ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

NUEVA YORK.–«Son momentos en que la conducta agresiva y el unilateralismo, especialmente del gobierno de los Estados Unidos de América, plantea peligros y dilemas inevitables» expresó el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, en la reunión del Movimiento de Países No Alineados, celebrada en la ciudad de Nueva York.

«Nos reunimos en una coyuntura internacional especialmente compleja. El multilateralismo y la cooperación internacional, con apego estricto al Derecho Internacional, son imprescindibles para enfrentar retos como el cambio climático, que amenaza la existencia de la especie humana; el terrorismo internacional, el subdesarrollo y las violaciones a la soberanía de los estados», dijo.

Rodríguez Parilla insistió en la importancia que para  Cuba y para el Movimiento de Países No Alineados tienen los principios de igualdad soberana de los estados, integridad territorial y no injerencia en sus asuntos internos, luego de haber escuchado un discurso como el del Presidente Donald Trump y su manipulación de los conceptos de soberanía, seguridad y prosperidad.

Reiteró entonces la enérgica condena de Cuba a las inaceptables e injustificadas sanciones unilaterales impuestas por el gobierno de los Estados Unidos a la hermana República Bolivariana de Venezuela; a las políticas que estimulan la violencia golpista; a la arbitraria e inusitada declaración de ese país como una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de los Estados Unidos y a las acciones que persiguen el derrocamiento del gobierno constitucional y la destrucción  de la Revolución bolivariana y chavista que lidera el presidente Nicolás Maduro Moros.

Agregó que el imperialismo norteamericano agudiza sus acciones agresivas para amenazar el derecho a la libre determinación, a la paz y al desarrollo de estados miembros de nuestro Movimiento.

«La paz y la seguridad internacionales son constantemente quebrantadas o amenazadas por poderosos intereses de dominación y conquista. La amenaza de una conflagración nuclear es incluso más directa. Es frecuente la desestabilización y las políticas de “cambio de régimen” contra gobiernos legítimamente constituidos en países del Sur».

El ministro cubano de Relaciones Exteriores explicó durante su alocución que la consecuencia de la aplicación de conceptos no reconocidos universalmente como «soberanía limitada», «intervención humanitaria», «guerra preventiva» y «responsabilidad de proteger» se utiliza para encubrir acciones intervencionistas y agresivas por lo que es necesario defender el Derecho Internacional y la plena vigencia de los propósitos y principios que consagra la Carta de las Naciones Unidas.

«No es posible permanecer neutrales ante la amenaza del uso de la fuerza o el uso de la fuerza contra países No Alineados», enfatizó.

El jefe de la diplomacia cubana agregó que para el Movimiento de Países No Alineados es inaceptable la amenaza de intervención militar o de destrucción contra cualquiera de sus estados miembros, aun cuando existan temas en los que habría que reconocer la existencia de opiniones diversas o incluso de diferencias entre nosotros.

«La esencia del No Alineamiento implica el rechazo inequívoco, tajante y directo a las amenazas del uso de la fuerza y al uso de la fuerza contra cualquiera de los estados miembros de nuestro Movimiento», acotó.

Rodríguez aprovechó esta oportunidad para convocar a la solidaridad del Movimiento de Países No Alineados con la República Bolivariana de Venezuela y al rechazo a la amenaza de los Estados Unidos contra ella.

«Cuba se opone a todas las medidas coercitivas unilaterales contra cualquier país, las que son incompatibles con el Derecho Internacional, dañan a los pueblos y contravienen los fundamentos del sistema multilateral» subrayó.

Por otro lado, el canciller habló sobre los daños humanos y económicos que provoca el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba que, según su opinión, son extraordinarios y crecientes. «El bloqueo se intensifica y también su aplicación extraterritorial» afirmó.

«Se ha producido un retroceso en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba, como se pudo notar en el discurso inaceptable y agresivo del presidente Trump en el día de ayer», declaró.

Reiteró la disposición al diálogo con los Estados Unidos que continúa invariable por parte del gobierno cubano, pero, enfatizó que no se hará ninguna concesión en materia de soberanía y asuntos internos.

Agradeció el apoyo del Movimiento de Países No Alineados a la Isla durante largas décadas en la lucha contra el bloqueo y reveló que el próximo 1ro de noviembre se presentará nuevamente ante la Asamblea General el proyecto de resolución titulado «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba».

«El Movimiento afronta una hora crucial en la que es imposible permanecer callados y es inevitable actuar juntos, en estrecha unidad, por encima de cualquier diferencia; para preservar el Derecho Internacional, la soberanía, la justicia, la seguridad y la prosperidad verdaderas de los países del Sur».

Durante su intervención el canciller cubano felicitó a la República Bolivariana de Venezuela por su conducción de las labores del Movimiento de Países No Alineados en esta hora crucial del planeta.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Teresa dijo:

1

21 de septiembre de 2017

13:10:56


No importa, estamos acostumbrados, un poquito más, un poquito menos, lo que nos sobra es entereza para resistir, piensan que nos vamos a doblegar, qué ingenuos son.