ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Departamento del Tesoro

WASHINGTON.—El gobierno estadounidense anunció hoy mayores restricciones para los norteamericanos interesados en hacer negocios con Cuba y viajar a la isla caribeña, en cumplimiento del memorando presidencial que revierte importantes aspectos del acercamiento entre ambos países.

Los departamentos de Estado, Comercio y Tesoro dieron a conocer a adopción de «acciones coordinadas» para implementar el documento firmado por el presidente Donald Trump el 16 de junio pasado en Miami, Florida, las cuales incluyen vetar a los estadounidenses de hacer transacciones con más de 180 entidades de la nación caribeña.

Asimismo, obliga a que todos los viajes educativos no académicos «pueblo a pueblo» se lleven a cabo bajo los auspicios de una organización que esté sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos.

De acuerdo con un comunicado, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro y la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio anuncian enmiendas al Reglamento de Control de Activos Cubanos y las Regulaciones de Administración de Exportaciones.

Tales pasos, según el texto, implementan cambios al programa de sanciones a Cuba anunciado por el mandatario republicano en junio, cuando decidió borrar muchos de los pasos dados hacia la isla por su predecesor, Barack Obama (2009-2017).

Los cambios, que incluyen medidas complementarias del Departamento de Estado, entrarán en vigor a partir de mañana, cuando serán publicados en el Registro Federal.

Como parte de los mismos se publicó una lista de entidades y subentidades restringidas, que será publicada y actualizada periódicamente, la cual comprende empresas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad de la isla.

«Las personas sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos ahora tendrán prohibido realizar ciertas transacciones financieras directas» con tales instituciones, entre ellas más de un centenar de hoteles, marinas y tiendas.

En términos de viajes, ya no serán autorizados las visitas educativas individuales no académicas, y quienes vayan la isla bajo el auspicio de una organización deberán estar acompañados por un representante de la misma, entre otras restricciones.

Las medidas, que llegan justo una semana después de que 191 de los 193 países de la ONU condenaran el bloqueo impuesto por Washington a la isla hace más de medio siglo, también enmienda la definición de «funcionarios prohibidos del Gobierno de Cuba para incluir ciertos individuos adicionales».

El anuncio de las restricciones ocurre, además, en momentos en los que numerosos sectores económicos, académicos y comerciales de Estados Unidos están interesados en ampliar los vínculos con la nación antillana, y cuando encuestas muestran que la mayoría de los norteamericanos favorecen el fin del cerco.

REACCIÓN INTERNACIONAL

El senador demócrata Patrick Leahy consideró como una reminiscencia de la Guerra Fría las nuevas restricciones anunciadas por el Gobierno estadounidense para los norteamericanos interesados en hacer negocios con Cuba y viajar al país caribeño.

Según el legislador por el estado de Vermont y promotor del acercamiento entre su nación y la isla antillana, las medidas son las que «se esperarían de un gobierno totalitario paranoico, no de una democracia como la nuestra».

La hipocresía de los ideólogos de la Casa Blanca es evidente, sostuvo Leahy en un comunicado, quien también usó los calificativos de onerosas y mezquinas para referirse a las disposiciones.

También manifestó que Cuba no representa la menor amenaza para Estados Unidos.

Estas nuevas regulaciones perjudicarán a los empresarios en ciernes y al pueblo cubano al desalentar a los estadounidenses de viajar allí, concluyó.

Por otra parte, Collin Laverty, presidente de Cuba Educational Travel, un grupo organizador de viajes a la mayor de las Antillas, expresó que las restricciones sirven para aplacar a una minoría que se desvanece en el sur de Florida, y perjudican a los trabajadores y las familias estadounidenses y cubanas.

El Consejo Nacional de Comercio Exterior (NFTC) de Estados Unidos consideró por su parte equivocadas las nuevas restricciones de la administración Trump.

De acuerdo con la organización fundada en 1914, que brinda servicios a cientos de empresas en actividades relacionadas con política comercial y fiscal, las limitaciones impuestas a las empresas estadounidenses para hacer negocios con el país caribeño son contraproducentes.

A través de un comunicado, el vicepresidente del NFTC, Jake Colvin, manifestó que restringir a las compañías de la participación en la Zona Especial de Desarrollo Mariel impide que los estadounidenses tomen parte en una actividad económica potencialmente beneficiosa para los trabajadores y el pueblo cubano.

La declaración también apuntó que solo permitir los llamados viajes «pueblo a pueblo» como parte de estancias auspiciadas por una organización limitará el contacto que los estadounidenses puedan tener con los cubanos en la isla.

Indicó que estas restricciones perjudicarán a los trabajadores por cuenta propia y los dueños de viviendas particulares que brindan servicios de alojamiento, quienes forman parte del sector privado que la administración de Donald Trump dice apoyar.

A decir del NFTC, las medidas dadas a conocer este miércoles, y que entrarán en vigor el jueves, serán confusas para los viajeros y requerirán recursos significativos del gobierno de Estados Unidos para su cumplimiento.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Carlos Martínez dijo:

1

8 de noviembre de 2017

17:57:20


Cuba tiene que aceptar una relación tan humillante? Lo querramos o no las relaciones diplomáticas ellos de forma unilateral estarían a punto de romperlas.La dignidad de la nación es lo más importante.Abajo el imperialismo yankee.

Amad Respondió:


9 de noviembre de 2017

11:53:51

Hermano, la política internacional no se mira como las relaciones con un vecino de tu cuadra, estoy de acuerdo que cualquier CUBANO, actuaría así, como se lee entre líneas en tu comentario, pero es más enriquecedor saber que seguimos aquí de pie y tratando de sumar más HERMANOS DE AQUÍ Y DE ALLÁ, y del resto del MUNDO, que no se encuentra secuestrado por un grupito con mucho dinero, como en definitiva lo está el prepotente presidente de los Estados Unidos, ya la Historia nos dará a todos el justo lugar.

Cubano libre dijo:

2

8 de noviembre de 2017

19:04:40


No se cansa el inquilino de la casa blanca de tanto tira y jala.Pero lo que no ha aprendido que nosotros no contamos con su política para nuestra vida,solo denunciamos el bloqueo por ser un acto genocida violatorio del derecho internacional y porque su eliminación favorecería nuestro bienestar

Ángel Parra dijo:

3

8 de noviembre de 2017

21:13:45


Indiscutiblemente el presidente Donald Trump, complaciendo un grupo de Burócratas Cubano-Republicano encabezado por Marco Rubio,y Ted Cruz, comienza a perjudicar la gran mayoría de Cubanos que viven en EEUU, que tienen ciento de familiares en la lsla que deseaban visitar. Perjudicará también todas las Líneas aéreas y compañías de Cruceros que habían comenzado a operar, mediante los acuerdos alcanzados entre el gobierno Cubano y el expresidente Barack Obama. Lamentamos las estupideces que el Sr. Donald Trump viene cometiendo en su gestión por qué no escucha sus asesores o he que no cuenta con asesores que tengan dos dedos de frente. Pero ya el pueblo norteamericano comenzó a pasarle factura a los Republicanos en los comicios electorales que se han estado efectuando y cómo va la cosa en las elecciones congresionales del próximo año, perderán la mayoría en el congreso Federal.

Jose R Oro dijo:

4

8 de noviembre de 2017

22:51:15


Espantosa y grotesca agresión anticubana, que constituye la implementación de la nefaria "acción ejecutiva” del 16 de junio en aquel show de Miami, que todos recordamos bien con el desafinado violinista tocando el himno de los EE.UU., y muchos criminales eufóricos alrededor de DT. No van a derrotar a Cuba con tales acciones, pero es muy doloroso ver retroceder un proceso que iba lento pero seguro. Políticos como Scott, Pence, Trump, y sus asociados de Miami, representan el neofascismo estadounidense, una minoría que ha obtenido el poder político en los EE.UU. en circunstancias históricas y políticas circunstanciales y que ya las elecciones locales de ayer 7 de noviembre vieron como comienza a difuminarse su poder, tremendas derrotas en Virginia y New Jersey, entre muchas otros resultados negativos para el partido republicano. Este paquete de medidas aunque bastante fuerte, es en esencia una derrota para la ultraderecha del condado de Dade, esto es todo lo que pueden esperar de Trump, el no va a asumir más riesgos políticos por ellos, ahora que los cambios demográficos en la Florida, sobre todo por las decenas de miles de boricuas que se están relocalizando en la península, y que hacen muy precaria que Trump o cualquier otro republicano triunfe allí en los próximos años. Creo necesario decir algo que considero de importancia. La ultraderecha de Miami, que no representa a la mayoría de los cubanoamericanos (el 70% está contra el Bloqueo), si es muy poderosa aun desde el punto de vista financiero, en organización y contactos políticos. Eso hay que cambiarlo, tenemos que unirnos fuertemente y superarlos en el accionar diario para evidenciar la verdad de Cuba, en los estados en que vivimos, con cada empresa y político local. No todo, como ellos piensan, se puede ganar a “billetazos”. Hay que ayudar a muchos cubanos – americanos a no temerles, y a entender mejor lo que está pasando en Cuba para bien de toda la sociedad. El objetivo principal de la minoría anti-cubana es extender el desánimo entre nuestros compatriotas, dentro y fuera de Cuba, que los jóvenes profesionales piensen que las carencias no van a tener fin, que los imaginarios “disidentes” se revuelvan, y generar un caos en muchas direcciones de la vida nacional. Por supuesto no lo van a lograr, pero hay que escribir y evidenciar constantemente que la economía de Cuba si va a mejorar y que estas medidas van a ser mas temporales que lo que se piensa. Detener o postergar los cambios en Cuba es hacerle el juego al enemigo, consciente o inconscientemente.

Rene Glez dijo:

5

9 de noviembre de 2017

08:41:44


... CUANDO SERA EL DIA QUE LOS DE MIAMI SE VAN A DAR CUENTA QUE ELLOS TAMBIEN TIENEN FAMILIAS Y AMIGOS EN CUBA, QUE TAMBIEN SALEN DAÑADOS CON TODA ESA POLITICA FUERA DE LUGAR