ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Luego de las respectivas declaraciones ante la prensa acreditada en Cuba para la inauguración oficial de la Embajada de Estados Unidos en La Habana, comenzaron las preguntas en la rueda de prensa.

En conferencia de prensa conjunta, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, informó que se ha acordado establecer una Comisión Bilateral para definir los temas que deben ser abordados de manera inmediata, entre ellos los asuntos pendientes, algunos de ellos muy complicados acumulados por más de 50 años.

La representante de la agencia Reuters preguntó acerca de los posibles cambios en lo que está ocurriendo entre Estados Unidos y Cuba a partir de las transformaciones que ocurrirán en el gobierno estadounidense con las próximas elecciones presidenciales.

Sobre el tema John Kerry declaró que no imaginaba a otro presidente, fuera demócrata o republicano, que echara por la ventana todo lo que se ha hecho para llegar a este punto en las relaciones bilaterales.

Consideró que existe conciencia de que la política empleada durante 54 años solo sirvió para aislar a los propios EE.UU. y lo mejor es reconocer esa realidad que señalaba Obama cuando se hicieron los anuncios del 17 de diciembre: cuando te das cuenta de que estás metido en un hueco que tú mismo has cavado lo primero es dejar de cavar, y luego tomar las medidas para salir. Eso es lo que estamos haciendo.

El Secretario de Estado destacó que se siente confiado de que seremos capaces de hacer progresos. Existen diferencias, pero también hay formas de sortearlas, de encontrar beneficios para ambos países y sus ciudadanos.

La agencia de prensa AP se interesó por las expectativas a futuro del trabajo de la Comisión anunciada.

En este sentido, Bruno Rodríguez dijo que se trabaja para crear confianza mutua para desarrollar intercambios en las áreas donde tenemos visiones aproximadas y al mismo tiempo conversar, discutir de forma respetuosa sobre los aspectos en los que tenemos diferencias. En algunas áreas las diferencias son profundas e incluso se encuentran sometidas a examen internacional, como es el caso de los sistemas políticos y electorales. Así ocurre en muchos países industrializados cuyos sistemas parecían legitimados y se encuentran hoy en una profunda crisis.

Los Estados tienen la necesidad de desarrollar sus vínculos en apego al derecho internacional con pueblos que han decidido, en ejercicio de su autodeterminación, su destino nacional, enfatizó y afirmó que se siente muy cómodo con la democracia cubana, que a su vez tiene cosas perfectibles, pero que ya avanza en ese camino con la actualización del modelo económico y social socialista.

Reiteró que también sobre esos asuntos estamos dispuestos a dialogar, siempre con respeto e igualdad, pues Cuba igualmente tiene inquietudes en el ámbito de los derechos políticos y las libertades civiles; que tienen que ser aseguradas de la misma manera que el derecho a la alimentación, a la igualdad de género, a la vida, a la educación y la salud.

Se le preguntó a John Kerry respecto al mantenimiento de la Ley de Ajuste Cubano y expresó que la política de Estados Unidos es la de apoyar una migración segura, legal y organizada de Cuba a los Estados Unidos, lo cual está previsto en los acuerdos de migratorios con Cuba. Señaló que actualmente no tienen ningún plan de alterar esas políticas de migración incluyendo la Ley de ajuste y tampoco tienen la intención de cambiar la política en este ámbito. Al mismo tiempo afirmó este podría incluirse entre los asuntos a examinar por el comité que se acaba de anunciar su creación.

Escucharemos atentamente y trabajaremos sobre aquellas cosas que ayudarán a hacer progresar las relaciones para el bienestar de los ciudadanos de ambos países, sostuvo.

Por su parte Bruno Rodríguez enfatizó en que es de una gran complejidad este asunto en las circunstancias actuales. Es conocida la dramática situación de oleadas migratorias que huyen de la pobreza y de las consecuencias de conflictos militares, afortunadamente no en la región de América Latina y el Caribe donde no se presentan situaciones graves.

Pero aun en nuestras regiones tenemos serias preocupaciones con los procesos migratorios que ocurren desde países del área de Centro América que afectan a niños pequeños e incluso desde otros países vecinos de Estados Unidos.

Las relaciones migratorias entre Cuba y Estados Unidos, que vienen desde el siglo XIX, incluso antes, no debieran ser politizadas, debieran ser completamente normales, remarcó.

Coincidimos en alentar la migración segura y ordenada entre ambos países, coincidimos también en la apreciación de los peligros y los riesgos y la necesidad de establecer cooperación internacional y bilateral contra la trata y el tráfico de personas relacionados con el crimen internacional organizado, abundó.

Consideramos que los acuerdos migratorios en vigor ente ambos países han de ser cumplidos escrupulosamente, que cualquier política o cualquier acción práctica que no responda al lenguaje y al espíritu de los acuerdos deben ser abolidas.

El Canciller reiteró la disposición de nuestro país a continuar desarrollando conversaciones en lo referente a este asunto, y en general en lo relacionado con los flujos de personas que consideramos que son un derecho humano que los emigrantes deben ser tratados con estricto apego a todos sus derechos de una manera humanitaria, culta, y al mismo tiempo considero que los cubanos que pueden viajar con toda libertad, emigrar etc., le encantaría también recibir en nuestro país a los turistas, los viajeros de los Estados Unidos de manera que pueden intensificarse los contactos, los vínculos entre ambos pueblos.

Sobre si la política cubana contemplaba el tema de la compensación de los medios nacionalizados en Cuba en los años 60 Rodríguez Parrilla dijo que las leyes cubanas lo prevén y que estos propietarios fueron compensados en su momento con excepción de los ciudadanos norteamericanos debido a las circunstancias que surgieron entonces en las relaciones bilaterales.

Esas compensaciones necesariamente deben entrar en un proceso mutuo de negociación que tome en cuenta las compensaciones falladas por tribunales cubanos relacionadas con los enormes daños humanos y económicos resultado de los mismos aspectos que impidieron realizar las compensaciones en su momento.

La interrogante del diario Granma, en este caso para el Secretario de Estado John Kerry, fue la relativa a si la administración Obama tiene la voluntad de continuar avanzando en temas sustanciales de la relación bilateral como la devolución de la base naval, el fin a las transmisiones ilegales de radio y televisión, el fin a los financiamientos a los programas de cambio de régimen y programas subversivos dentro de Cuba; así como en el campo del bloqueo, en aquellos aspectos que no competen al Congreso y en los cuales el presidente Obama puede usar sus poderes ejecutivos para continuar cambiando la aplicación y la implementación de esa política y vaciarla de su contenido.

Al respecto Kerry explicó que como se ha dicho seguirán habiendo temas sobre los cuales estaremos en desacuerdo o quizás sean temas no maduros a nivel de la transformación.

En este momento estamos dando un gran paso hacia adelante, es un programa grande el movimiento hacia la normalización, y esto requiere que nos enfrentemos a ciertos temas. Esto no se va a poder hacer de un día a otro o dentro de un mes. Vamos a tener poco a poco que ir enfrentándonos a algunas de las cosas menos complicadas y más alcanzables.

Entonces nos queda muy claro que en esta hoja de ruta vamos a empezar a hacer las cosas por aquellos temas donde podemos progresar, a nuestro entender. No significa que los otros temas no vayan a ser discutidos, comentó.

Específicamente sobre la base de Guantánamo, aclaró que no hay ningún plan de cambiar la situación allí, pero a medida que sigamos en este camino y cambie la relación quién sabe qué temas con el tiempo van a poder ser planteados. Eso no está en la mesa en este momento, pero el presidente está moviéndose para levantar el bloqueo y esa sería una transformación enorme. Tenemos un mundo de posibilidades sobre las cuales tratar sin preocuparnos excesivamente de las cosas más complicadas y difíciles.

Vayamos paulatinamente, hagamos las cosas de una manera estratégica, construyamos confianza, alcancemos algunos elementos vamos a ver qué tal marchan las cosas y esperemos poder fijar los cimientos para que la gente vea que tiene sentido levantar el bloqueo. Creo que ese es uno de los objetivos que compartimos y el hecho de alcanzar esa meta va a significar que tenemos ambos que tener éxitos en cuanto a la hoja de ruta misma, agregó.

Granma también indagó acerca de cómo se inserta este proceso entre Cuba y Estados Unidos en el contexto de América Latina que vive un momento trascendental en su historia con la declaración de América Latina como Zona de Paz, una búsqueda de la unidad dentro de la diversidad; y cómo podrían contribuir estos hechos a las aspiraciones que tiene América Latina hoy; el canciller cubano, expresó que para la América Latina y el Caribe cualquier avance en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba será beneficioso.

Refirió que este proceso abrirá oportunidades para el desarrollo de mejores y más profundas relaciones, acciones de cooperación, mayores vínculos en todos los ámbitos entre Estados Unidos y América Latina y el Caribe, contribuirá a resolver uno de los mayores problemas en el hemisferio occidental y creará condiciones para incrementar la cooperación hemisférica en ámbitos tan importantes como el de la prevención de enfermedades trasmisibles y otros, en los cuales ha habido ya alguna experiencia.

Yo siento que la América Latina y el Caribe considera una reivindicación regional el regreso de Cuba a las Cumbres de las Américas y los cambios que el presidente Obama ha anunciado en la política de su país contra Cuba, comentó.

El reconocimiento de los países de la región a los gobiernos de Estados Unidos y Cuba por los pasos dados hasta este momento se hizo patente en la Cumbre de Panamá, recordó, y también existe una gran esperanza de que puedan resolverse los hechos reales, sustanciales que permitan avanzar hacia la normalización de relaciones entre ambos estados, concluyó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Adolfo dijo:

1

18 de agosto de 2015

16:58:00


Hola, hace algún tiempo que no comento, pero me pregunto ahora, con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas Cuba-USA, hace algún tiempo indague a esta redacción sobre la desaparición del blogs "Para Mirarnos" que trataba del tema de las relaciones Cuba-USA, con artículos y comentarios muy importantes, aclaratorios y muy a tono con las posiciones de nuestra Revolución en el caso de la normalizaciones las relaciones entre los dos países, cuando ni se avizoraban las mismas, es verdad que salían comentarios fuera de tono por foristas que estaban lejos de la realidad o enemigos acérrimos de esa posibilidad o resentidos con actitudes negativas 100%, ahí se dieron comentarios muy buenos que tendrían una vigencia de primer nivel, tenemos que aprender a descaracterizar a los retrógrados con argumentos solidos que nuestro pueblo tiene, no terminar con un sitio de debate, no se las causas, nadie respondió a mi inquietud sobre el tema, pero la verdad se impuso y hoy a meses de la desaparición del blogs, mi modesta opinión fue un error que el mismo saliera de circulación, debemos aprender como dije, a lidiar con los que no piensan igual que nosotros, ellos son los equivocados, nos asiste la razón por ello saldremos adelante, espero me publiquen. Las declaraciones tanto de nuestro Canciller, como las del Sr. Kerry, me dan la razón. Gracias.