ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Desde que estalló la guerra en Siria, hace cerca de siete años, cientos de miles de hombres, mujeres y niños se han visto forzados a abandonar sus hogares en busca de un lugar donde sobrevivir y escapar del horror estimulado por potencias extranjeras, contrarias al gobierno legítimo de Bashar al-Assad.

Estas personas no tienen otra opción que huir de sus hogares pues se saben víctimas de una disputa entre grandes potencias por los recursos naturales de una de las zonas más ricas del mundo.

Los imperios occidentales disfrazan sus intereses usurpadores en una campaña de supuesta lucha contra el terrorismo, pero la situación actual siria revela sus verdaderas motivaciones y es precisamente esa «guerra» uno de los principales factores que provocan el desplazamiento.

Las montañas que separan el Líbano de Siria fueron y siguen siendo uno de los caminos más transitados por los refugiados a pesar del cierre de fronteras por parte del Gobierno libanés en el 2015.

Dependiendo de las fuentes consultadas, el número de refugiados sirios en ese país se estima en torno a 1 100 000, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, o 1 500 000, de acuerdo con el Gobierno libanés.

De ellos el 85 % se encuentra en las provincias de Bekaa, Líbano-Norte y Monte Líbano.

Si tenemos en cuenta que el Líbano es un país pequeño, que no excede los cuatro millones de habitantes y basa su economía en la agricultura y los servicios, el conflicto sirio y la llegada de los refugiados han puesto a prueba su capacidad física.

Según un informe de la Acnur sobre tendencias globales, en esta nación existen 183 refugiados por cada mil habitantes, la mayor cifra por habitantes del mundo.

Las agencias humanitarias del sistema de Naciones Unidas y las ONG locales e internacionales luchan por prestarles asistencia a todos los refugiados, pero la escasez de fondos y la desidia internacional hacen que los desplazados se encuentren sin apenas recursos para sobrevivir.

Aunque quienes llegan a las costas europeas se llevan muchas veces los titulares de prensa, en los países de la región es donde se vive el mayor drama humano.

Uno de los problemas que se encuentran los sirios, una vez que consiguen cruzar la frontera libanesa, es que el país anfitrión no es firmante de la Convención del Estatuto de los Refugiados de 1951, lo que limita sus obligaciones internacionales. De esta forma, los refugiados quedan, en gran parte, a merced de la voluntad de las autoridades locales y de los recursos de los que estas disponen.

Por tanto, la comunidad internacional debe hacer frente a los compromisos que ha hecho. Las ayudas necesitan materializarse para que, por una parte, puedan cumplirse programas como la plena escolarización de los niños y niñas sirios refugiados y, por otra, para que los países de acogida como el Líbano no se desestabilicen económica y socialmente por la falta de recursos.

Fuente: Acnur, El País Diseño: Guillermo Meriño Suárez
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose dijo:

1

8 de marzo de 2018

07:55:06


estoy seguro que sería bien larga la lista de mujeres cubanas que se han destacado y hoy lo hacen muy bien, felicidades a todas en este dia tan especial