ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Portadas de los libros presentados. Foto: Dunia Álvarez Palacios

Desacralizar en la justa medida la figura del Padre de la Patria  para traerlo al presente,  como el ser humano que fue, es la razón por la que Ediciones Boloña publica, en el  aniversario 150 del inicio de las Guerras de Independencia,  los libros Carlos Manuel de Céspedes, el diario perdido, de Eusebio Leal Spengler, y El camino de la desobediencia, de Evelio Traba.

De estas razones dio fe el periodista Mario Cremata, director de ediciones Boloña y editor de ambos títulos, en la presentación que tuviera lugar en la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, a cargo de Eusebio Leal, intelectual al que se dedica la Feria.  

El Diario perdido, como se le conoce comúnmente al texto, tras 20 años de haber visto la luz por última vez, reaparece ahora en su sexta edición, con nuevas correcciones y documentos inéditos, de modo que su actualización permitirá a los lectores –que serán muchos, a juzgar por la altísima demanda del título– acercarse a la realidad de un hombre que mereció con irrefutable decoro el más digno de los sobrenombres.    

A no pocos detalles de la vida de Céspedes –esbozados en el diario, que recoge apuntes desde el 25 de julio de 1873 hasta el 27 de de febrero de 1874, el mismo día de su deceso–  aludió Leal, quien encomió al gran cubano en su condición de  viajero, estudioso de los clásicos y periodista que tuvo la grandeza de permanecer en Cuba, aun rodeado de adversarios políticos.

Con el ímpetu de quien protagonizara un tenaz designio, Leal contó la historia de cómo llegó a sus manos el texto. Dedicado a Ana de Quesada, viuda de
Céspedes, que tanto hiciera por rescatarlo, el diario hizo un tortuoso recorrido antes de que el Historiador lo pudiera recibir.

Personalidades como Hortensia Pichardo, Cintio Vitier y Abel Prieto aplaudieron entonces la valía del documento, publicado por vez primera en España. El Comandante en Jefe Fidel Castro tuvo  en sus manos el primer ejemplar y desde ese momento dijo: «Hay que publicarlo».

La bandera original que ondeara en el alzamiento convocado por Céspedes inspiró la ilustración de portada donde, además de la excelsitud del Héroe, hay espacio para la conciliación. Una fotografía donde aparece Salvador Cisneros Betancourt –principal enemigo político de Céspedes y también héroe cubano– rindiendo honor muchos años después ante la tumba del Padre de la Patria, aparece en estas páginas. «Tenía que dejar un signo constructivo en este libro, y encontré esta foto maravillosa», dijo Leal y aseguró que se trata de un «signo de reparación».   

Sobre el libro de Traba, Leal expresó su alegría al poder presentar un volumen interesantísimo como novela, donde hay un conocimiento de la documentación original, a partir de la cual pudo el autor crear situaciones propias del arte literario y explicó que los diálogos que se establecen están hechos sobre la base de un estudio de pensamiento.

Para cerrar, Leal agradeció su presencia al público, que podrá acercarse a la «figura clave de la piedra angular del arco, en el cual se sostienen los principios fundamentales de la nación cubana». «Agradézcanle mucho a Céspedes. Cuando lean esos libros comprenderán quiénes somos y por qué somos».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

yarislei dijo:

1

7 de febrero de 2018

04:33:25


mi más sincera enhorabuena por esta magnífica edición. Glosar la independencia de cuba siempre me ha merecido un grandísimo respeto ya que fue, ese acontecimiento, el que nos hizo una patria libre. Reconozcco el buen papel que nuestra amada madre patria España y sus hijos hicieron en nuestra venerada tierra aportando, amor, cultura y libertad. Es cierto que fueron los españoles los que nos dieron la dignidad, la libertad y la cultura, cuando ellos arribaron a nuestras costas no eramos más que un pueblo de indios salvajes, incultos y violentos y, ahora, tenemos, lo más mportante, dignidad. Gracias Céspedes, Gracias España. Viva Cuba Libre

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

2

7 de febrero de 2018

09:17:58


El Padre de la Patria fue tan real como excelso. Su grandeza está en la humildad, en su decoro. Aprendamos de la majestuosidad de su obra y la sublimidad de su conducta patriótica.

Miguel Angel dijo:

3

7 de febrero de 2018

10:25:15


Maravilloso, no existe otra palabra para definir este momento. Pienso devorar varios libros, pero estos son de mi mayor consideración e interés personal. "Desacralizar en la justa medida", así se respeta y admira a los héroes, sin desorden ni vandalismo.

Sergio de la Fé D. dijo:

4

7 de febrero de 2018

10:40:07


Muy adecuada la reimpresión de este documento, sobre todo cuando el vecino del norte piensa que aún el anexionismo tiene futuro en Cuba. ¿ No sería posible transcribir las palabras del autor cuando relató cómo pudo hacerse del documento y publicarlas en un archivo junto con el diario en la sección de libros de Cubadebate ?. Esto permitiría que muchos mas cubanos tuviésemos acceso a dicha obra.

Jonh dijo:

5

7 de febrero de 2018

11:58:52


Dr.Eusebio Leal Como usted dijo hace unos breves dias "en nuestra patria "hay muchos heroes" pero Apostol hay uno solo Jose Marti. Hoy podemos seguir diciendo eso pero agregandole"Padre de la Patria hay uno Solo" y hemos concluido cuestiones que a lo mejor el fervor patriotico de algunos no comprende. No soy filosofo ni mucho menos. Ojala en un dia cercano ese libro se publique en la red para que sea de acceso para decenas de miles de cubanos que viven en el exterior. Gracias Dr. JK