ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Aterciopelados. Foto: Cortesía del grupo

En las tres entrevistas que le he realizado a Aterciopelados en los últimos años, el dúo colombiano de rock ha repetido como un mantra su de­seo de tocar en Cuba. Fi­nal­mente lo lograrán en no­viembre, cuando en­cabecen jun­to a la rapera chilena Ana Tijoux el cartel del festival Patria Gran­de, que se celebrará en La Ha­bana y otras provincias del país del 17 al 26 del próximo mes. El dúo, integrado por la vocalista y compositora Andrea Eche­verri y el bajista y el también compositor, Héctor Bui­trago, es­trenará en la isla nuevos temas y presentará los clásicos de su repertorio agrupados en el DVD, Reluciente, re­chi­nante y aterciopelado ( 2016).

Aterciopelados lleva más de 20 años de carrera, siete discos de estudio y un puñado de canciones como Bolero Falaz y Florecita rockera, que han sido asumidas como un objeto de culto por sus miles de seguidores en la escena latina.

Estos colombianos, responsables de la expansión del rock latino en los escenarios internacionales durante la década de los 90, llegarán a La Ha­ba­na después de participar en un mo­mento histórico para su país y Amé­rica Latina. El dúo subió a los escenarios hace pocos días en un concierto en Bogotá para celebrar los acuerdos de paz entre el Gobierno de José Ma­nuel Santos y las FARC-EP.

«Fue un gran privilegio ser parte de este momento histórico para el país, estábamos muy emocionados. Todos lloramos, fue emocionante, aunque siempre estaba el fantasma de lo que podía suceder en el plebiscito. Ahora la pregunta es cómo sortear este escollo, esa será la máxima prueba del diálogo, de la verdadera capacidad de ponerse de acuerdo entre pensamientos abismalmente contrarios, dice Andrea sobre el triunfo del No en el plebiscito en esta nueva entrevista con Granma, respondida vía correo electrónicojun­toa su compañero de ruta, Héc­tor Buitrago.

—Desde su fundación Atercio­pelados ha tomado partido por el fin de la guerra en Colombia. ¿Qué significado le otorgan al hecho de haber sido testigos de los acuerdos de paz?

Andrea:—Hemos pasado días tristes y confusos. Luego de estar pre­sentes y emocionados en la firma del acuerdo entre el gobierno y las FARC-EP, perdió el Sí en el plebiscito. Sin entender a cabalidad todavía las repercusiones de este revés, pensamos que de todas maneras, a pesar de la frustración, las condiciones para el diálogo y la paz han sido construidas. Las FARC-EP han di­cho que su única arma serán las palabras, y el gobierno ha afirmado que se buscará otro acuerdo con el que la mayoría de los colombianos esté de acuerdo.

—¿Pensaron que estos acuerdos se concretarían algún día?

Andrea:—Realmente íbamos per­diendo la esperanza porque el conflicto ha durado prácticamente desde que nacimos, hubo varios intentos y no se había logrado concretar algún acuerdo. De alguna manera nos insensibilizamos.

—En varias entrevistas que he­mos realizado me han hablado de su interés en tocar en Cuba y ya podrán cumplir ese deseo durante el festival Patria Grande dedicado a grandes voces femeninas de la región. ¿Qué esperan de esos próximos conciertos que casualmente se celebrarán en este momento histórico?

Andrea:— Estamos felices de ir a Cuba, felices de acompañar cantos femeninos, y a pesar de los resultados, seguimos comprometidos con un proyecto de vida, con una ideología, con un lirismo pacifista, de gé­nero, ancestral y ecológico.

—Acaban de estrenar su CD DVD Reluciente. ¿Qué etapa de Ater­cio­pelados resume este material?

Héctor:—Es una retrospectiva. Es la celebración del kilometraje, es de pronto mirar al pasado con los ojos de aquellos para los que han sido importantes nuestras canciones, y sentirse feliz, honrado, agradecido. Y sentirse también con ga­nas de que sea un nuevo comienzo, que siga el aprendizaje y los hallazgos, los errores y las apuestas, los triunfos y las derrotas, los riesgos y la creación.

—¿Qué diferencias perciben entre la escena latina que vio nacer a la banda y la actual?

Héctor:—Ha crecido mucho, la infraestructura, el nivel técnico y musical han mejorado bastante, eso se ve reflejado en la gran cantidad y diversidad de bandas y proyectos que se mueven en la escena.

—¿Sienten que los grupos latinos de rock han perdido la militancia social que, por ejemplo, ha caracterizado siempre a Aterciopelados?

Andrea:—Creo que la militancia no se debe imponer. Nosotros la encontramos en el camino, y nos ha acompañado, nos ha nutrido, nos ha fortalecido. Pero también siento que no se debe imponer, no se debe forzar, a veces quieres denunciar, criticar, a veces estás furioso, pero a veces estás sereno y con ganas de bailar, a veces hasta enamorado, y hay que escribir sobre lo que se siente, respetar eso que se respira, expresarlo.

—En el nuevo material aparece el tema Re ¿Se puede considerar un ho­menaje al álbum homónimo de Café Tacuba?

Héctor:—Si así es, la canción surgió porque el mismo Rubén, cantante de Cafe Tacvba hablando con Andrea le preguntó cómo Ater­cio­pe­lados podría aportar a la celebración del aniversario 20 del disco RE. Así es que Andrea decidió escribir es­ta canción

—El dúo siempre ha mantenido una fuerte postura a favor de los derechos de la mujer ¿Creen que ha disminuido la discriminación contra las mujeres en Hispanoamérica?

Andrea:—Creo que sin duda he­mos conquistado espacios, pero todavía falta mucho camino por recorrer. Hay demasiada desigualdad, demasiada estructura patriarcal dominando el panorama. De he­cho creo que la hipersexualización y banalización de la cultu­ra­ (capi­ta­lis­mo sexualizado, re­guetón, pole dan­cing en los gimnasios y en general el reino de la apariencia sobre la esencia) da como resultado un revés en algunos aspectos. Ade­más se ha ido fortaleciendo la vi­sión de la mujer como objeto sexual(pedacito de carne con complejo de barbie-canción, como cantamos en Oye muj­er), y el empobrecimiento de las múltiples y sutiles dimensiones de lo femenino.

—¿En qué trabajan ahora después de publicar Reluciente?

Héctor—La idea es hacer un dis­co nuevo en el 2017. Tenemos material de nuestros discos en solitario Co­nector y Ruiseñora, cada uno en su casa, pero la idea también es com­poner en colectivo.

—La banda siempre ha experimentado con el rock y sonidos autóctonos de Colombia y América La­tina. ¿Man­tendrán ese espíritu creativo en sus próximos discos?

Andrea:—La idea es que el espíritu creativo de alto riesgo no se pierda nunca. Hemos incluido no solo rock y folclore, también electrónica, regue, disco, blues, música del Atlántico, música del Pacífico, música de playa y de montaña, incluso hemos mezclado diferentes cosas en una sola canción, bienvenido todo lo que se atraviese, hasta reguetón!!! Me encantaría hacer reguetón antireguetón.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.