ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Monumento a los mártires de la guerra de independencia de Argelia. Foto: Guía turística de Argelia

Indomable, como el siroco, es el pueblo de Argelia, tierra de poetas y guerreros. En sus poblaciones portuarias se dieron cita a lo largo de la historia todas las culturas, ciudades de montaña, ciudades del interior como nacidas de la arena cálida del desierto; Argel, la ciudad blanca, fraternal siempre, «abierta a todos los vientos»

Cuando triunfó la Revolución Cubana el Primero de Enero de 1959, el pueblo de Argelia no había alcanzado todavía la victoria. «Algo especial nos une a Argelia», dijo nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. «Cuando nosotros luchábamos en las montañas, los argelinos luchaban en las wilayas».

La República Argelina Democrática y Popular (RADP) es el País Invitado de Honor a la 28 edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana (FIL) 2019. El Embajador del hermano país en la Isla, Mohamed Achache, calificó a la Feria «como el acontecimiento cultural más importante en Cuba».

Una muestra de la variada, antigua y rica cultura de Argelia podrá ser apreciada en el marco del evento. En el Pabellón de Argelia se podrá disfrutar de una exposición de 200 libros representativos de la producción literaria e intelectual de Argelia. El 80 % de estos libros serán donados a la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

También habrá conciertos de música, exhibición de cine argelino, conferencias, ponencias, exposiciones fotográficas que mostrarán el patrimonio, la historia, la arquitectura y el paisaje de Argelia.

Títulos como Argelia bella y rebelde desde Jugurtha hasta noviembre, de Boualem Bessaïh y El burro de oro o La Metamorfosis, de Apuleyo, así como las reediciones de los clásicos Los condenados de la tierra, de Frantz Fanon; y Mala sangre, de Rachid Mokhtari, podrán ser adquiridos durante el evento literario.

Entre los filmes argelinos que se podrán apreciar en esos días, están:  Zabana (Argelia/Francia, 2012), del  director Saïd Ould-Khelifa; el drama Yema (Argelia/Francia, 2013), de Djamila Sahaoui; y Perfumes de Algiers (Parfum d´alger, 2012) del director Rachid Benhadj.
De la RADP vendrán 32 invitados, encabezados por el ministro de Cultura, el escritor Azeddine Mihoubi, autor del libro El juramento de Atocha, el cual será presentado en la Feria.

CUBA Y ARGELIA, UNA AMISTAD A TODA PRUEBA

Argelia es uno de los países más ricos de África. Siempre se ha destacado por tener una tierra muy fértil en la zona costera, sus principales producciones son: el algodón, fibras vegetales hechas con hojas de palmera enana, olivos y el tabaco. Aproximadamente un 25 % de la población se dedica a la agricultura y la pesca, una agricultura rica en la producción de cereales, trigo, cebada, avena sativa, higos, dátiles, esparto y corcho.

La máxima riqueza natural del país está en sus grandes recursos de petróleo, gas, fosfatos y hierro. Además, dispone de carbón, plomo y cinc. El 98 % de sus exportaciones provienen de la venta de petróleo y gas.

La independencia de Argelia se declara  en julio de 1962 y para finales del año se realizan elecciones para la Asamblea Constituyente.

Las relaciones históricas entre Cuba y Argelia, iniciadas desde la lucha por la liberación nacional, son un ejemplo de hermandad y se mantienen al más alto nivel. Fidel consideró la ayuda brindada por Cuba al pueblo argelino, durante la lucha por su liberación, como la primera muestra de nuestra conciencia internacionalista.

Desde su independencia el 5 de julio de 1962, Argelia comenzó a respaldar firmemente a Cuba en todos los foros internacionales, enfrentando las presiones y las amenazas norteamericanas. Es de destacar la cooperación estrecha de ambas naciones en el seno del movimiento de los Países No Alineados y el apoyo brindado por Argelia en el combate contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de Estados Unidos contra Cuba.

Después de lograda la independencia, en septiembre de 1963 la monarquía marroquí ocupó puestos fronterizos dentro del territorio argelino y realizó reclamaciones territoriales bajo la amenaza de continuar la invasión si no eran satisfechas sus demandas. La hermana república agredida solicitó la colaboración cubana para salvaguardar la integridad territorial.

El gobierno cubano respondió positivamente al pedido del presidente Ben Bella y envió hacia Argelia una vanguardia de cuadros militares y una fuerza blindada de 700 efectivos que viajó en los buques Aracelio Iglesias y González Lines. Hombres y armas se concentraron en Bedeau y lograron rápidamente la plena disposición combativa.

La presencia del Grupo Especial de Instrucción disuadió a la monarquía de Rabat y se logró un acuerdo de alto al fuego. Posteriormente Marruecos devolvió el territorio ocupado.

COOPERACIÓN MÉDICA

El 24 de mayo de 1963 arribó a la nación argelina la primera brigada médica cubana, compuesta por 32 médicos, cuatro estomatólogos, 14 enfermeras y ocho técnicos, 58 en total. Los trabajadores de la salud laboraron en diferentes puntos de la geografía argelina, como son Blida, Siddi-Bel-Abbes, Constantine, Sétif, Birska y Argel, y permanecieron allí unos 18 meses aproximadamente.

La cooperación médica con Argelia reviste una significación especial, después la Revolución siguió enviando médicos y otros colaboradores a muchos países del mundo, pero ese fue el inicio, fue la primera, de ahí la trascendencia. Marcó el inicio de un nuevo concepto: la ayuda médica internacionalista y, asimismo, es una muestra de la genialidad política de Fidel, de su profundo sentido humanista y solidario.

Cuba y Argelia y colaboran además de en la salud, en sectores como energía, producción de vacunas, suministros de equipos médicos, nuevas tecnologías, construcción, la educación, la cultura y el deporte.

En la actualidad, más de 500 especialistas y técnicos de la salud cubanos prestan servicios en Argelia. La Isla ha colaborado en la construcción de hospitales y otras instalaciones de la salud, así como  expertos de Cuba entrenarán a ejecutivos de la Agencia Nacional de Embalses y Trasvases, de Argelia, en el manejo de recursos hídricos. Las autoridades argelinas cuentan con la experiencia de varios técnicos y entrenadores deportivos cubanos.

La Feria Internacional del Libro de La Habana será un espacio que permitirá fortalecer la amistad entrañable entre dos pueblos unidos por su amor a la independencia y la libertad.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Lamnes Florián Torres dijo:

1

8 de febrero de 2019

11:29:42


Nuestro mayor orgullo no es dar lo que nos sobra sino compartir lo que tenemos y nuestra Revolución Fidelista mantendremos nuestra solidaridad y humanismos con todos los países, que nos necesiten y a todos nuestros hermanos que se encuentran en ese país fuerza que la voluntad la tienen para seguir poniendo nuestro nombre en alto:*** CUBA*** y honrar a nuestro mayor lider ***FIDEL*** *CUBA-ARGELIA* Hermanos para siempre.....