ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La Red en Defensa de la Humanidad se ha vinculado con el Foro de Sao Paulo.iEn la imagen, el reciente encuentro en julio pasado, de artistas e intelectuales, en La Habana. Foto: José Manuel Correa

«Los intelectuales y artistas de nuestra región, y de otras partes del mundo que bien conocen nuestras causas, siempre han estado al lado de nuestros pueblos».

Así lo reafirmó Omar González, coordinador del Capítulo Cubano de la Red en Defensa de la Humanidad (RedEdh), a propósito del reciente encuentro de más de un centenar de escritores, músicos, poetas, artistas en general que, convocados por el Ministerio de Cultura y la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) se dieron cita en esta capital.

ACERCÁNDONOS A SUS ORÍGENES

Dos objetivos marcan el quehacer de la Red desde su fundación, nos recordó Omar González, en declaraciones exclusivas a Granma: la movilización de la opinión pública internacional y la defensa del pensamiento antihegemónico.

«La Red en Defensa de la Humanidad surge en el 2003, un año particularmente difícil en el contexto internacional debido a la invasión norteamericana a Irak y el recrudecimiento del bloqueo y la campaña contra Cuba por parte de la administración Bush. Mucha gente apostaba en ese momento por la caída de la Revolución Cubana.

«En ese escenario complejo de las relaciones internacionales un grupo de intelectuales mexicanos, encabezados por el destacado sociólogo Pablo González Casanova, se reúnen y deciden fundar un movimiento encargado de los temas de solidaridad con Cuba y con el resto de la humanidad.

«Cuba también desempeñó un papel muy importante en esos inicios, pues las relaciones entre ambos países eran muy estrechas y se intercambiaron nociones de cómo debía ser la Red.

«Se produjo un intenso intercambio entre González Casanova y miembros de la Uneac en los primeros días de su creación y quedaron sentadas las pautas formales de esta nueva estructura que –aunque cuenta con una vocación global– el principal interés es su contribución al análisis, el entendimiento de la situación política y social de América Latina y el Caribe».

EN EL CONTEXTO ACTUAL DE LA REGIÓN

Omar González precisó que hasta hoy la Red en Defensa de la Humanidad se compone por capítulos nacionales y estos, a su vez, se subdividen en nodos que pueden ser las universidades y otras instituciones tomando en cuenta las especificidades de cada país. La coordinación general se encuentra en Venezuela desde el año 2004.

Hablamos de miles de intelectuales de diferentes regiones del mundo, de diferentes formas de pensar y de expresarse a través del arte, la ­literatura, la academia, las ciencias.  Pero la unidad, a partir de la defensa de un conjunto de ideas y el enfrentamiento a la campaña imperialista y el retorno de las derechas en el continente, es lo más importante.

La Red puede aportar siempre porque los intelectuales son productores de ideas a la hora de movilizar y crear conciencia dentro de las personas.

Se ha vinculado anteriormente a espacios afines como los Encuentros del Foro de Sao Paulo, las Ferias del libro de La Habana, los eventos de movimientos sociales, entre otros. En esta ocasión se debatió mucho sobre el papel del arte y la cultura», precisa Omar González.

«Nos reunimos para presentar soluciones y alternativas en la lucha de los movimientos de izquierda en la región desde la base de una plataforma común. El principal beneficio es aprovechar estas oportunidades para perfilar la lucha junto a nuestros pueblos durante los próximos años y contrastar las experiencias de lucha para evitar cometer los mismos errores del pasado».

«Nos queda mucho por aprender, por unirnos y asumir nuestras diferencias, pero trabajar juntos y afianzar la posición de las fuerzas de izquierda, es algo en lo que los intelectuales y artistas debemos poner mucho empeño, para contribuir a reflexionar, concientizar, enrumbar caminos y hacerlo siempre desde el optimismo», concluyó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.