ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La devastación causada por los conflictos complica la situación en Oriente Medio. Foto: AP

Es poco serio creer en las promesas que han hecho y hacen los gobiernos estadounidenses respecto a la posible solución de los problemas del Oriente Medio.

¿Alguien ha olvidado las famosas Hojas de Ruta impulsadas por Washington para que el mundo creyera que se acercaba la paz entre palestinos e israelíes?

Recuerdo perfectamente que Estados Uni­dos —involucrado hasta los tuétanos en los problemas de esa región— convocaba a las partes en conflicto para la Casa Blanca. Po­saban los mandatarios ante las cámaras y quedaban para la posteridad las sonrisas cínicas en la cara de los anfitriones.

Por ahí, en los archivos, se pueden encontrar y ver cientos de estas fotos o videos de esos encuentros.

En fin, fueron decenios en los que lo único logrado fue que Israel expandiera sus asentamientos en los territorios palestinos ocupados, que se masacrara bárbaramente la población árabe en Gaza y que la credibilidad de las instituciones internacionales —en primer lugar del Consejo de Seguridad de la ONU— descendiera a sus más bajos niveles.

Hoy, aunque el inquilino de la Casa Blanca es otro y muchos han sido sus supuestos compromisos con la paz, la situación en torno a esa región del mundo se ha complicado aún más; los palestinos siguen siendo masacrados y Washington acaba de firmar un acuerdo con Israel para facilitarle 38 000 millones de dólares de ayuda militar, lo que constituye la mayor alianza militar de la historia estadounidense.

El nuevo contrato supera en un 26 % el con­venio que ha estado vigente desde el 2007, el cual establecía desembolsos anuales por 3 000 millones de dólares.

Hay un acápite particularmente especial en lo ahora convenido: Tel Aviv tiene que em­plear la totalidad del dinero en comprar armas al Complejo Militar más poderoso del mundo. Todo queda muy claro: Israel recibe las armas para garantizar su accionar como punta de lanza norteamericana en la región y Estados Unidos las vende, lo que garantiza multimillonarias ganancias al sector militar, con dinero proveniente de los contribuyentes.

Ahora bien, en qué momento la administración Obama facilita a Israel tanto armamento —fundamentalmente aviones caza de última generación— y unos 500 millones de dólares anuales destinados específicamente a la defensa antimisiles.
Unos días antes de que se rubricara el acuerdo, la diplomacia estadounidense, con bombos y platillos, firmó un llamado pacto con Rusia para facilitar un alto al fuego en Siria.

Y qué ha pasado en Siria por estos mismos días. En primer lugar hay 22 de los grupos terroristas que operan en la nación árabe que se negaron a obedecer tal acuerdo.

Estos grupos comenzaron a violar la tregua y lanzaron ataques contra posiciones del gobierno en los distritos del norte de Alepo e iniciaron ofensivas en Hama y el sur de Siria, según la agencia árabe Al Manar.

De igual forma, el grupo terrorista Al Nusra (ahora llamado Fatah al Sham), armado y financiado por Estados Unidos y algunos go­biernos del Golfo, está recibiendo ahora apoyo militar de Israel.

El Canal 10 de la televisión israelí informó que el ejército de Tel Aviv ha dado la orden de intensificar la ayuda a los grupos terroristas que operan en las provincias sirias de Deraa y de Quneitra, en el sur del país. Se incluye entrega de armas, municiones y explosivos, así como colaboración en materia de inteligencia.

Esta lógica guerrerista de Tel Aviv y ­­­­Wa­shing­­ton, involucrados cada vez más en el con­flicto sirio, puede provocar una regionalización de la guerra, fatal no solo para la región, sino también para la paz mundial.

Israel arrebató a Siria un territorio de 1 200 kilómetros de los Altos del Golán durante la llamada Guerra de los Seis Días en 1967 y se los anexionó, acción que nunca ha sido reconocida a nivel internacional.

Y si alguien tiene dudas respecto a la conexión de estos históricos aliados, recordemos cuál ha sido la demanda del primer ministro sionista, Benjamín Ne­tan­yahu a Washington: ampliar la ayuda militar debido a la entrada en vigor del acuerdo relacionado con el programa nuclear iraní.

El reclamo sionista es una muestra de la irracionalidad que prevalece en la política, tanto de Tel Aviv como de Washington, por cuanto Irán, que ha demostrado al mundo que su programa nuclear es con fines pacíficos, no ha atacado nunca a Israel ni ha dado armas y dinero a los terroristas que han matado a más de 250 000 sirios.

Lo que pasa es que Benjamín Netanyahu, ahora más que nunca, juega a la carta de la guerra, pues a fin de cuentas para eso le acaban de otorgar una suma récord de dinero para armas.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

viedma dijo:

1

26 de septiembre de 2016

01:13:03


Se puede creer en obama? Se puede poner su imagen en un pull over o en un escritorio?

Adrian Aguilar Galvez dijo:

2

26 de septiembre de 2016

09:03:01


Era de esperar, el conflicto se agrava cada dia, no existe sociego, las potencias occidentales continuaran bombardeando el territorios del medio oriente, esto es unha señal clara de que son los ultimos tiempos y que pronto el mundo dejará de existir. no podemos conformarnos con todo esto, al final todo acabara y la paz llegará, pero con grandes dificultades.

mabuya dijo:

3

26 de septiembre de 2016

11:32:58


juana le presta a su hermana, para que le compre caramelos. El gobierno israelí es el interés más fuerte de los USA en el mundo. Y a la inversa. No hablo de aliados, porque ninguno de los dos tiene aliados, amigos ni nada que se parezca. Son tal para cual.

Miguel Angel dijo:

4

26 de septiembre de 2016

12:28:31


La historia se repite sistemáticamente, los yanquis montan su obra teatral, el gobierno israelí es el protegido mayor de los EEUU en el medio oriente, su principal punta de lanza, q se niegan rotundamente a cumplir cualquier resolución de las NNUU sobre la devolución del territorio ocupado a las naciones árabes, cesar la masacre criminal del pueblo palestino. Obama acaba de realizar un farisaico y ambiguo discurso en la Asamblea General de la ONU, donde prácticamente acusa a los palestinos de la situación existente entre ambos países. De manera hipócrita, cínica, de doble moral, falsedad, desfachatez, fingimiento, le otorgan una ayuda militar millonaria al gobierno de Ne­tan­yahu. El objetivo está mas q claro. A quien piensan engañar?

Miguel Angel dijo:

5

27 de septiembre de 2016

07:28:47


La verdad se abre paso, se descubren "los errores" y aparece la infamia. EE.UU. reconoció haber sido responsable del ataque realizado al Ejército sirio el pasado 17 de septiembre donde fallecieron 62 militares y más de 100 resultaron heridos. La presidenta del Parlamento de Siria, Hadia Half Abá, afirmó este lunes que su país dispone de grabaciones de conversaciones entre militares de EE.UU. y terroristas del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) que tuvieron lugar después de los bombardeos contra el Ejército sirio en Deir Ezzor. "El Ejército sirio interceptó las negociaciones entre los estadounidenses y el EI antes del ataque contra Deir Ezzor", dijo Half Abá en una rueda de prensa en Teherán (Irán). >>Bombardeo a sirios es una evidencia de que EE.UU. apoya al EI Además la funcionaria añadió que "las fuerzas estadounidenses dirigieron a los yihadistas en un ataque contra las posiciones de las tropas sirias después de los bombardeos". La coalición internacional liderada por EE.UU. realizó un ataque el pasado 17 de septiembre contra los soldados sirios en Deir Ezzor, quienes además estaban siendo asediadas por el Daesh. Posteriormente, Estados Unidos reconoció haber bombardeado las posiciones del Ejército sirio por “error” asegurando que su objetivo era atacar a los terroristas del Estado Islámico. Los ataques dejaron al menos 62 militares muertos y más de 100 heridos. >>Siria: EE.UU. es cómplice de los grupos terroristas. Telesur