ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

La destaca pianista y profesora Alicia Perea falleció este miércoles a los 80 años, según dio a conocer la Unión de Artistas y Escritores de Cuba.

Alicia Perea, destacada pianista y fundadora de la Escuela Nacional de Arte.  Foto: Otilio Rivero Delgado

Premio Nacional de Enseñanza Artística 2013, la reconocida creadora, nacida en La Habana el 24 de mayo de 1934, deja un valioso legado que la revela como una de las figuras cimeras en la enseñanza de la música en Cuba y un modelo de profesora que definió las prácticas profesionales de varias generaciones de artistas cubanos. No en vano señaló, en una ocasión, que le enseñanza era la razón de suvida.

Fundadora de la Escuela Nacional de Arte, en 1962, La Perea, se desempeñó además como compositora, intérprete y promotora cultural, obteniendo la Distinción por la Cultura Nacional, la Medalla Raúl Gómez García y la condición Miembro Emérito de la Uneac, entre otros reconocimientos atesorados durante una fecunda carrera que la llevó también a trabajar como presidenta del Instituto Cubano de la Música.

Su talento como pianista la llevó a alcanzar el Premio Especial Cubadisco por su CD Compositores cubanos para piano del siglo XX y a girar por diversos países, donde alcanzó el reconocimiento de la crítica y el público.

Su cuerpo será cremado y sus cenizas serán veladas mañana, de 4:00 p.m a 7:00 p.m en el Instituto Cubano de la Música.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Eduardo Martinez dijo:

1

6 de mayo de 2015

20:19:38


Mi mas sentido pésame a su esposo, familiares y amigos. La música está de luto. Hace apenas tres meses la tuvimos por Nicaragua, donde nos deleitó con su música. Aca tiene muchos discipulos y amigos como el Maestro Ramón Rodríguez, director del Teatro Nacional Ruben Dario. Un gran abrazo. Eduardo Martinez Borbonet. Embajador de Cuba en Nicaragua.

ENRIQUE PEREZ MESA dijo:

2

6 de mayo de 2015

20:38:46


HEMOS PERDIDO A UNA GRAN MUJER,ARTISTA Y CUBANA DE HECHOS,NO DE PALABRAS

López Oliva, Manuel dijo:

3

6 de mayo de 2015

20:55:26


Que terrible noticia la de saber que ya no podremos ver más a la querida Alicia Perea! Hace unos días ella nos llamó por teléfono a nuestra casa –a mi esposa la músico y musicóloga Iliana García García y a mí- para que la visitáramos esta semana. Teníamos pensado ir jueves o viernes. Quería hablar con nosotros de varios temas, pues éramos amigos desde hacía años. Ella había dejado a Iliana a trabajar como profesora, al graduarse ésta, en la Escuela Nacional de Música de Cubanacán. Alicia tenía un especial tacto para detectar el talento real y apoyarlo para que se desarrollara en lo profesional y como personalidad integral. Sabía -como Martí- que el deber del hombre estaba allí donde era más útil. Y con ese sentido educaba desde que la conocí, cuando era –con Nilo Rodríguez como Director y Carmen Valdés como segunda- la Secretaria Ejecutiva y organizadora fundamental de la docencia en aquella primera etapa de ese centro surgido en 1962. Yo llegué a la Escuela Nacional de Arte a estudiar pintura en 1965; y de inmediato noté que no sólo era una mujer fisonómicamente atractiva, sino culta, sensible, equilibrada, amable, patriota,capaz de ser firme y recta sin herir a nadie. Recuerdo que Luigi Nono dijo de ella, en pleno edificio central de la ENA(hoy del ISA) que era una “mujer perfecta, sorprendente, imantada”. Todos los músicos que fueron sus contemporáneos y quienes tuvieron la suerte de tenerla como guía, directora o profesora, la quisieron y respetaron a consciencia. Se convirtió en una profesional conocida por gentes de muchas profesionales del arte y del resto de la cultura; fue un arquetipo de dirigente cultural y diplomática (por su firmeza, objetividad, transparencia, sencillez y conocimientos); y tuvo la capacidad de saber tratar a todos por igual, sin tener en cuenta el rango burocrático o el mandato oficial que podían tener o no, en tanto priorizó en las personas su condición humana y su honestidad, su saber y entrega, más que los “ropajes estatales “ asignados. Quienes en la época romántica de la Escuela Nacional de Arte éramos dirigentes de la organización juvenil (recuerdo en Música lo eran Loyola, Olavo Alén, Jesús Gómez Cairo, “Marichu” y otros) recibimos de Alicia siempre el mismo trato agradable y apoyo que podían recibir los ya notables creadores del sonido y las personalidades del mundo que nos visitaban. Iliana la quería, la admiraba, y ahora ha quedado muy dolida y golpeada al leer en Granma la nota necrológica emitida por la UNEAC. Hacía poco habíamos conversado, ella y yo, cuando estuvimos juntos en el último Consejo Nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Parecía llena de vida para rato…. con su justo modo de reconocer el acierto ajeno, con esa alta calidad de pianista que había logrado recuperar después de buen tiempo dedicada a servir a la nación en la docencia, en la condición de cuadro genuino y como diplomática. Era una mujer justa, inteligente y preocupada por esas desviaciones de varios tipos que hoy nos corroen. Alicia Perea no era otra más. Alicia Perea era un ser especialísimo. Ha sido triste para nosotros no poder ir a visitarla este fin de semana, encontrarnos en su casa con esa sincera amiga.

Jesus Rencurrell dijo:

4

7 de mayo de 2015

00:38:59


Querida y admirada profesora : tuve el honor de haber sido un discípulo suyo. No sabe usd la tristeza y la gratitud que siento en estos momentos. Yo fuí uno de los tantos que ud. descubrió en este camino. Sólo me queda decirle mil gracias y descanse en eterna paz!!!!.

Francisco Rivero dijo:

5

7 de mayo de 2015

04:24:13


Alicia Perea, mujer y ciudadana de un don especial de atencion a todos. Mi solidarida y condolencia a sus familiares y amigos. Un abrazo.