Soviética.
Se trata del senador John McCain, fallecido recientemente a la edad de 81 años, quien con solo 31 era teniente coronel de la Marina de Guerra de ee. uu. y el 26 de octubre de 1967 durante una acción contra la población vietnamita, el avión caza que pilotaba fue derribado por un misil de fabricación soviética, durante su vigésima tercera misión al norte de la nación asiática.
Tras su desaparición física, debido a un cáncer, no pocas historias y fábulas han sido expandidas al mundo por grandes medios de comunicación. Incluso, se ha tratado de marcar una supuesta posición crítica contra el actual presidente Donald Trump.
Poco o nada, sin embargo, se trae al recuerdo de la comunidad internacional respecto a la guerra contra Vietnam y los cientos de miles de vietnamitas fallecidos, muchos de ellos a causa del Agente Naranja, un gas tóxico usado salvajemente por Washington.
La guerra en Vietnam –estoy seguro– marcó con cicatrices traumáticas a este hombre de la guerra y del sistema que representó, no solo por los cinco años que permaneció prisionero del ejército vietnamita. Al respecto, el espacio de tiempo entre su muerte y la emisión por el mundo mediático de las más variadas mentiras, exhibe como ejemplo de ello los que recalcan en las supuestas «torturas» que sufrió el militar estadounidense.
Hoy los grandes medios destacan un aspecto de la carta póstuma de McCain, en el que hace énfasis en la
recomendación del fenecido a que los estadounidenses no se escondan detrás de los muros. «Es una crítica velada a Donald Trump», señalan publicaciones de la nación norteña.
Se recuerda, asimismo, que quien fuera candidato a las elecciones del 2008, mantuvo numerosos enfrentamientos públicos con Trump pese a ser compañeros en el Partido Republicano. En su misiva póstuma hace un llamado al entendimiento entre posturas diferentes.
Como ejemplo del tratamiento mediático ante el fallecimiento se refleja que John McCain vivió en una época en la que el poder político, militar y cultural de Estados Unidos no tenía rival en el mundo.
El senador republicano nació pocos años antes de la Segunda Guerra Mundial y llegó a la adultez en los albores de ee. uu. como una superpotencia global. «Ahora se va en lo que es, tal vez, el ocaso del dominio de ee. uu., cuando la nación se enfoca hacia adentro, preocupada por los potenciales riesgos y desafíos de la inmigración, el multilateralismo y la economía global», comenta Anthony Zurcher, corresponsal de la bbc en Washington d.c.
Otro tema que no ha escapado del revuelo mediático tiene que ver con la ocupación del peldaño dejado por McCain en el Senado y las referencias en cuanto a que su viuda, Cindy, será la designada, pues una ley estatal de Arizona  –por cierto, muy «democrática»  al estilo de Estados Unidos– determina que es el gobernador el encargado de designar a su suplente hasta el 2020.
Aunque ha sido poco el tiempo que dista entre el fallecimiento del exmilitar yanqui que bombardeó Vietnam y la cobertura mediática con excesos y adulteraciones, no sería demasiado pedir que, en momentos de recogimiento como este, al menos se recuerde lo ocurrido en tierras anamitas.
Puede, incluso, abundarse sobre el documento rubricado por McCain cuando estaba prisionero en la nación asiática y firmó su confesión de haber cometido crímenes de guerra. ¿O es que la verdad puede ser diferente cuando de Estados Unidos se trata? 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Luis dijo:

1

28 de agosto de 2018

21:44:10


John McCain debe ser considerado un criminal de guerra. Bombardeó a Vietnam y al pueblo vietnamita en conflicto no-declarado, cuyo inicio en 1964---con el envío de tropas regulares estadounidenses---fué basado en el montaje de una mentira: un supuesto ataque de lanchas patrulleras vietnamitas a buques de la armada de Estados Unidos, que en realidad nunca ocurrió. Cientos de miles de civiles vietnamitas (entre ellos muchas mujeres, niños y ancianos) murieron como resultado de la guerra en que McCain participó y apoyó como aviador. En sólo un par de semanas en diciembre de 1972, por ejemplo, bombarderos B-52 estadounidenses lanzaron más de 70 mil toneladas de explosivos sobre Hanoi, destruyendo parte de esa ciudad y causando muchas bajas entre la población. Hoy, miles de bebés vietnamitas nacen deformados por causa del bombardeo-fumigación indiscriminado del químico defoliador Agent Orange sobre las selvas y campos de Vietnam---y para colmo el gobierno de Estados Unidos nunca ha compensado a Vietnam por este monstruoso crimen de guerra.

Rogelio dijo:

2

29 de agosto de 2018

03:17:50


De tal palo tal astilla. En este viejo probervio se puede insertar la figura de J. Maccain que es el ejemplo vivo de la soberbia de la casta militar americana que traspasa el humanismo normal para convertirse en la idealización del poder absolutista y vocero de las ideas más dañinas que se conjugan en la ideologia del actual imperio. Su padre y su abuelo fueron almirantes de la flota, de hay su estirpe. De las torturas durante su cautiverio como prisionero de guerra en Viet Nam tengo grandes dudas, su forma de pensar lo llevo a situaciones extremas y solo regreso a EEUU cuando lo amnistiaron junto a todos los demas prisioneros. no tiene comparacion lo que los medios de prensa mundiales hablan de las torturas ante la muerte y desolación que el llevo al pueblo vietnamita. En otra circunstancias le hubiesen fusilado, sobre todo si en lugar de ser americano hubiese sido patriota iraky, por eso pienso que a pesar de los crimenes de guerra que cometió los vietnamitas le trataron con condecendencia, sus visitas posteriores a Vietnam asi lo demuestran.

angel dijo:

3

29 de agosto de 2018

04:17:35


El articulo no menciona que McCain visitó a Vietnam en varias ocasiones, con un objetivo de reconciliación, y que abogó por el restablecimiento de relaciones entre USA y Vietnam. O sea como ser humano tuvo ese gesto que lo honra y que el articulo no dice.

Alejandro Fernández Costa dijo:

4

29 de agosto de 2018

06:11:33


No olvidar su acérrimo odio a la Revolución.Cierta vez dijo que había sido torturado en Viet Nam por asesores cubanos,cosa absurda y desmentida por Fidel en una de sus reflexiones.

Miguel Angel dijo:

5

29 de agosto de 2018

07:36:36


Desfachatez e inmoralidad a borbotones. Clásico en la vida política en USA.