ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Bautizado por Evo Morales como el Canal de Panamá del siglo XXI, el tren bioceánico que prevé construir Bolivia, enlazará al Atlántico y al Pacífico: con punto de partida en el puerto de Santos (Brasil), surcará territorio boliviano y llegará hasta Ilo (Perú), para un recorrido de 3 700 kilómetros.

Este megaproyecto de la ingeniería civil podrá favorecer a más de la mitad de los países sudamericanos. Entre ellos, el Estado Plurinacional y Paraguay, ante su circunstancia de carecer de litoral, obtendrían notables beneficios.

El pasado enero el presidente boliviano Evo Morales y Horacio Cartes, su homólogo paraguayo, suscribieron un memorándum de entendimiento para el proyecto del ferrocarril, en el que Paraguay y Bolivia pretenden participar con la construcción de dos tramos, informó el sitio DW.

Para el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay, Ramón Jiménez Gaona, la interconexión ferroviaria entre Paraguay y Bolivia permitirá colocar productos sobre el río Paraguay «con la ventaja de que contamos con la tercera mayor flota de barcazas y remolcadores del mundo», exponía DW.

El ministro valoró esta como «una situación en la cual ganamos todos y fortalecemos los lazos comerciales y los intereses comunes con Bolivia».

Asimismo, se ha anunciado que este será uno de los temas principales del III Gabinete Binacional entre Bolivia y Perú, previsto para el 1ro. de septiembre con la presencia de Evo y Pedro Kuczynski, jefe de Estado de Perú, junto a sus respectivos gabinetes.

En el caso de Brasil, el ministro de Obras Públicas boliviano, Milton Claros, confirmó que se gestiona una «reunión presencial» en Bolivia para los últimos días de agosto con los países que forman parte del proyecto del tren bioceánico de integración. El objetivo será analizar los avances de la propuesta que se halla en fase de estudios técnicos y financieros por el lado boliviano.

«Todavía tenemos que coordinar con los países, estamos en consulta para ver si tienen tiempo para poder reunirnos», subrayó Claros, y declaró que Brasil mantiene «pleno interés» por la ejecución de ese proyecto.

Por otra parte, el pasado 3 de agosto se dio a conocer que Bolivia dialogó con el Gobierno de Argentina. Claros se reunió con el ministro de Transporte argentino, Guillermo Dietrich en Buenos Aires. La Gobernación de Jujuy expresó su intención de participar en esa iniciativa que apuesta por profundizar la integración regional y la búsqueda de alternativas para el comercio y la cooperación sur-sur.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Rogelio dijo:

1

9 de agosto de 2017

16:21:47


Ahora el banco mundial y el fondo monetario vendran corriento a financiar el megaproyecto con los "mejores intereses", y las ferroviarias y constructoras americanas seran las bendecidas.

Jose R Oro dijo:

2

9 de agosto de 2017

21:48:26


El Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC) es un proyecto ferroviario, que se ubicará en los países de Brasil, Bolivia y Perú, tendrá troncales desde Paraguay, Argentina y Uruguay. El proyecto uniría los puertos de aguas profundas de Santos, Brasil (el océano Atlántico) y de Ilo, Perú, (en el océano Pacífico) pasando por Bolivia. El costo del proyecto se estima en 10.000 millones de dólares, como se explica en el artículo. En efecto creo que será el equivalente al Canal de Panamá en el siglo XXI En su viaje a China en 2013, el presidente Evo Morales conversó con el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, sobre la posibilidad de construir un ferrocarril para vincular el Atlántico con el Pacífico entre Brasil, Bolivia y Perú. El presidente chino solicitó un estudio de pre-factibilidad para el 2014. La compañía ferroviaria española de vía estrecha, FEVE, le otorgó un crédito al gobierno boliviano para los estudios de interconexión y unidad técnica. El primer proceso de estudios fue desarrollado por consultoras españolas, francesas y bolivianas, y entregado en junio de 2014. Durante la cumbre Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) realizada en diciembre de ese año, priorizó el proyecto junto a otros 7 proyectos de integración regional. El proyecto contempla cuatro estudios estratégicos: el diseño básico de ingeniería, el estudio de mercado, el estudio estratégico y el estudio ambiental. Los cuatro estudios estarían listos para el 31 de diciembre, pero en la realidad solo fueron completados a mediados del 2015. Se podría alcanzar los diez millones de toneladas anuales de cargas ferroviarias y seguramente la obra llevara en paralelo otras instalaciones como son oleoductos o gasoductos, líneas de alta tensión, grandes almacenes y tanques de combustible, productos químicos, muchas otras cosas. El proyecto busca orientar el 95% del flujo de comercio de Bolivia hacia el sur del Perú, así como la integración hacia Brasil. El presidente Evo Morales asegura que el proyecto es favorable para Paraguay, Argentina y Uruguay, y que esta infraestructura tendría un impacto directo en el crecimiento económico y comercial de la región. Los retos de ingeniería son impresionantes, cruzar los Andes por una de sus partes más anchas, muchas áreas muy activas sísmicamente, y terreno muy fracturado y fallado. Hay que cruzar al menos 20 obstáculos fluviales de envergadura, con puentes entre 1,000 y 4,500 metros, zonas pantanosas, algunas de ellas muy difíciles como en el cruce del Paraná entre Presidente Suarez (Bolivia) y Corumbá (Brasil). De esta región del estado brasileño de Mato Grosso do Sul, se pondrían en explotación gigantescos yacimientos de hierro y manganeso para el mercado del Lejano Oriente. En fin una obra maravillosa para el desarrollo de América Latina. Magnifico artículo bien explicado, mapas, etc