ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Fecha de nacimiento: 1ro. de agosto de 1972
Edad: 45 años
Lugar de nacimiento: Maringá, Brasil
Alma Máter: Universidad Provincial de Maringá, Universidad Estatal de Paraná, Universidad de Harvard
Ocupación: Juez federal, abogado, juez, asesor de la Comisión de Constitución y Justicia del Senado y profesor de la Universidad Federal de Paraná
Estado civil: casado

El juez brasileño Sergio Moro se vende como el abanderado anticorrupción de Brasil y es la cara más visible en las investigaciones del escándalo Lava Jato. Sin embargo, esta misma figura, aupada desde el exterior, es la responsable de la persecución política contra el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva y una de las principales armas de la derecha contra el Partido de los Trabajadores (PT).

Moro era un desconocido hace apenas cuatro años, sin embargo asumió en el 2014 desde su juzgado en Curitiba, la investigación del Lava Jato (lavacoches), que inició como un simple operativo en una gasolinera utilizada para lavar dinero y destapó una trama de corrupción en Petrobras, la cual se ha intentado vincular desde el inicio con el PT (fundado por Lula), pero que implica a todos los partidos políticos del país.

La mira del juez brasileño siempre estuvo en Lula, a quien sentenció a nueve años y medio de prisión sobre la tenencia de un apartamento en el balneario de Guarujá, que, supuestamente, habría sido entregado al exmandatario como parte de un esquema ilegal. Sin embargo, todavía no existe una sola evidencia concreta que vincule al expresidente con el local.
Tras ello, Moro trató de mostrarse como una parte imparcial de los hechos, afirmando que lo ocurrido no le daba «ninguna satisfacción personal».

Los hechos previos a la condena de Lula son igualmente cuestionables: fue conducido coercitivamente a declarar, sin antes enviarle un requerimiento; y además fue revelado un audio entre el fundador del PT y su sucesora en el gobierno, la presidenta constitucional Dilma Rousseff.

En una ocasión, el exmandatario expresó: «estoy asustado con la República de Curitiba, porque a partir de un juez de primera instancia todo puede ocurrir en este país».

Asimismo acusó a Moro en las Naciones Unidas por «persecución política», que busca inhabilitarlo como candidato para las elecciones presidenciales del mes de octubre.

Por otro lado, hay quienes consideran a Moro como uno de los protagonistas de la política brasileña actual y lo vislumbran como un posible aspirante al Palacio de Planalto.

Mas, ¿qué intereses se ocultan detrás del juez de Curitiba? Aunque intenta mostrar una imparcialidad en la investigación de sus casos, en específico el Lava Jato, Moro dejó a un lado los departamentos en que Petrobras contribuye con multinacionales (sobre todo estadounidenses), lo que avala la idea de que se trata de una cacería de empresas estatales o gigantes privadas nacionales con un rol importante en el mercado internacional.

Igualmente, según un documento filtrado por Wikileaks, Sergio Moro recibió un curso promovido por el Departamento de Estado de Estados Unidos, en cuyo informe final refleja que «fiscales y jueces especializados dirigen en Brasil casos significativos que involucran la corrupción de individuos de alto escalafón».

Sus lazos con la nación norteamericana incluyen, además, la participación en un programa para la instrucción de abogados en la Escuela de Leyes de Harvard.

De acuerdo con el diplomático brasileño Samuel Pinheiro Guimarães, «Moro sabe cómo ganarse la aprobación de Washington».

El juez, de 45 años, es oriundo de Maringá, municipio del norte del estado de Paraná. Desde muy joven quedó fascinado por develar y descifrar los caminos del dinero sucio, y por ello es un estudioso de la Operación Manos Limpias, la cual desarticuló una compleja red de corrupción en Italia a inicios de los 90 del pasado siglo.

Tal vez pretende que el Lava Jato sea una copia de Manos Limpias, sin embargo, en Brasil se trata más de una conspiración contra la izquierda, Lula y el PT.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

14 de febrero de 2018

03:13:17


Magnífico trabajo periodístico, pone al desnudo el intríngulis en la sucia manipulación política del caso Lava Jato, dirigido contra los líderes de izquierda, especialmente contra el compañero Lula da Silva. No tengo un ápice de duda que se trata de una gran conspiración contra la izquierda en el gigante sudamericano, un plan urdido por los yanquis, con la participación de la ultraderecha brasileña. Que lo compre quien no lo conoce. Veremos como transcurren los hechos, porque la verdadera corrupción oligárquica generalizada es muy poderosa.

Mario Ramos dijo:

2

14 de febrero de 2018

08:48:17


En otros comentarios relacionados con el caso de Lula, dijimos que detrás está el Departamento de Estado de EEUU, porque en América Latina, no se hace nada contra una personalidad política, sin la aprobación de los dirigentes del imperio, ahora sale a la palestra pública que el señorito curso estudios en la prestigiosa universidad de Harvard. Creo que hay que ser muy estólido para no saber quién está dirigiendo este proceso.

Jorge Respondió:


14 de febrero de 2018

11:10:32

a ver Mario, que se trata de delitos y pruebas, asi como de presuntos delincuentes. A menos que la defensa demuestre que las pruebas son un montaje, no cabe sino admitir que hubo delito y en consecuencia, acatar como justa y valida la decision del juez actuante. y ai, Harvard es una universidad excepcional. Ojala tuviesemos muchos cubanos pa posibilidad de tomar clases en ella. no veo razon para la sospecha...

adalberto luna luna dijo:

3

14 de febrero de 2018

11:51:27


un lacoyo mas del imperialismo, cuanto le pagaran por estos servicios contra la isquierda

Jose mario Respondió:


14 de febrero de 2018

21:01:04

Cuidado con tus conluciones Adalberto, Correa tambien estudió en los Estados Unidos.

JUAN TRAVIESO dijo:

4

14 de febrero de 2018

12:25:29


Faltó decir que después de la condena del juez Sergio Moro un tribunal de apelaciones compuesto por tres jueces ratificó la condena y la aumento a 12 años de prisión y que un juez de la corte suprema de Brasil negó un recurso presentado por el expresidente Lula . Eso quiere decir que todos los jueces están comprados por Washington y estudiaron en Harvard ?

Josue dijo:

5

14 de febrero de 2018

13:53:42


Lo considero las dos cosas: --Abanderado de la anticorrupcion, y Exterminador de la Izquierda.