ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Tomada de Internet

Beijing.–Hace solo unos meses, Cuba celebró por vigésima séptima ocasión su cita literaria más importante, la Feria Internacional de Libro (fil), y esa fue la primera ocasión en que China se convirtió en país invitado de honor en un evento de este tipo en América Latina.
Poco tiempo después, es una delegación del país caribeño la que trae novedades hasta el otro lado del mundo, con motivo de la Feria Internacional del Libro de Beijing, celebrada del 22 hasta ayer 26.
En ese contexto, el presidente del Instituto Cubano del Libro (icl), Juan Rodríguez Cabrera, conversó en exclusiva con Granma acerca del programa de la Isla en el evento, los avances en varios convenios bilaterales firmados en La Habana, y los retos en el acercamiento de ambas culturas.
–¿Qué propósitos marcan la presencia de Cuba en este evento?
–En primer lugar llegamos hasta China para agradecer su presencia en la xvii fil de Cuba, evento en el cual la nación asiática estuvo  representada por más de 250 invitados, entre ellos personalidades del Ministerio de Cultura (desde abril llamado Ministerio de Cultura y Turismo), de la radio, la televisión y la prensa, así como por importantes autores, editores y casas editoriales que cumplieron un amplísimo programa en nuestro país.
«Todo ello estuvo complementado por otras actividades culturales, entre las que destacan las dos galas ofrecidas por importantes artistas chinos en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, y la proyección de películas del gigante asiático durante la duración de la Feria.
«Gracias a esto, y al acompañamiento de los medios de prensa, fue posible un mayor acercamiento a la cultura de ese país milenario, y es por ello también que venimos a invitarlos a nuestra próxima Feria Internacional del Libro, que tendrá lugar del 7 al 17 de febrero del 2019.
«Por su parte, la representación de la Isla llega por segunda vez consecutiva a este evento en China con una muestra representativa de textos, muchos de ellos abordan la relación sino-cubana; cabe destacar que en los últimos 18 años se han publicado en nuestro país más de una treintena de libros sobre el gigante asiático, y su cultura, desarrollo y economía.
«Estos números crecerán gracias a diez convenios de cooperación y coedición entre grupos editoriales de ambos países, rubricados en el marco de la xvii fil; ahora, con nuestra presencia en Beijng hemos estado evaluando e ­intercambiando con nuestra contraparte cada detalle.
«Se aprecia un avance sostenido, ­ejemplo de ello es que se han logrado adelantar varios títulos –previstos inicialmente para publicar en un plazo de 24 a 36 meses– que estarán listos para la feria del 2019 en Cuba».
–¿Cómo ha sido el recibimiento a los cubanos, luego de la pasada Feria, que tuvo precisamente a China como país invitado de honor?
–China siempre ha tenido una distinción especial con Cuba. Además,  este año estamos invitados también a cumplimentar un programa de dos días en Shanghai, gracias a la dirección del Partido y el gobierno de la provincia, lo que nos permitirá intercambiar con los principales sectores de la cultura y conocer además sobre su desarrollo económico y social.
«Allí tendremos un encuentro con Zhou Huilin, quien encabezó la delegación de China a la pasada fil, con el cargo de viceministro de la Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Televisión, y que actualmente ocupa un cargo importante dentro de la administración de Shanghai.
«Esto ayudará a que la colaboración que hemos sostenido con editoriales de Beijing y de otras partes de la ­nación, también llegue a dicha ­provincia, y nos ayude a estrechar lazos de cooperación en el sector literario».
–¿Cuáles considera que son los ­mayores retos para lograr un acercamiento más amplio de ambas culturas?
–Los pasos que se están dando impulsan el objetivo de profundizar en los lazos culturales entre ambos países, creo que el esfuerzo que se hizo durante nuestra pasada Feria del Libro dejó una amplísima huella en el pueblo cubano, y esto se pretende fortalecer en la cita del 2019, aun cuando China no sea el país invitado de honor.
«Creo que para superar los retos debemos fortalecer los convenios firmados, abarcar nuevos campos de colaboración e incrementar el número de libros editados sobre China para la fil, así como los textos de autores cubanos y extranjeros (con temáticas de la Mayor de las Antillas) publicados por casas editoriales del gigante asiático –entre los que ya se encuentran títulos como Cien horas con Fidel, de Ignacio Ramonet, o El equipaje amarillo y El juicio del Moncada, ambos de Marta Rojas.
«El reto mayor es vencer las distancias, lo cual es posible gracias a nuestra amistad y espíritu de colaboración que hoy se respira, no solo desde la cultura, sino desde las relaciones diplomáticas, que en el 2020 cumplirán sus primeros 60 años.
«Cuba se prepara para que en años posteriores se le dedique una Feria del Libro en Beijing, un tema que se analiza desde ambas partes en aras de elegir el momento indicado».

En contexto

La República Popular China participó por primera vez en nuestra región en condición de País Invitado de Honor en la 27ma. Feria Internacional del Libro de La Habana en el 2018.
Durante la ocasión se exhibieron más de 3 000 tipos de libros de este país en castellano, inglés y chino.
Alrededor de 320 títulos, en español e inglés, se pusieron a la venta por el Sello chino.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Faustino Fonseca Perea dijo:

1

27 de agosto de 2018

08:20:24


Felicidades juanito a todo el equipo de w del ICL y a ti, q podamos sostener un intetcambio congese gigante de cultura milenaria e impetu economico es benficioso para ambas partes. Solo la cultura en ultima instancia salva. Un abrazo.

Andrews dijo:

2

27 de agosto de 2018

10:02:43


Con lograr colocar los excedentes de las ferias del libro de Cuba en China y la India, la gestion economica de todo el sistema del imprentas e instiruto del libro seria positiva, hay mas de 200 millones de personas en cada uno de esos paises que hablan español, ademas de tener enfrente a Malasia, Cuba jamas en lso proximos 100 años alcanzaria a cubrir esa demanada. Sumado que si imprime los libros para la educacion de paises como Mexico o Brasil. Realmente pienso quea faltado gestion empresarial por parte de todos los implicados, hay regiones alli que aun los libros son bien escasos y las torrees de telecomunicaiones no se justifican para las grandes empresas. Son paises enormes, en cunatoa territorio y poblacion y el libro todavia tendra que dar mucha guerra.

Briceida ARCAZ dijo:

3

30 de agosto de 2018

16:50:56


Muy interesante para ambas culturas ..!!