ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Tomada de twmp.com.mx

Fidel Nadal parece que escucha un llamado mesiánico cuando sube a un escenario. Un llamado que quizá provenga de su asimilación de las raíces de la cul­tura africana, de la libertad del rastafarismo y  de los ven­davales del rock and roll que no ven­de su alma al diablo. To­do eso, como ya imaginarán, lo con­­­vierten en un frontman aci­clo­nado cada vez que sale a atacar desde la delantera de To­dos Tus Muer­tos (TTM), esa ban­­da-sím­bolo del rock argentino y la­ti­noame­ricano que subirá es­­ta no­che a las 10:00 p.m. al es­­ce­nario del cen­tro cultural El Sauce.

Fidel Nadal, cantante de rock y reggae donde los haya, protagonizó este año un suceso his­tórico para la escena latina. El mú­sico afroargentino, después de separarse de TTM en 1998 para emprender una carrera co­mo solista, regresó a la banda para abrir una nueva etapa con una alineación que ha registrado en sus discos, en su actitud  anticor­porativa y en su insurgencia va­rios momentos clave de la historia argentina y latinoamericana.

No es casualidad que me de­tenga en Nadal. Hijo de un activista por los derechos de la co­munidad de origen africano en Argentina, el músico fue una pie­za muy relevante en el soni­do definitivo de TTM y en la primera etapa de la banda en la que pu­sieron en circulación ese ab­soluto clásico que es Dale aborigen (1992) .

Inspirada en  el lema punk del Do It Yourself (Hazlo tú mis­mo), con visibles marcas de The Clash o Sex Pistols, la formación se prodigó con este ál­bum en su estilo vibrante y co­rrosivo patentizado en temas co­mo Alerta guerrillas, Hijo nues­tro y Man­de­la, construidos sobre una postura antisistémica y libertaria y un arraigado co­n­tenido social y po­lítico. O sea punk desde abajo y derecho al mentón de las clases políticas.  Si bien ya habían publicado discos anteriores como To­dos tus muertos y Nena de Hi­roshima, Dale Aborigen fue la consagración de esta escudería que, tras más de 20 años de  salir por primera vez a la carretera, mantiene su fidelidad al sonido que ellos mismos crearon.

Fidel Nadal, de 50 años re­cién cumplidos, estuvo envuel­to en cierto aire de misterio cuando dejó la banda. Na­cido como Fidel Ernesto Nadal, el vo­calista y compositor em­pren­dió  tras la ruptura una ca­rrera guiada por la filosofía ras­tafari con la que proclamó en va­rias ocasiones sus intenciones de regresar a África, es decir a lo que entendía como sus orígenes. De aquellos tiempos en que volvía a construirse permanecen, entre otros, los discos Tra­­bajo de hormiga, Emo­cio­na­do e Interna­tional Love, atravesados por las sonoridades del reggae y llamados a la paz, al co­nocimiento de la naturaleza y al amor.

Fue una etapa en que Nadal era una especie de mar en calma que esculpía cada detalle de sus discos para que nacieran como obras de orfebrería, aparte de su trabajo con el grupo Lumumba, cuyo nombre fue un homenaje a Patricio Lumumba, líder anticolonialista congolés. Pero este año Nadal sintió que no todo estaba dicho con TTM y se reunió con la banda para volver a compartir voces con Pablo Mo­lina, otro de los integrantes históricos de la alineación con quien mantuvo varios proyectos personales y le abrió la puerta en su momento para que se probara como vocalista de TTM, algo que, dicho sea de pa­so, Molina logró de forma infalible.

Lógicamente la banda se en­cuentra en una etapa de madurez (si se puede hablar en estos términos de una escudería que también se ha ido de gira por el lado más salvaje del rock),  aunque no ha dejado las señas de identidad  que la jalonaran du­rante sus primeros años. Ac­tual­mente TTM es una máquina perfecta de hacer ritmos que ex­panden el horizonte del rock latino, con esas fórmulas insurgentes que realzan los puntos de contacto entre el  reggae, el punk y el ska.

Para comprender mejor los orígenes de esta banda que re­volucionó el rock latino y su próximo concierto en la Isla, re­to­mo un breve fragmento de la entrevista que en 2009 realicé a Pablo Molina. «Hace algunos años tuve la oportunidad de viajar desde La Habana a Santiago. En esa expedición vi músicos tocando por todos lados. Es­tu­vimos cerca de tocar en la Isla en el 94, pero al final no se dio. No obstante, estamos seguros que algún día cumpliremos el de­seo de tocar en Cuba».

Finalmente los argentinos cum­plirán sus planes y los rockers cubanos podrán ver a una alineación que se transforma so­­bre el escenario en un torbellino de guitarras corrosivas, ritmos envolventes, voces que nos re­cuer­dan que estamos vi­vos y podemos cambiar el or­den establecido en el mundo y canciones en las que están escritas par­te fundamental de la historia más re­ciente de América Latina. En cual­quier caso, confirmaremos en lo que será un ex­plosivo cierre del Festival Pa­tria Grande que Todos tus Muer­tos siguen vivos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

luis maría dijo:

1

26 de noviembre de 2016

03:12:08


tremendos en directo

Manuel aveledo dijo:

2

26 de noviembre de 2016

08:32:35


Gloria eterna comandante