ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En Pinar del Río la Feria del Libro es siempre bienvenida. Foto: Ronald Suárez Rivas

La 28 Feria Internacional del Libro Cuba 2019, dedicada a Eduardo Heras León, premio nacional de Literatura, y a la República Argelina Democrática y Popular –como país invitado de honor– comenzó su maravilloso viaje por el territorio cubano este miércoles 6 y continuará hasta el domingo 10 por las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Cienfuegos, Camagüey y Granma.

En la Atenas de Cuba, Matanzas, el evento se desarrolla bajo el recuerdo imborrable de la poetisa Carilda Oliver Labra, cuya memoria, al igual que la de los poetas Agustín Acosta, Delia Carrera y Bonifacio Byrne, será resaltada, y con la novedad de un nuevo escenario: la recién restaurada calle Narváez.

En ese entorno no pasarán inadvertidos los libros salidos de las cuatro editoriales yumurinas: Ediciones Vigía, Aldabón, El Fortín y Ediciones Matanzas, editorial esta última que arriba a las cuatro décadas de fundada y propone una treintena de nuevos títulos, así como el más reciente número de su revista homónima.

Entre las novedades editoriales que se presentan está el volumen Matanzas, de la contradanza al danzonete, de la autoría de María Victoria Oliver, en el que la profesora e instrumentista hace un recorrido por el surgimiento de la música y sobre todo se detiene en el proceso que determinó la aparición y desarrollo del danzón y el danzonete, en la llamada Ciudad de los Puentes.

Los pinareños también disfrutan este importante suceso cultural, que rebasa los marcos de la Literatura para constituir una fiesta de todas las artes. Con sus tradicionales cepellones-librería, instalados en medio de la calle, y subsedes repartidas por toda la ciudad, Pinar del Río acoge por estos días presentaciones de textos, lecturas de narrativa y de poemas, conferencias especializadas, espectáculos infantiles y conciertos, lo cual se repite en el resto de las provincias.

Alrededor de 300 novedades editoriales estarán a disposición del público, incluyendo medio centenar de títulos de las editoriales pinareñas Loynaz y Cauce, de autores noveles y  figuras consagradas como Nelson Simón y Nersys Felipe.

A la apertura, celebrada en el teatro José Jacinto Milanés, asistieron, entre otros, el ministro de Cultura Alpidio Alonso Grau y el escritor Eduardo Heras León.  En declaraciones a la prensa, Alonso señaló que este es «el evento más grande que se hace dentro de la Cultura. No solo por la cantidad de público que convoca, sino porque se extiende a lo largo de todo el país y es expresión de la voluntad política del Gobierno del país de apoyar el desarrollo de la Literatura».

Los cienfuegueros también han hecho de la Feria del Libro una fiesta. Durante la actual edición 341 títulos, distribuidos en 65 485 ejemplares, han sido puestos a disposición de los lectores. El programa profesional y literario sesiona en el Museo Provincial, donde también tiene lugar el taller de edición. La cercana Uneac es la sede del espacio juvenil literario Dios y los locos, así como del cultural Entre libros y punto cubano.

Entre los títulos que se presentan en la Perla del Sur está Disney y la zapatilla mágica, de Justo Planas, crítico capitalino ganador del Premio Caracol de Ensayo de la Uneac, del sello cienfueguero de la AHS Reina del Mar Editores, que igual propone los textos ¡Se vende este mundo!, de Ramsés Morales Izquierdo (Trinidad, 1970), y Retrato de muchacha en azul, de Luis Ramírez, el cual se dará a conocer hoy viernes 8 como parte del programa profesional y literario.

Mañana, dicho segmento tendrá como eje temático los diferentes géneros de la Literatura y las preferencias en la lectura. Aquí ocurrirá la presentación de La sabiduría de los oráculos.

El área informática reserva conferencias, como las investigaciones denominadas Consumo digital en la era de las modernas tecnologías y La promoción literaria desde las plataformas digitales, a cargo, respectivamente, de los colegas Jorge Domínguez Morado y Sabdiel Batista.

La tierra de Ignacio Agramonte igual se ha dejado atrapar por la magia de los libros, y ha recibido con los brazos abiertos al periodista franco-español Ignacio Ramonet, quien asiste como invitado especial a la 28 edición de la Feria del Libro, que abrió sus puertas en áreas del céntrico Casino Campestre, el mayor parque urbano del país. «Esta vez, aclaró, no pude asistir a la Feria del Libro en La Habana, pero tengo ahora la posibilidad de ir a las provincias y en coordinación con el Instituto Cubano del Libro decidí empezar por Camagüey para cumplir la promesa y también porque es una ciudad en la que me siento muy bien y tenía ganas de volver a disfrutarla».

Durante su estancia en tierra camagüeyana, Ignacio Ramonet presentará algunos de sus títulos recientes, entre estos, la cuarta edición cubana del libro Cien horas con Fidel y El imperio de la vigilancia, y sostendrá encuentros con escritores, periodistas y público en general sobre los retos a enfrentar en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Por último, en Bayamo, Granma, donde se han puesto al alcance de sus pobladores unos 800 títulos y un aproximado de 84 700 ejemplares, la feria se ha centrado también alrededor de la figura del Padre de la Patria. En la Casa de la Nacionalidad Cubana se desarrolló la conferencia Céspedes en la forja de la nación, a cargo de la reconocida intelectual santiaguera Olga Portuondo Zúñiga, premio nacional de Historia, además de presentaciones de libros y paneles de discusión.

Diez textos publicados por las editoriales territoriales Orto y Bayamo se presentan y venden por estos días. Entre ellos: Del Órgano a la Original: siete manzanilleros en la música cubana, de Zenovio Hernández Pavón y Roiny Velázquez Pozo; Los sueños de un girasol, de Ángel Larramendi Mecías; La bayamesa, 165 años de su canto, de un Colectivo de autores; Historias y visiones, de Carlos Rafael Escala; Sueño Azul, de Juana López Mesa; Todos los días me invento un país, de Juventina Soler Palomino; Desertor del pasado, de Alexander Besú Guevara, y Juegos de luna, de Migdalia Mendoza.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.