ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Mientras el mundo comienza a sacudirse el asombro por la victoria del candidato republicano Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, una de las preguntas que queda en el ambiente es cómo este desconocido en la política logró hacerse con la Casa Blanca a contrapelo de lo que vaticinaban todas las encuestas e incluso la lógica tradicional.

Trump no solo tuvo que sortear sus constantes escándalos, incluido una grabación con comentarios ofensivos hacia las mujeres, sino la falta de respaldo de importantes figuras republicanas que se desmarcaron de su campaña y una fuerte ofensiva de los principales periódicos y canales de televisión de  Es­tados Unidos.

Pero la clave de su victoria, según todos los analistas, radicaría en su capacidad para capturar el descontento de un electorado desencantado con la política tradicional de Wa­shing­ton y que considera que las decisiones que se toman allí no son en favor del beneficio de las mayorías.

En medio de ese escenario apareció la figura del magnate de los bienes raíces y figura de la telerrealidad, un modelo de éxito en la so­ciedad norteamericana, como fórmula efec­ti­va para movilizar a millones de ciudadanos, principalmente blancos y de zonas suburbanas, que tradicionalmente no asisten a las urnas.

Trump supo capitalizar a su favor, a pesar de ser un conocido multimillonario, la brecha cada vez más grande que existe entre la clase dirigente y los ciudadanos de Estados Unidos.

«Hemos visto que el país está más dividido de lo que pensábamos, pero siempre creeré en este país. Donald Trump será nuestro presidente y tenemos que darle la oportunidad de que lidere», dijo la excandidata demócrata Hillary Clinton este miércoles en Nueva York, donde se dirigió a una multitud para reconocer su derrota.

Para millones de electores, Clinton se convirtió en la cara visible de la política tradicional, lo cual también habría jugado en su contra. Basó su campaña en el hecho de que estaba más calificada que su rival para gobernar y enfatizó en su experiencia como primera da­ma durante la presidencia de Bill Clinton, co­mo senadora por Nueva York y luego como secretaria de Estado.

Sin embargo, Trump tuvo éxito en mostrar esa experiencia como algo negativo y muestra de que la demócrata era más de lo mismo a lo que el electorado estaba acostumbrado.

Al mismo tiempo, los especialistas no descartan el impacto que pudo tener en la derrota de Clinton el llamdo «techo de cristal», como se denomina a la barrera invisible que impide que las mujeres alcancen las mismas posiciones de poder que los hombres.

A nivel del mapa político y el complicado sistema electoral de ese país, los republicanos lograron superar la barrera de los 270 votos de colegio electoral gracias a su capacidad de romper el llamado «muro azul», una agrupación de 18 estados que tradicionalmente votan demócrata en el nordeste del país y la costa oeste, lo cual ponía a Clinton en cierta ventaja.

La campaña de la demócrata dedicó esfuerzo y dinero a estados que ella no necesitaba para ganar, como Carolina del Norte y Ohio, en lugar de centrarse en apuntalar las regiones que le vienen dando la victoria a su partido desde que su esposo Bill Clinton ganara los comicios en 1992.

Trump, con la ayuda de los votantes blancos de clase trabajadora, demolió en parte ese muro al lograr Pensilvania y Winconsin, un estado este último que no había votado por los republicanos desde 1984.

Varios de los miembros del «muro azul» conforman también el llamado rust belt o «cin­turón de óxido», una región tradicionalmente manufacturera con grandes industrias que no se ha logrado levantar de sucesivas crisis económicas desde la década de los 80 del siglo pasado.

Cientos de miles de trabajadores de clase media perdieron sus empleos cuando las em­presas comenzaron a mudar sus fábricas a naciones con fuerza de trabajo menos costosa. Ese habría sido el caldo de cultivo en el que caló el discurso proteccionista de Trump y su llamado a que las corporaciones creen puestos de trabajo en el país.

El candidato republicano sorprendió también en los llamados «estados pendulares», que son aquellos que en las últimas décadas han cambiado su color político en dependencia de los candidatos. Triunfó en Corolina del Norte y Ohio, un estado clave que algunos consideran tiene la llave de la Casa Blanca.  También ganó en la Florida a pesar de que millones de latinos e inmigrantes salieron a votar y los pronósticos indicaban que Hillary saldría beneficiada.

A pesar de los indicios del voto anticipado sobre una asistencia masiva de las minorías a las urnas a favor de la demócrata, el resultado final parece indicar que las elecciones las definió el electorado blanco de clase media, in­cluidos los de mejor formación profesional.

Estos comicios pasarán a la historia como otra prueba de la transformación en el escenario mediático y de la pérdida de hegemonía de los periódicos y canales de televisión tradicionales.

Además de la estrepitosa falta de tino de las encuestadoras y los medios a la hora de predecir el estado de opinión entre la población, el candidato republicano fue inmune a fuertes trabajos tanto informativos como de opinión contra su campaña.

Entretanto, las redes sociales se confirmaron como un vehículo directo de los políticos con sus seguidores, que logra saltarse el filtro que por siglos han constituido los medios tradicionales.

De acuerdo con una reciente encuesta del Centro de Investigación Pew, el 44 % de los adultos estadounidenses dijeron recibir información de las campañas políticas a través de las redes sociales, casi el doble de los que dijeron que lo hacían a partir de los diarios.

Trump acaparó cerca de 13 millones de seguidores en la red social Twitter y utilizó su cuenta personal más de 33 000 veces, en la mayoría de los casos con comentarios polémicos que terminaban en los titulares del mun­do entero.

Contra todos los pronósticos, Trump se convertirá en el presidente número 45 en la historia de Estados Unidos. Obama anunció este miércoles que había llamado a su sucesor y que aprovechó para invitarlo a la Casa Blanca, la que se convertirá en su nueva casa durante los próximos cuatro años.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Orlando Chirino dijo:

1

10 de noviembre de 2016

02:08:49


Sr. Sergio Alejandro Gómez: Lo felicito por su clara explicación y la ilustración gráfica que acompaña a esta. Excelente trabajo.

Miguel Respondió:


10 de noviembre de 2016

23:46:18

Question de rigor, Orlando, el misógino y xenofobo magnate Donald Trump no gano en New Mexico, pero si gano en Pensilvania. En relación a los resultados electorales, me gustaría sugerir el siguiente: 1) El "partido" con mas votos fue el de los "que no votaran," al rededor de los 44%. 2) Se comprobó que el sistema electoral estadounidense oprime las expresiones políticas fuera de la gama ideológica admisible por el Capital. 3) Se comprobó que el sistema electoral estadounidense es antidemocratico porque no reflecta el voto popular (Clinton gano el voto popular). 4) Hilary fue la campeona del status quo, del sistema em general (del Capital, de los militares, de Washington, de los partidos politicos, de los media, de la aristocracia sindical, etc..), com curriculum criminal comprovado. 5) Donald fue el campeón de la alternancia (que cambie algo para que nada cambie), del voto de protesta, de rabia (Obama hizo quasi nada). Representa el populismo oportunista de cariz ultra reaccionario. 6) Estos resultados articulan el basta a una posible continuidad de la política reaccionaría de la administración Obama (de sobremanera en zonas desindustrializadas, rurales, y suburbanas). 7) Estos resultados reflectan las consecuencias de esa política reaccionaría en termos de cualidad de vida para la gran mayoría de la población. 8) Estos resultados expresan el quasi vazio politico ideologico y la quasi atomización de la classe trabajadora. 9) Estos resultados expresan el cosmopolitismo institucionalizado de caris neocolonial; ilusión creada de patria unida para borrar el genocidio, la esclavitud, las migraciones forzadas. 10) Estos resultados expresan el miedo al racismo, al misoginismo, a la xenofobia, al extremismo religioso y de clase, etc., que expresan unas franjas apoyando la candidature de Trump. 11) Estos resultados expresan el antagonismo entre trabajo y capital, y las contradicciones al interior de cada clase (que se reflecten de sobremanera en las alianzas por el poder). 12) Estos resultados expresan la insolvencia de la actual crisis sistemica nel quadro del sistema del Capital. No hay soluciones reformistas, neoliberales, u fascistas. 13) Estos resultados expresan la necessidade de desenvolver las condiciones subjetivas, en el campo del trabajo, y ponen la lucha electoral en el contexto mas amplio de la lucha de massas. 14) Estos resultados nos amonestan que la solución no puede venir de fuerzas políticas identificadas/asociadas con el sistema, pero que hay solución. 15) La solución es el socialismo (adaptado a las circunstancias de cada país, como lo demuestra Cuba). 16) Estos resultados electorales reiteran, una vez mas, que hay mucho camino en frente, antes que podremos, parafraseando Marx, "tomar el cielo por asalto!". A Luta Continua!

Damir dijo:

2

10 de noviembre de 2016

05:12:34


Analistas estan hablando, como siempre, tonterias que no tienen nada que ver con la realidad. Nadie quiere decir la verdad. La candidata H. CLinton fue' arogante y agresiva desde el inicio. Su destino fue sellado cuando ha llamado los trabajadores, de hecho toda la clase media que constituyo' su base electoral, de deplorables. El resultado electoral fue' la venganza de los trabajadores y la clase media. H. Clinton ha mostrado incompetencia y disgusto con la misma clase que constituye - tradicionalmente - 70% devoto para su partido. No pudo' ser diferente el resultado. Lo que Cuba deberia tener en perspectiva es que para Trump, acuerdos con Cuba no son la prioridad. Cuba esta frente almenos cuatro largos anos. Recordando que Clinton quiso' re-enforzar las sancciones al pais, se puede concluir que para Cuba no cambia nada. O, almenos, las cosas no deberian empeorar con Trump como presidente de los usa. Ojala'...

alex Respondió:


15 de noviembre de 2016

01:22:55

jaja

Miguel Angel dijo:

3

10 de noviembre de 2016

06:22:16


Muy buen trabajo del periodista Sergio Alejandro Gómez, excelente infografía. Gracias.

Mirna dijo:

4

10 de noviembre de 2016

07:03:24


Trump será muy agresivo con Cuba Debemos estar combativod y vigilantes.abajo el Imperialismo yAnkee

laureano martinez dijo:

5

10 de noviembre de 2016

08:31:41


El Sr Trump gano,sencillamente porque los bl;ancos son mayoria.Las cadenas hispanas y la prensa nos hace ver a los latinos que seriamos quenes decidiriamos y nos equivocamos.Yo siendo republican vote por Hilary.Pero como nosotros los latinos,existen tambien y en gran mayoria casi 270 millones de blancos que tambien querian u n cambio.Si se equivocaron el tiempo lo dira,pero la decision de la mayoria hay que respetarla,sino para que votar.Los que somos viejos y retirados no tendermos mejora gane quien gane.Los altos impuestos,los altos seguros seguiran en su espiral.Asi que cerremoslos ojos y que pasen estos 4 anos lo mas rfapido possible .Y que lo alcanzado con Cuba se mantenga,o se mejore de poderse

Quiénes votaron por Obama? Respondió:


10 de noviembre de 2016

16:12:29

Laureano me ha confundido, cuál es el color de Obama? Porque estuvo 2 períodos como Presidente. Obviamente ganó también por el voto de los blancos.

E.Navarro Respondió:


13 de noviembre de 2016

06:15:23

Sr:Laureano,la sra Hilaria Clinton pierde en gran medida porque aposto muy fuerte al caballo mexicano,al final se demostro q los cuates hablan muy alto pero no la apoyaron como ella esperaba,les informo q en muchos hogares de California,Texas,Nuevo Mexico,etc,los padres controlan y reprimen a sus hijos cuando se relacionan con latinos y los congratulan cuando la relacion es con rubios q solo hablan ingles....Mister Trump recibio de los Mexicanos muchos votos q no esperaba a pesar de declarer publicamente de barrer con todos los carritos de venta de Tacos de New York y de explesar .......A mi me quieren tanto en esta Ciudad q si asesino a cualquiera no me procesaran.....Despues de esta Campana Electoral les juro q nunca mas votare en los EE.UU..Saludos