ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Cualquiera que haya leído la obra Naderías de hoy, con la que la escritora Laidi Fernández de Juan acaba de merecer el Gran Premio en el VIII Concurso Internacional de Mi­ni­cuentos El dinosaurio 2014, auspiciado por el Centro de For­mación Literaria Onelio Jorge Cardoso, podrá darse cuenta de que se trata de una narración ex­quisita en su brevedad, en la que caben muchas fábulas cotidianas.

Las historias de vida que suelen asistir a la prosa de la autora, quien ha publicado recientemente los cuadernos de cuentos Universo y la Lista (textos humorísticos rubricados por Edi­ciones Matanzas) y Será siempre, de Ediciones Hol­guín, entre otros títulos, están de algún modo en el trasfondo de esta nueva inspiración suya, que ha llamado “naderías” pero en verdad es harto elocuente, a pesar de las aparentes indeterminaciones de una narración que adopta la forma de disímiles contextos posibles.

El mundo femenino, la cotidianidad, el amor (y el desamor), las minimizaciones de género o la violencia misma, presentes muchas ve­­ces en los mensajes a los que Lai­di pretende acercarnos, llega es­ta vez a resultarnos tan tristemente común que la identificación con su discurso, aun cuando no sea en carne propia, resulta un hecho.

Dejamos a los lectores con el minicuento y con esta escritora, médica de profesión, pero desde ha­ce mu­cho con una obra que alcanza un sitio muy bien ganado en la narrativa cubana contemporánea.

Naderías de hoy

“Le hizo lo que le hizo y ella se puso como se puso, por lo cual ella tuvo que responder como respondió, y todo acabó como acabó, porque él no se podía quedar como se quedó, ni ella dejar de decir lo que  dijo, y por eso cuando llegó la policía pasó lo que pasó, y los vecinos se escondieron como se escondieron, mientras ella gritaba como gritaba y los niños corrieron como corrieron y el gobierno se hizo como el que hacía, pero todos supieron que no pasaría nada, y que de nuevo él haría lo que haría, y ella iba a quedar como iba a quedar, porque siempre ha sido tan igual como ha sido siempre”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Latiguillo dijo:

1

27 de febrero de 2015

14:34:30


Este minicuento puede utilizarse como sinopsis de la mayor parte de las películas y dramatizados de televisión en nuestro país.