ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Fuente: Granma Internacional. 12/04/98 pag.: 12

Foto: Juvenal Balán

"Actualmente en Cuba tocamos de manera diferente y nadie sabe cómo se llama, se baila de manera diferente y no tiene nombre, pues bien, nosotros le llamamos timba", así se expresó el compositor y director de Los Van Van, Juan Formell, durante la presentación de su nuevo CD Te pone la cabeza mala, que el músico Edmundo Pina comenta en esta misma página.

El intercambio de Formell con la prensa abarcó varios temas de mucha actualidad, algunos de ellos controvertidos, y que por momentos hizo aumentar la temperatura ambiental. Resultó de interés el intento de Formell de teorizar acerca de esta nueva sonoridad que han bautizado como timba, un intermedio -dice- entre el son cubano tradicional y la salsa.

La búsqueda de una explicación sobre este término la inicia Formell con su criterio de que actualmente en Cuba existe una fuerte competencia musical y se está "en uno de los mejores momentos en la historia de la música popular", aunque Formell realmente se está refiriendo a la música bailable, puesto que, como ya muchos músicos han venido replicando, la música popular cubana es mucho más amplia.

Según este músico, mítico en la música bailable, hay que remontarse a los primeros cambios introducidos por Revé, y a los más fuertes impulsados con su propia orquesta Van Van y por supuesto Chucho Valdés con Irakere. "Luego vendría Adalberto Alvarez que hace importantes cambios en la sonoridad y José Luis Cortés, quien había asumido lo aprendido con Irakere y Van Van, de las cuales formaba parte, y en NG La Banda da la estructura que asimilan los nuevos músicos".

Timba es lo que musicalmente está sonando en la Isla -expresa- y es algo difícil de explicar teóricamente, pero son cambios que hemos hecho partiendo de los bailadores, quienes hace unos cinco años se mueven de manera diferente. "Cada género musical, y Cuba tiene 20 ó 30, tiene un baile, y para mi criterio lo interesante es precisamente el bailador, que es quien da a conocer que hay algo nuevo en nuestra música.". El bailador -afirma- es el que motiva al músico a hacer cambios, es quien te da la medida de lo que hay que hacer.

Y verdaderamente parece tener razón, pues con su orquesta lleva casi 30 años en la cumbre de la popularidad. Precisa que ahora se baila diferente a la salsa, y el término lo lanza por nuevos comentarios. "Hubo un momento en que tuvimos que aceptar salsa por la situación internacional, era cuando estábamos a la defensiva, pero ahora estamos a la ofensiva y podemos decir no, no es lo que hacemos, es ya algo intermedio entre el son tradicional y la salsa".

El nuevo término, ¿es una estrategia? Bailamos y tocamos diferente y no teníamos un nombre -responde- y sí, teniendo una unidad de criterios artísticos vamos a entrar así al mercado, es una propuesta nueva y necesita un nombre nuevo, timba, un nombre sonoro como rumba, conga. Mario Rivera, cantante de la orquesta y considerado entre los mejores, apunta que se trata por demás de un término utilizado desde hace años por los estudiantes en las escuelas de arte, es para él un concepto musical de alto nivel y además una actitud musical.

Con mucho énfasis Formell señala que los músicos cubanos (leáse nuevamente los de las orquestas de música bailable) tienen derecho a hacer una propuesta nueva, y no seguir haciendo la de los años 50. Aquí, sin duda, entra en debate con otros músicos, maestros del son e incluso de su propia generación, quienes han tenido éxito manteniéndose en el son, aunque con algunos nuevos arreglos en las mezclas, como por ejemplo el grupo triunfador en la reciente entrega de los premios Grammy con el CD Buenavista Social Club.

Lo cierto es que en el ámbito musical hay muchos espacios y gustos, confirmado con el Grammy mencionado, pero también, por seguir en ese premio, por el alcanzado en latin jazz por el grupo Crisol, bajo la dirección del norteamericano Roy Hargrove con números y arreglos de Chucho Valdés. Para reafirmar su opinión, Formell organizó un concierto llamado "Somos lo que hay", con la presencia de su orquesta y de otras (no todas) que están en los primeros niveles de aceptación por los bailadores de la Isla, Paulito FG, Adalberto Alvarez, Issac Delgado, Manolín, NG y Charanga Habanera.

Tenemos una unidad de sonido y criterio, pero es una propuesta general y cada uno tiene su personalidad, responde cuando se le dice que "casi todos suenan parecido". Considera que su nuevo CD está muy bien balanceado en sus arreglos y sus textos y recuerda que ya se presentó en España y no pudieron en Estados Unidos porque fue pirateado antes.

Teniendo en cuenta que aun en Cuba son pocos los que tienen equipos para leer los CD (que por demás se venden en dólares), hubo interés en conocer cómo esta nueva producción llegaría a los bailadores, a quienes Formell dio tanta relevancia para su propia obra, y luego de algunos airados comentarios e intercambios, se supo que la disquera Caribe Productions va a venderla próximamente en casettes, en moneda nacional.

Van Van tiene una apretada agenda internacional este año: Brasil, Panamá y Argentina (abril), Uruguay y Francia (mayo), Estados Unidos (junio) y Europa (julio-agosto). Formell además anunció, sin fecha, que el todos estrellas hará presentaciones en Madrid, Barcelona, Canarias, París, Londres y Roma.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.