ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El Equilibrista, obra de Choco. 

El artista cubano Eduardo Roca, Choco, termina el año a toda marcha. En el verano fue reconocido como uno de los más valiosos exponentes de las artes plásticas cubanas durante su participación en el festival Harlem Havana que tuvo lugar en la em­ble­mática comunidad neoyorquina; en septiembre marcó un hito de la in­dus­tria fonográfica de la isla al ilustrar la producción más reciente del trovador Tony Ávila, y abrió noviembre con el despliegue de su obra más re­ciente en la galería Ar­temorfosis, de Zurich, en una muestra titulada Equi­librio hu­mano, que desde el primer día concita el interés de críticos, coleccionistas y público.

Para unos lo más llamativo resulta la puesta al día de la técnica de la colagrafía, en la que Choco es un maestro, al conseguir texturas y relieve de hon­do significado sobre la base del insertar elementos a la su­per­ficie de la matriz que se prepara para el estampado, y rebasar las fronteras entre el granado y la pintura.

Pero para la mayoría, las claves de la propuesta del artista cubano deben encontrarse más allá de los procedimientos técnicos, es decir, en el modo que en que refleja, con innovativa mi­rada, el etnos cubano.

A Zúrich llevó imágenes de seres coronados por pájaros, frutas y sombreros, rostros de consistencia mineral que se iluminan con los colores de la tierra, mujeres ramificadas en el es­pacio, una danzante de gesto irradiante, una Venus que se salva del pecado original, todos y cada uno de ellos sobre fondos de abundantes texturas. Su pintura, con figuraciones em­­­parentadas con las que integran sus grabados evidencia su dominio de esta manifestación. Las esculturas polícromas que tam­­bién exhibe hurgan en la madera el misterio de las fi­bras vegetales. El artista es infatigable, y ello se aprecia en los resultados cuando se admira su obra siempre en constante evolución.

La galería Artemorfosis reafirmó con esta exposición su compromiso con la promoción en Eu­ropa de la vanguardia pictórica cubana contemporánea y el público europeo nuevamente confirmó lo que ya sabía, cada exposición de Choco descubre nuevos elementos que evidencian y confirman el etnos cubano en su creación.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

francisco dijo:

1

11 de noviembre de 2016

15:17:15


Felicidades mi hermano, Choco. Siempre te recuerdo de nuestros días en Angola. Recuerdo tus cuadros inpirados y para protestar contra una matanza de la soldadesca de la antigua África del Sur. Y ahora, pensando en esos equilbrios, recuerdo a las mujeres de Luanda llevando sobre sus bellas cabezas las cosas mas inverosímeles: botellones de gas, sacas con alimentos, y mas. Y el niño envuelto en un lienzo atado a sus espaldas. Las mujeres en el mundo todo son las reinas del equilibrio. Y son parte del mismo equilibrio del mundo. Gracias Choco y felicidades por tus éxistos en tu viva artística y personal.

gloria dijo:

2

22 de noviembre de 2017

16:54:25


Muchas felicidades, Choco. Gracias por tu sensibilidad y por ser siempre un guardián y porta voz de ese equilibrio que nos construye como caribeños, cubanos y por qué no , hijos de las aguas trasatlánticas. Gracias por tu cultura ecológica, por tus conocimientos, tecnologías y saberes ancestrales. Aché y muchos más éxitos, gran maestro!