ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Prensa Latina

Donald Trump, el magnate—presidente de Estados Unidos ha hecho otra de las suyas: poner al borde del colapso el Acuerdo Nuclear asumido con Irán por las potencias mundiales en 2015, tras anunciar este martes la salida de su país de ese compromiso internacional.

El anuncio a partir de ahora de nuevas y mayores sanciones contra la nación persa, más las amenazas de otro tipo expresadas por el presidente norteamericano, agravan aún más la situación internacional de por sí conducida al precipicio por los gobiernos de la Casa Blanca.  

Se trata de uno de los asuntos más sensibles de la política exterior contemporánea. Y no cumplir con lo acordado es una evidencia de que la administración Trump, como ya lo hizo antes con el Acuerdo sobre Cambio Climático, es capaz de pisotear los esfuerzos de largos años de negociaciones y el clamor mundial, incluyendo la población estadounidense, de que se respete lo rubricado.

En el 2015 firmaron el Acuerdo, además de Irán y Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, China, Francia y Alemania. Todos, menos Trump, consideran que la nación persa cumple lo pactado. Igual aval hace la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), que lo corrobora en constantes monitoreos.

Aquel documento abrió al mundo una boconada de paz, a la vez que posibilitó que a la nación persa se le levantaran las sanciones impuestas desde Occidente, mientras se comprometía a no desarrollar un programa nuclear con fines bélicos, como afirmaba Washington y nunca se ha podido demostrar.

Recordemos que el programa nuclear iraní siempre fue defendido por las autoridades de ese país como de carácter pacífico para contribuir al desarrollo de esa nación.

Incluso, desde los ayatolas hasta otros componentes religiosos, civiles, militares y políticos de ese país, han explicado al mundo que la religión que allí se practica es incompatible con el desarrollo y uso de esas armas, por lo que nunca estaría en los planes de Teherán producirlas o usarlas.

Las sanciones impuestas por EE.UU. y la Unión Europea para forzar a Irán a frenar el enriquecimiento de uranio deterioró la economía del país, con pérdidas por más de 160 000 millones de dólares en ingresos por petróleo de 2012 a 2016.

En su momento, el acuerdo fue considerado un hito de la política exterior del entonces presidente de EE.UU., Barack Obama. Sin embargo, Trump lo ha considerado “el peor acuerdo jamás logrado”.

En una encuesta de Morning Consult / Politico realizada en línea en el país norteño desde el pasado 26 de abril al 1 de mayo, muestra que el 56 por ciento de los consultados respalda el acuerdo de 2015, lo que se considera un récord en un sondeo nacional.

El 68% de los demócratas y el 51% de los independientes dijeron que apoyan el pacto, mientras los republicanos están más divididos: el 46 por ciento lo respaldó y el 42 por ciento se opone.

El documento en cuestión recoge que Irán se comprometió a reducir sus reservas de uranio en un 98% hasta 300 kilogramos, que deberán mantener su nivel de enriquecimiento en 3,67%.

Al respecto, ya en enero de 2016, Irán había reducido drásticamente el número de centrífugas instaladas en Natanz y Fordo, las cuales se utilizan para producir radioisótopos de uso medicinal, agrícola, industrial y científico.

Previo al anuncio de Donald Trump, la preparación del terreno para una segura salida de Estados Unidos del pacto nuclear con Irán ha sido incentivada con visitas de personeros del equipo del magnate a la región, principalmente a Israel —enemigo acérrimo de Irán— y que cuenta con más de 200 ojivas nucleares, que ni son inspeccionadas por la OIEA ni criticadas por Washington, todo lo contrario.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, arremetió por estos días contra la nación persa, a la vez que se mostró favorable con la anunciada medida de Trump de abandonar el acuerdo.

No es nada novedoso ni el plan estadounidense contra Irán ni el apoyo israelí con ese fin: Netanyahu dirá que si Washington le entrega cada año más de 3 000 millones de dólares para armarse, matar palestinos y agredir a territorios vecinos, tiene que serle fiel en apoyar sus planes con el enemigo final, Irán.

Desde el punto de vista estratégico, no es nada reciente el propósito norteamericano de fragmentar, dividir y destruir principalmente a las sociedades árabes que conforman el Magreb y Oriente Medio, de tal forma que sirvan de antesala a intenciones mayores como es la destrucción de la República Islámica de Irán.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Armando dijo:

1

8 de mayo de 2018

18:01:21


¿ Estados Unidos abandonó el acuerdo o no?. El artículo solo habla de sanciones, pero no dice si por fin Estados Unidos se fue, no queda claro

Edgardo Martínez García dijo:

2

8 de mayo de 2018

20:46:18


Acuerdo sin Donal Trump es un acuerdo muy positivo para la humanidad es señal que la vida continúa , que los pueblos pueden acordar algo sin contar con la aprobación del imperio yanki ,su retirada es señal que el programa nuclear de Irán cumple con las normas pactadas ,todo debe ir mejor ahora con la salida de Donal Trump porque así el continuará con nuevas contradiciones con las grandes potencias , viro las espaldas para los consejos que ofrecieron las potencias aliadas y ahora quedó aislado ,fracaso total de su programa de guerra para el medio Oriente ,en este minuto sólo es apoyado por isrrael y Arabia Saudita también estos dos gobiernos forman parte del programa de guerras de Donal Trump un programa que utiliza las más modernas tecnologías para realizar bombardeos en cualquier rincón del mundo y originar nuevos desastres humanos como tiene acostumbrado el régimen imperial ,quedando 24 meses para el inicio de nuevas campañas electorales en EUA el señor Donal Trump se unde en el pantano está vez sin poder pagar el silencio de sus amigas pasará a seguir guiando sus negosios como terapia ocupacional la cual nunca debió abandonar por el bien de la humanidad .

Alberto N Jones dijo:

3

8 de mayo de 2018

23:56:51


Las acciones de un energumeno, Nazi-Facista se puso una vez mas en evidencia en el dia de hoy, al al contravenir los deseos de paz de millones de seres humanos, al renunciar a los acuerdos cuidadosamente forjados durante 12 años por 7 paises y el apoyo de respetables instituciones internacionales. Cuba, que al igual que Nicaragua, Venezuela, Bolivia y otros estan en la mira de este anormal, debe fortalecer su seguridad y afinanzar sus vinculos con sus emigrados y su aliado mas fiel y firme en los Estados Unidos, como lo han demostrado destacados religiosos, intelectuales, artistas y sobre todo, politicos del Caucus Negro del Congreso de los Estados Unidos. Cuba puede abrirle las puertas a cientos de miles de Afroamericanos que se sienten en casa en Oriente Sur y poseen una economia que supera a muchos pequeños = paises Europeos, para que formen parte del desarrollo de una nacion justa, equitativa, libre de racismo que devora a tantos en el mundo y ha eludido a los hijos de Africa en Estados Unidos y para eliminar la margnacion en Cuba.

Jose Manuel Anton dijo:

4

9 de mayo de 2018

05:52:05


Para poder estar bien informado de ciertos asuntos es necesario recurrir a fuentes desvinculadas del imperio y sus paniaguados. Muchas gracias por vuestra labor

Daniel dijo:

5

9 de mayo de 2018

07:11:57


El DT con su decision sobre el acuerdo con Iran esta tratando de evitar que ese pais se extienda con su intervencionismo por todo el medio oriente apoyando el terrorismo y el enfrentamiento entre religiones..