ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El presidente palestino, Mahmoud Abbas, apremió a la comunidad internacional a que intervenga contra la intención del presidente de Estados Unidos de trasladar su embajada en Israel a Jerusalén. Foto: RT

WASHINGTON.– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció ayer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel, pese a las advertencias de líderes mundiales de que la medida amenazará la seguridad regional y posibles conversaciones de paz.

Al realizar el anuncio desde la Casa Blanca, el mandatario republicano cambió el rumbo seguido por todos sus predecesores, y afirmó que se trata de un nuevo acercamiento al conflicto entre Israel y Palestina.

También orientó al Departamento de Estado mover la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, y para ello comenzar la construcción de un edificio que, según Trump, «será un magnífico tributo a la paz cuando se complete».

El reconocimiento de Jerusalén como capital eterna e indivisible de Israel, acorde con una resolución del Parlamento de ese país carente de reconocimiento de la comunidad internacional, ha sido una línea roja que ni los equipos gobernantes de Estados Unidos más a la derecha han osado trascender, Ronald Reagan y su plataforma de Santa Fe incluidos.

Las implicaciones de la medida son vastas y las repercusiones, que no se harán esperar, profundas tanto para la credibilidad política de Estados Unidos como para el equilibrio en esa volátil zona que es el Oriente Medio y en la cual Washington tiene intereses vitales ya que, en esencia, condona la expansión geográfica a costa de territorios bajo ocupación militar.

Debe recordarse que, tras la aceptación por la Asamblea General de la ONU de Palestina como Estado observador no miembro, el mismo status que El Vaticano, varios países decidieron reconocerla y establecer relaciones diplomáticas.

La IV Convención de Ginebra de obligatorio cumplimiento para todos los miembros de la comunidad internacional proscribe la anexión de territorios ocupados por la fuerza militar, como es el caso de Gaza, Cisjordania y Jerusalén este.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Eduardo dijo:

1

7 de diciembre de 2017

08:51:21


Acaso los imperialistas escuchan a alguien?, ingenuo creer que lo hacen ....

Miguel Pérez dijo:

2

7 de diciembre de 2017

10:17:23


Espero que al menos Rusia y China no admitan de forma pasiva esta ruptura bárbara del derecho internacional . Si no se para a ese loco, la Humanidad entera corre serio peligro.

Daniel Fuentes Almaguer dijo:

3

7 de diciembre de 2017

14:26:33


¿Qué sabe de leyes, de normativas,de convenciones internacionales,de respeto a la legaliadd y la paz de la humanidad el presidente de Estados Unidos, Donald Trump? a este personaje solo le preocupa el dinero, el petroleo, el mal ,la guerra, hasta cuando lo tendremos que soportar, los habitantes de este planeta debemos de hacer frente a tales maniobras del señor presidente unidos, compartiendo ideas, criteros y no permitirle nada, ni un tantito así como nos dijo un día el Che.

alejo dijo:

4

7 de diciembre de 2017

14:35:22


ya era hora

Carmen Fernández López dijo:

5

8 de diciembre de 2017

04:56:37


Es presidente de los Estados Unidos ya ha hecho varias cosas que tenían que ser no aceptadas por las ONU,lo que sucede que al ser un país al que le deben dinero muchos países algunos desde la Segunda Guerra Mundial,no toman represalias y se arrugan ante las abruptos dél Trupm.Esto quedará por tanto en nada, y Trump saldrá con la suya, como siempre.