ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La Cámara de Diputados de Brasil ofreció un espectáculo en la votación del pasado domingo. Foto: Tomada de Facebook

“No es el inicio del fin, esta será una lucha larga”. Así se pronunció la presidenta de Brasil Dilma Rousseff refiriéndose al pedido de enjuiciarla que este domingo vivió un nuevo capítulo en la Cámara de Dipu­ta­dos. En rueda de prensa este lunes, la mandataria dijo estar “indignada” ante la decisión de pasar el proceso de impeachment al Senado al obtener el apoyo de más de dos tercios de los 513 miembros de esa cámara. Finalmente 367 diputados votaron a favor, 137 en contra y hubo siete abstenciones. Dos diputados no vo­taron.

Rousseff insistió una vez más en que es un golpe de Estado disfrazado de proceso legal democrático para perpetrar lo que calificó de “injusticia”. “No me dejaré abatir, no me voy a paralizar por esto, voy a continuar  luchando y voy a luchar como lo hice toda la vida”, dijo.

La votación en la Cámara de Diputados evidenció el circo en el que se convirtió una decisión tan importante para el futuro político brasileño. Muchos diputados alegaron razones puramente personales para votar por el inicio del impeachment y mostraron que ninguno te­nía claro las razones por las cuales pedían ese proceso.

El show político inició entrada la tarde. Exaltados, gritando e incluso, empujándose, alegaron motivos como “por mi nieto Gabriel”, “por la tía que me cuidó de pequeño”, “por mi familia y mi Estado”, entre otras cuestiones. Llamó mu­cho la atención, por su sinceridad, la justificación del congresista Jair Bolsonaro para votar a favor del impeachment y dedicárselo  al co­ronel Carlos Alberto Brilhante Us­tra, torturador de los tiempos de la dictadura.

Ni una sola vez se refirieron al supuesto “maquillaje fiscal” (una violación en el manejo de las cuentas públicas) del cual se le acusa a la presidenta. El informe de las causas judiciales que motivó esa discusión en el Congreso quedó evidentemente engavetado.

De los 513 diputados que estuvieron presentes en la votación, cerca de 150 están siendo investigados por causas que van desde el lavado de dinero, corrupción hasta favores políticos. El sitio BBC Brasil precisa que de ellos, 48 tienen acciones penales en curso, como es el caso del líder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, uno de los instigadores principales contra el Ejecutivo de Rousseff.

A pesar del esfuerzo de los congresistas contrarios al impeachment, quienes defendieron las conquistas alcanzadas en años de gobierno del Partido de los Trabajadores, se impuso la opinión de aquellos que están viendo la manera de sacar provecho político de la actual si­tuación.

EMANA CLAVE EN EL SENADO

Todavía queda batalla en el Se­nado, donde se tiene previsto el inicio de los debates para este miércoles. Allí los líderes de las toldas políticas representadas tienen que elegir a los senadores que formarán parte de la comisión especial de 21 miembros que estudiará la propuesta. Cuarenta y ocho horas después de creada, designan al presidente de la misma y al relator.

La Agencia Brasil detalla que en un plazo de diez días se presenta el informe sobre la admisibilidad o no del procedimiento, que será analizado también por el pleno del Se­nado, cualquiera sea el resultado.

En caso de que se le dé luz verde a la apertura del juicio político, Rou­sseff sería apartada del cargo por un lapso de 180 días, y asumiría, según la Constitución el vicepresidente del país, Michel Temer, sobre quien pesa un eventual impeachment también.

Los analistas coinciden en que una supuesta salida de Rousseff no es la solución a la crisis política y económica que vive el gigante su­da­­mericano. La propia mandataria propuso en días pasados un pacto nacional por un país mejor, respetando la voluntad popular.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Wilfredo dijo:

1

19 de abril de 2016

06:22:13


No se dejen engañar, todo lo que está sucediendo no es democracia: es cao, desorden, pugna pr el poder, provocado por Cunha y sus secuaces. No lo digo yo, lo dicen los hechos. Natal, Brasil.

aladyno.sa dijo:

2

19 de abril de 2016

07:46:39


Creo que el problema no es contra la Ruseff, sino también contra toda latinoamérica, contra Maduro, contra todos líderes de nuestra gran Patria. Debemos unirnos para acabar de una vez y por todas con esos seres codiciosos que quieren dominar el mundo, es hora ya, de acabar con ese gran teatro.

mavel diaz dijo:

3

19 de abril de 2016

09:41:12


Es cierto como dijo una diputada que nunca había visto tanta hipocresía por metro cuadrado junta y yo agrego tanta falsedad y falta de educación en supuestamente tan altos y respetados niveles del Congreso.

Miguel Angel dijo:

4

19 de abril de 2016

10:11:26


Se trata de una evidente conspiración, un golpe de estado parlamentario, ya no puede ser el Plan Cóndor de las dictaduras militares, incluyendo la de Brasil, dirigido por el imperio yanqui, esta nueva variante del Plan Cóndor, también es liderada y apoyada por el cáncer de la humanidad, el impero norteamericano,es una verdad irrebatible.

angel dijo:

5

19 de abril de 2016

11:36:29


tanta falsedad es que unas de las diputadas, Raquel muniz, que voto por el impedimento de Dilma, el domingo diciendo que su marido, que es prefeito en minas gerais, es ejemplo de lucha anticorrupcion y el lunes fue preso por corrupto, asi esta la camara de diputados de brasil. Es un circo.