ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La paz puede sellar un conflicto de cinco décadas. Foto: Archivo

BOGOTÁ.—El presidente de Co­lombia, Juan Manuel Santos, manifestó su confianza ante la posibilidad de un pronto acuerdo con las FARC-EP, y terminar el conflicto ar­mado en que está sumido el país por largos años.

En declaraciones difundidas por la Radio Nacional, Santos expresó su deseo de que en los próximos días se materialice el acuerdo entre el Gobierno y esa agrupación guerrillera.

Según el gobernante, luego de la firma de la paz por las delegaciones gubernamentales y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Co­lom­bia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) será convocado el plebiscito, concebido para que los ciudadanos validen en las urnas el conjunto de pactos suscritos en La Habana, sede de dichas conversaciones, señala Pren­sa Latina

Santos dijo que una vez divulgado el llamado Acuerdo Final, co­men­zará la gran campaña de pedagogía para explicar a la población el contenido de cada uno de los convenios y sus implicaciones, y después se intensificará el diálogo con las comunidades sobre dichos consensos.

Señaló que hay muchos mitos, rumores y mentiras, y “estos esfuerzos constituyen ni más ni menos un paso trascendental para finalizar la única confrontación bélica del he­misferio occidental”.

Los dos equipos de negociadores dilucidan asuntos como el método para seleccionar a los magistrados, quienes aplicarán la justicia transicional en la fase posbélica.

También perfilan los mecanismos para reintegrar a la vida civil a los futuros desmovilizados de ese mo­vimiento rebelde, el principal in­volucrado en la conflagración, por lo que resta comenzar reuniones formales con el también insurgente Ejér­cito de Liberación Nacional, me­nos numeroso que las FARC-EP, pero igualmente activo desde hace más de 50 años.

Telesur precisa que durante las conversaciones de paz en La Ha­ba­na se conciliaron posiciones en los temas de reforma rural integral, participación política, combate contra el tráfico ilícito de drogas, víctimas, cese el fuego bilateral y dejación de armas.

La guerra interna ha dejado unos 300 000 muertos, casi siete millones de desplazados de sus lugares de origen y al menos 45 000 desaparecidos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.