ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Ricardo López Hevia

En una llave muy sencilla contra Guyana, El Salvador y Barbados, la selección femenina cubana de tenis de mesa consiguió par de éxitos por barrida y abrió con el pie derecho su incursión en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia.

Las antillanas, una de las primeras competidoras en la urbe cafetera, aun cuando les falta el duelo del cierre de su llave frente a Barbados, aseguraron el primer lugar de su grupo y un puesto en cuartos de final, instancia en la que se enfrentarán a un rival que se definirá en horas de la mañana de este viernes.

El plantel de las cuatro letras debutó contra Guyana, a quienes desbancaron sin mayores dificultades con tres victorias sin derrotas. La cuenta la abrió Lisi Castillo con un 3-0 (11-8 y doble 11-7) sobre Chelsea Edghill, y después IdalisLovet la imitó con barrida (doble 11-6 y 11-7) contra TrenaceLowe.

Lovet repitió en dobles con Shelly Machado para completar la blanqueada, aunque acusaron cierta desconcentración al final de las mangas, cuando se relajaron tras obtener amplias ventajas. Ese detalle permitió a la dupla de Natalie Cummings y Chelsea Edghill ganar el tercer set 13-11, pero ya en los restantes sucumbieron 11-8, 11-8 y 11-7.

«Es un buen inicio, sin dar muchas libertades a las rivales y ganando de manera convincente, de forma que todos los equipos fuertes tengan una idea de que no será fácil derrotarnos. Creo que si mantenemos este nivel podemos sacar un buen resultado en los partidos decisivos», precisó Lisi Castillo, principal raqueta del plantel cubano.

El segundo examen fue un poco más complejo ante El Salvador, sobre todo para Lovet, quien necesitó de cinco mangas para superar a Estefanía Ramirios con parciales de 11-3, 7-11, 11-4, 7-11 y 11-7. «Me exigió bastante, supo venir de atrás, pero logré algunos golpes sólidos en el set decisivo. Esto es un llamado de atención y una muestra de que no se deben bajar nunca los brazos», apuntó la segunda figura de nuestra escuadra.

Antes, Lisi Castillo había derrotado a Emme Arias en tres rounds sencillos (11-5, 11-2 y 11-9), mientras en los dobles Lizdianet Rodríguez fue una escudera de lujo para Lovet, y liquidaron las opciones de Mónica Mendoza-Emme Arias por parciales inobjetables de 11-2, 11-1 y 11-3.

A Cuba le falta el último duelo de su llave contra Barbados, que perdió en sus dos enfrentamientos contra Guyana y El Salvador. Aunque las nuestras pierdan, ya tienen asegurado el primer lugar de su llave, pues quienes las pueden igualar perdieron los duelos directos. Esta posición cimera facilitará el camino en los cruces, al no tener que enfrentarse a los líderes del ranking en las otras llaves.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.