ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Dirigentes políticos condenaron los hechos que hasta ahora han provocado inestabilidad en Etiopía. Foto: Prensa Latina

ADDIS ABEBA.–La incertidumbre invade desde el sábado último a los residentes de la capital etíope, luego de una explosión ocurrida durante una manifestación en apoyo al primer ministro, Abiy Ahmed. El número de lesionados ha ascendido a 164.

En tanto, de acuerdo con un reporte de PL, la Cruz Roja Etíope (CRE) informó que unas 50 personas habían recibido tratamiento de primeros auxilios en el lugar y otras 114 fueron llevadas a instituciones de salud.

La preocupación crece no solo en el país, sino también en el continente, que ha confiado a Etiopía la tarea de ser sede del más importante organismo interafricano: la Unión Africana (UA).

«Es desconcertante que haya ocurrido algo así en un momento en el que todo parecía alcanzar la calma... estoy asustada, sin saber qué pasará a continuación», dijo Yideneku Kassa, una de los tres millones de personas que asistieron a la Plaza Meskel, en el centro capitalino, para mostrar apoyo a la gestión de dos meses de Ahmed, sobre todo al plan de reformas políticas y económicas llevado a cabo.

Otros testigos entrevistados por Prensa Latina indicaron que la explosión ocurrió cerca de un vehículo de la policía en el momento en que el mitin iba a concluir.

De acuerdo con estas fuentes, unas tres personas murieron, pero los reportes oficiales no llegan, a la vez que crecen las dudas y los sentimientos emergidos entre la opinión pública son ambivalentes.

Solomon Ali, jefe de Diplomacia Humanitaria y Asuntos de Comunicación de CRE, puntualizó que la mayoría de los contabilizados sufrieron lesiones leves, pero otros que fueron afectados directamente por la bomba se encuentran en estado más crítico.

Con voz rasgada, visiblemente afectado por lo sucedido, el Primer Ministro se dirigió a la nación en un discurso televisado inmediatamente después del trágico incidente, no solo para dar las condolencias a los familiares de las víctimas, sino para dejar claro que el hecho no detendrá el avance de Etiopía hacia la unidad, indicó PL.

Por su parte, Francia condenó el ataque ocurrido el fin de semana en Addis Abeba, en el que ya se calculan dos muertos.

El portavoz del ministerio galo de Asuntos Exteriores expresó «las condolencias a las familias de las víctimas y la solidaridad al Gobierno y el pueblo etíopes».

Asimismo, París saludó la voluntad reformadora del primer ministro, Abiy Ahmed, así como sus llamados a la unidad nacional y a la reconciliación de todos los etíopes.

Desde latitudes vecinas a Etiopía han emergido pronunciamientos como el del presidente angoleño, Joao Lourenzo, quien condenó el atentado del sábado pasado, al considerarlos actos cobardes, criminales y antidemocráticos, en la sede de la UA.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

26 de junio de 2018

14:15:59


Etiopía es uno de los tantos países africanos que ha tenido que enfrentar además de la pobreza, el hambre y el cambio climático, una serie de conflictos que aún perduran debido a las acciones de los colonizadores y potencias extranjeras. Sin embargo, luego de una reciente pausa ante tantas desgracias y un destello de esperanza para casi 100 millones de etíopes, con la asunción al poder de un gobierno de corte reconciliador y popular, encabezado por el primer ministro, Abiy Ahmed, se produce esta macabra acción terrorista. Qué mano satánica se esconde detrás de los sangrientos hechos? A quiénes beneficia la desestabilización de la nación? La historia de Etiopía ha estado marcada por la influencia funesta del imperio yanqui. La actividad de Washington provocó efectos más dañinos que las sequías o las hambrunas. Resulta que por esta maligna injerencia en 1993, el país se dividió en dos, Etiopía y Eritrea. En 1996, bajo la presión de USA y dos años antes de empezar una guerra devastadora entre sí, las fuerzas terrestres de Eritrea y Etiopía participaron en la guerra civil de Sudán, apoyadas por la fuerza aérea gringa. Después del 11 de septiembre 2001, los servicios de inteligencia norteamericanos crearon en Etiopía un campamento para entrenar a los combatientes de la oposición somalí. También abrieron aeródromos en el país para operaciones aéreas con aviones no tripulados contra Somalia y Yemen. Etiopía tiene un elevado crecimiento económico, pero con enormes desigualdades sociales, predominando la hambruna en extensos sectores de la población. No albergo la más mínima duda que el dedo acusador se dirige a las potencias extranjeras, encabezadas por supuesto por el peor cáncer que sufre la humanidad, el imperio yanqui. Ya conoceremos la verdad, es una hipótesis, fundamentada en hechos precedentes.

Nidjade Moubarack dijo:

2

26 de junio de 2018

14:59:29


Toda vida perdida, personas heridas moralemente o fisicamente constituyen lastimas para los corazones profundamente humanistos. Aportamos apoyo moral y psicologica a las familias de las victimas, y esperamos que sean neutralizados y castigados en el cuadro de la justicia los autores de tal acto criminal y destabilizador caminado encontra el sentido de la paz y estabilidad Que Dios bendiga las almas de las vidas perdidas!